Logotipo Caloryfrio
Menu
Cálculo de bomba de calor con placas solares fotovoltaicas ¿se amortiza la inversión?

Cálculo de bomba de calor con placas solares fotovoltaicas ¿…

¿Va a ser mi sistema solar fotovoltaico ...

Conoce las nuevas funcionalidades de la web de BAXI para facilitar la búsqueda de un equipo de aerotermia

Conoce las nuevas funcionalidades de la web de BAXI para fac…

BAXI ha incorporado en su web nuevas fun...

El mercado de los gases renovables: presente y futuro del biogás y el hidrógeno [VÍDEO]

El mercado de los gases renovables: presente y futuro del bi…

Caloryfrio.com asiste al II Salón del Ga...

Econward, un puente real entre la gestión de residuos y la producción de renovables

Econward, un puente real entre la gestión de residuos y la p…

La empresa española Econward dispone de ...

Prev Next

¿Qué es el Biometano? Un gas renovable clave para el futuro

Planta de generación de biometano Genia BioenergyEn el momento actual, con la crisis energética y de suministros provocada por la situación geopolítica, las energías renovables y la capacidad de autoabastecimiento se convierten en un punto estratégico para la Unión Europea.

Entre las fuentes renovables destaca el biometano por su capacidad para sustituir el consumo de gas natural en la mayoría de sus usos actuales sin necesidad de invertir en la actualización de los consumidores, ya sean domésticos, industriales o en vehículos. Tanto es así que la Comisión Europea ha duplicado el objetivo de producción interna de biometano para 2030 hasta 35.000 millones metros cúbicos anuales en la acción REPowerEU (Marzo 2022) como reafirmación del European Green Deal.

El biometano es un gas de origen renovable generado por la digestión anaerobia de residuos y subproductos orgánicos y la posterior purificación del biogás generado en la digestión. Este proceso consiste esencialmente en la separación del biogás en dos corrientes: el biometano (con riquezas superiores al 97%) y el Off-gas, principalmente CO2 de origen biogénico. Es el alto contenido en metano el que lo convierte en la alternativa real y a corto plazo para sustituir entre el 15-20% del consumo de gas en España.

Pero no sólo eso. El biometano se convierte en una herramienta indispensable para la implantación de esquemas de circularidad a mediana y gran escala, permitiendo la valorización de residuos sin necesidad de que haya un consumo local. Esta limitación sí que existe con el biogás que no puede ser comprimido ni inyectado en la red de gas natural y por tanto tiene que ser aprovechado en la ubicación en la que se produce.

Cadena de valor del biogás

Fuente: IDAE

Así pues, por la parte energética, el biometano permite descarbonizar cualquier consumo de gas que esté conectado a la red de gas natural, pero también puede ser comprimido (GNC) o licuado (GNL) para su uso industrial o en el transporte por carretera o marítimo, en sustitución de combustibles fósiles como el diésel, el fuel o el gas natural fósil. Este potencial de descarbonización es posible gracias a una doble componente: su origen renovable y la captura de emisiones relacionada con la gestión de residuos.

 

Este segunda es la que lo califica como un verdadero paradigma de la economía circular, ya que permite reintegrar en la cadena de valor industrial multitud de corrientes secundarias industriales y del sector primario. Desde estiércoles y purines hasta lodos de depuradoras, pasando por cualquier residuo orgánico de sectores tan diversos como el cárnico o la producción de biodiesel. Durante el proceso de digestión anaerobia se produce una importante mitigación de emisiones frente a los métodos tradicionales de gestión como aplicación agrícola, compostaje o depósito en vertedero, y esto acaba aportando un gran valor de descarbonización al biometano. 

Biometano en España: garantías de origen y oportunidades

Actualmente, es necesario que a nivel español se acabe de definir un esquema de garantías de origen que permita validar y certificar el potencial de desimpacto del biometano. Es importante que este esquema de certificación tenga en cuenta las diferencias que existen entre biometanos de distintas fuentes, con el objetivo de que aquellos con las mejoras prácticas y que solucionan la gestión de residuos más contaminantes también sean aquellos que aporten un mayor potencial de descarbonización. Estas garantías permitirán al biometano producido en España poder acceder al mercado europeo, ya que actualmente sólo se puede acceder a través de certificaciones privadas según el esquema del ISCC.

Si se tiene en cuenta el impulso del REPowerEU, junto con las nuevas directivas de residuos, de suelos y energéticas, así como la Estrategia “Farm to Fork”, existe un ambiente totalmente favorable al desarrollo del sector. Más aún en España donde existe un enorme desfase entre el potencial de biometano (alrededor de 32 TWh/año según varias fuentes) y el que se está generando actualmente, con apenas dos plantas inyectando gas en la red.

Este potencial está considerando las diversas fuentes orgánicas disponibles y accesibles, es decir, aquellos materiales residuales que pueden ser recogidos y valorizados industrialmente. En el sector ganadero, con un sector porcino líder en Europa y una importante cabaña ganadera de vacuno de leche, de broiler y de ponedoras, se tiene una oportunidad para implantar soluciones técnicas que reduzcan el impacto de éstos en el medioambiente. Estos materiales además, se pueden combinar en codigestión con los subproductos agrícolas y agroindustriales con el objetivo de mejorar la eficiencia del proceso de producción de biometano.

 

También hay que tener en cuenta los residuos producidos en el ámbito urbano y de consumo que cada vez cobran una mayor relevancia. En las zonas metropolitanas se cuenta con dos importantes fuentes: la fracción orgánica de residuos urbanos (FORSU) y los lodos de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR). La FORSU además con cada vez mayores restricciones para ser llevada a vertedero y por tanto que requiere de métodos de valorización alternativos como la digestión anaerobia.

En las zonas urbanas hay que considerar dos flujos en aumento como lo son los subproductos industriales de platos preparados y los residuos comerciales de mercados y supermercados, los conocidos como “foodwaste” y que siempre que no puedan ser usados para alimentación animal se convierten en una excelente fuente de biometano.

Así pues, tanto en las zonas rurales como en las urbanas existen oportunidades para el desarrollo de proyectos de biometano. 

La versatilidad del biometano

Otro punto importante es la versatilidad de la digestión anaerobia para tratar materiales que tradicionalmente no se han gestionado por esta vía pero que tienen un alto potencial de producción de biometano. Dos claros ejemplos son el alperujo (subproducto de la producción del aceite de oliva) y la paja de arroz (con pocas opciones de valorización) que con procesos de digestión específicos pueden aportar una parte importante de la producción española de biometano. Además, esto resolvería importantes problemas relacionados con la contaminación atmosférica local, en el primer caso por la combustión de orujillo, en el segundo por las quemas agrícolas para deshacerse de ella. Por tanto, la producción de biometano puede ser también una herramienta de desimpacto de actividades tradicionales.

Finalmente, es importante remarcar que la digestión anaerobia no es sólo una valorización energética de residuos, sino que el proceso actúa como una verdadera biorrefinería con distintas corrientes potencialmente valorizables. Como cualquier desarrollo tecnológico hay algunos procesos que están comercialmente maduros y otros en fase de desarrollo o incluso de investigación, pero las opciones son múltiples y algunas casi de ciencia ficción.

En primer lugar, el biometano no se debe de considerar sólo como una fuente de energía térmica, sino que una molécula de metano biogénico puede ser el origen de hidrógeno verde mediante reformado, pero también una fuente para la producción de proteína microbiana para sustituir proteína de origen vegetal o animal.

Siguiendo con las corrientes generadas, el dióxido de carbono biogénico (obtenido en el upgrading) tiene múltiples aplicaciones industriales tradicionales, pero también puede ser materia prima para la producción de combustibles líquidos o de productos de alto valor añadido.

El material resultante de la digestión, el digestato, constituido por la parte no degradada de los residuos es una excelente materia prima para la producción de compost o fertilizantes orgánicos, cerrando así el ciclo de carbono y nitrógeno natural, al devolver estos nutrientes al suelo. En algunos casos, del digestato también se pueden obtener ácidos grasos volátiles con aplicaciones en la producción de alimentación animal o en la producción de bioplásticos.

Así pues, queda patente el potencial de biometano, así como del biogás, como una verdadera herramienta de descarbonización tanto de las industrias tradicionalmente vinculadas como de las que son meras consumidoras de energía.

Modificado por última vez enJueves, 24 Marzo 2022 12:20

¿Te ha resultado útil? Compártelo

volver arriba

I CONGRESO BIORREFINO

Bomba de calor todo en uno Multi + de Daikin

El mercado de los gases renovables en España | II Salón del Gas Renovable

El hidrógeno verde como vector energético | PODCAST

Aerotermia Ecodan, el sistema más eficiente de Mistubishi Electric

El mercado del autoconsumo solar en 2022

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes