Logotipo Caloryfrio
Menu
Paneles para aislamiento térmico y acústico de cubiertas ventiladas ISOVENT® de Isosystem

Paneles para aislamiento térmico y acústico de cubiertas ven…

Isosystem, líder italiano en aislamiento...

Soluciones de eficiencia energética de Orkli

Soluciones de eficiencia energética de Orkli

Si preguntáramos a un ni&ntild...

Nueva tarifa de Mitsubishi Heavy Industries 2020

Nueva tarifa de Mitsubishi Heavy Industries 2020

Mitsubishi Heavy Industries, marca ja...

Prev Next

Ventilación forzada en viviendas ¿qué es y cómo funciona?

El Sistema de ventilación, junto con la iluminación y el cumplimiento de unas dimensiones y superficies mínimas para cada estancia, son condiciones básicas para garantizar la habitabilidad, la salubridad e higiene y la calidad del aire interior en una vivienda. El sistema de ventilación forzada en una vivienda tiene como objetivo garantizar la calidad del aire interior para los usuarios de la misma, ya sea por medios mecánicos o naturales. En este artículo te explicaremos por qué la ventilación forzada es una solución para cumplir con la normativa que exige un nivel de calidad de aire interior de las viviendas, qué componentes forman un sistema de ventilación forzada y cómo funciona un sistema de ventilación de doble flujo. 

Exigencia normativa para garantizar la calidad del aire interior mediante la ventilación forzada 

Desde el punto de vista normativo, es necesario cumplir con las exigencias de calidad del aire interior del Documento Básico de Salubridad (DB HS) del Código Técnico de la Edificación (CTE). En la sección HS3 se establece la caracterización y cuantificación de la exigencia así como las condiciones de diseño y dimensionado del sistema de ventilación. Todo ello de aplicación en edificios de viviendas.

Para garantizar la adecuada renovación del aire se deberá de aportar aire exterior suficiente para reducir los contaminantes. El caudal de aire calculado para su renovación será tal que permita:

  • Diluir la concentración de CO² acumulado generado de forma habitual en la vivienda por la presencia de personas.
  • Extraer la humedad generada en el interior debido a las actividades de higiene, lavado o secado de la ropa principalmente.
  • Eliminar los contaminantes que se desprenden de los materiales de construcción, mobiliario y acabados presentes en el interior de la vivienda, como los compuestos orgánicos volátiles presentes en pinturas, plásticos o productos de higiene personal y de limpieza.
  • Evacuar los vapores, humos, olores, etc.,  generados como consecuencia del uso de la zona de cocción en las cocinas.
  • En determinados casos, también puede ser una estrategia eficaz para reducir la concentración de radón, como medida complementaria. 

Este artículo es posible gracias al patrocinio de JAGA. Para saber más sobre sus sitemas de ventilación, haz clic aquí:
JAGA logo
www.jagaventilacion.com

Ventilación natural y forzada

Según la normativa para la calidad del aire interior de aplicación en vivienda, el sistema general de ventilación debe de ser totalmente mecánico o híbrido. En este último caso, unas veces natural y otras con extracción mecánica. La ventilación natural como única opción no es admisible.  No obstante sí se considera como sistema complementario, la ventilación natural de la vivienda a través de ventanas y puertas exteriores practicables. 

Componentes principales del sistema de ventilación forzada

El sistema general de ventilación de la vivienda contará con los elementos necesarios para que el aire exterior entre en la vivienda a través de las estancias secas hacia las húmedas. Para ello contará con:

  • Aberturas de admisión en estancias secas como comedores, salones y dormitorios. Estas aberturas comunicarán directamente con el exterior cuando el sistema de ventilación sea híbrido.
  • Aberturas de paso en las particiones que separan las estancias secas de las húmedas.
  • Aberturas de extracción en estancias húmedas como cocinas, baños y aseos.
  • Conducto de extracción que podrá ser compartido por aseos, baños y cocinas e incluso con trasteros si los hubiera, para la ventilación general de la vivienda

Además del sistema general de ventilación, las viviendas contarán con un sistema adicional exclusivo para la extracción de vapores y contaminantes de la cocción de alimentos en la cocina. Dicho sistema deberá de disponer de extracción mecánica y conducto de extracción independiente del resto de conductos de la ventilación general.

¿Cómo funciona un sistema de ventilación mecánico de doble flujo?

Cuando el sistema general de ventilación de la vivienda es totalmente mecánico, el aire de admisión entra en la vivienda por una única abertura y es conducido por medios mecánicos hacia cada una de las estancias secas. A partir de ahí el aire circula hacia las estancias húmedas, desde donde se extrae puntualmente para hacerlo circular hacia la abertura de extracción que comunica con el exterior.

Una de las ventajas de instalar un sistema de ventilación mecánica en la vivienda puede ser la posibilidad de incluir un recuperador de calor. Un aparato que permite aprovechar el calor contenido en el aire de extracción para pre-acondicionar por ejemplo en invierno el aire frío que entra del exterior, a una temperatura menor, para la renovación del aire. Es lo que se conoce como sistema de ventilación mecánico de doble flujo. Un concepto que se ha hecho bastante popular en los últimos años ya que el sistema de construcción de alta eficiencia energética Passivhaus lo incluye como uno de los principios básicos para su aplicación en el diseño y construcción de edificios bajo dicho estándar. Un sistema que permite ahorrar en el consumo de energía tanto en invierno como en verano, por su alta eficiencia energética, en edificios diseñados y construidos para alcanzar la mayor hermeticidad posible con un alto grado de aislamiento y en ausencia total de puentes térmicos en su envolvente térmica.

Ventilación de doble flujo en una vivienda

Ya sea de un modo o de otro, la ventilación forzada en las viviendas es un requisito imprescindible.  Una ventilación deficiente repercute de manera negativa en la salud de los usuarios y también en la durabilidad de los materiales de construcción evitando patologías relacionadas con el exceso de humedad en el interior de la vivienda. En este sentido la ventilación mecánica puede ser más efectiva que la ventilación natural, la cual depende de la acción del viento y/o de la existencia de la diferencia de temperatura entre el punto entrada y de salida. Pero será necesario encontrar un equilibrio entre la exigencia de calidad del aire y el consumo energético por su funcionamiento. Incluso a pesar de que exista la opción de instalar un recuperador de calor, será necesario evaluar la idoneidad de dicho aparato.

Este artículo es posible gracias al patrocinio de JAGA. Para saber más sobre sus sitemas de ventilación, haz clic aquí:
JAGA logo
www.jagaventilacion.com

Modificado por última vez enLunes, 10 Agosto 2020 12:51
volver arriba

Ventilación forzada de doble flujo EVO de Siber

La ventilación forzada para combatir la polución en las ciudades

Rehabilitación energética: conceptos clave - Entrevista a Oscar Del Rio (Knauf Insulation)

Consejos para aislamiento de fachada ventilada, SATE o morteros - Tabiraterm

Jaga Climate Designers: filosofía sostenible, climatización renovable y ventilación eficiente

Morteros autonivelantes de anhidrita para suelo radiante ANHIVEL

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes