¿Qué es y cómo funciona la Ventilación mecánica controlada? - Infografía

Ventilación mecánica controladaLa ventilación mecánica controlada, VMC, es un dispositivo integrado en el edificio que funciona con una central de ventilación que fuerza la extracción del aire para renovarlo y garantizar así la calidad del aire interior. A través del siguiente artículo e infografía queremos aproximarnos al funcionamiento y las ventajas de la ventilación mecánica controlada en las viviendas. 

La Ventilación Mecánica Controlada (VMC) hace posible gestionar eficientemente el consumo energético a la hora de renovar el aire interior de un espacio.

Infografía Ventilación Mecánica Controlada

Más información:

Wolf-logo

www.wolfiberica.es

 

Tipos de sistemas de ventilación mecánica controlada 

  • Sistema de ventilación de simple flujo: Los sistemas de simple flujo introducen el aire nuevo directamente desde el exterior, lo que provoca un desequilibrio de temperatura en la habitación. Estos sistemas pueden ser autorregulables o higrorregulables.
    • Simple flujo autorregulable: Las entradas de aire y las bocas de extracción modifican la superficie de paso del aire de manera automática y en función de la presión que este ejerza. 
    • Simple flujo higrorregulable: Las superficies, tanto de entradas como las bocas de extracción se ajustan de manera automática a la humedad del lugar en el que se ubican.
  • Sistema de ventilación de doble flujo con recuperador de calor: Son unos sistemas más complejos, ya que se recupera una parte de la energía del aire extraído. La VMC de doble flujo extrae el aire viciado de la habitación y lo renueva con aire nuevo.  La particularidad esencial de un sistema de doble flujo es que consigue impulsar el aire nuevo a una temperatura próxima a la temperatura interior de la estancia, lo que permite un ahorro de energía tanto en verano como en invierno y mejora en gran medida el confort en las salar.

A pesar de que la instalación es más compleja, su uso reporta un gran beneficio económico. Actualmente es la solución para las viviendas que requieran un alto nivel de rendimiento energético y por supuesto, imprescindible en la construcción de las llamadas casas pasivas

¿Cómo funciona un sistema de ventilación mecánica de doble flujo?

El aire viciado se extrae siempre desde las estancias húmedas, como la cocina, el baño o el aseo. Así, evitamos que el aire viciado se expanda por toda la casa. En cambio, el flujo de impulsión alimenta con aire nuevo las estancias secas como las habitaciones y el comedor. 

Flujo de impulsión = aire nuevo.
Flujo de extracción = aire viciado con vapor de agua, olores, dióxido de carbono y otros elementos contaminantes del aire interior.

Dentro de un sistema de VMC podemos distinguir:

  • Entradas de aire: Esta parte dispone de abertura en la conexión entre el exterior y la estancia; así dirige el flujo adecuadamente evitando filtraciones.
  • Bocas de extracción: Sirven para la extracción, ya que comunica la vivienda con el exterior a través del grupo. Está ubicado en los cuartos húmedos.
  • Grupos de VMC: Son dispositivos de mecanizado que comunican las bocas de extracción con el exterior, renovando el aire de forma continua. Existen una amplia gama de grupos en función de las necesidades del sistema. La gran mayoría de estos aparatos cuentan con un recuperador de calor, que recuperan un porcentaje muy elevado de la energía usada para la climatización del aire del local que de lo contrario se derrocharía.
  • Conductos: Comunican la boca con el grupo, y este a su vez con el exterior.

¿Por qué ventilar? Ventajas de la Ventilación Mecánica Controlada

Por confort

Un espacio correctamente ventilado, aumenta el confort y el rendimiento. Una persona o mascota exhala alrededor de 10 litros de líquido al día y 19 litros de Co2 por hora por la respiración. La acumulación de CO2 por encima de 1.200 ppm disminuye la capacidad de aprendizaje en un 30% y aumenta los fallos mecanográficos en un 50%. 

Por salud

El aire de una vivienda se contamina por olores de la cocina, humo y sustancias que causan alergias. A través de la ventilación se evita la proliferación de bacterias, moho y ácaros de polvo, que provocan problemas de salud, como irritación de nariz, dolor de cabeza o rinitis crónica. Los sistemas de ventilación mecáncia son idóneos para personas alérgicas ya que depuran con filtros el aire que entra del exterior.

Por eficiencia

Abrir las ventanas para airear no es lo mismo que ventilar. Aireando la casa baja la temperatura drásticamente, mientras que la calidad del aire sólo se mejora muy lentamente. Una ventana abierta duplica la demanda de calefacción de una estancia. 

Por normativa 


Las nuevas directivas europeas de eficiencia energética incitan a reducir drásticamente los consumos energéticos de las viviendas mediante aislamiento y ventilación mecánica.  Ventilar es necesario y se ha de realizar de la manera más inteligente posible para aprovechar la ventaja energética que ofrece la mejora de los aislamientos.
 

Modificado por última vez enMartes, 20 Marzo 2018 11:35
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes