Arreglar un grifo que gotea

Grifo que goteaQue el grifo gotee es uno de los problemas de fontanería doméstica más común, que supone un gran despilfarro de agua y por lo tanto de dinero, que perdemos gota a gota por el desagüe. Arreglar un grifo que gotea no es extremadamente difícil.

 

Generalmente, el problema del goteo se debe al deterioro de la zapata o junta del cierre. Esta goma es la que se presiona cuando cierras la llave de paso y es la que evita que el agua salga por el grifo.

Para sustituir esta goma por una nueva, debemos desarmar el grifo. Antes de hacerlo, debemos cerrar bien la llave de paso y dejar que salga por el grifo todo el agua que había en la tubería.

Empieza levantando con un cuchillo las tapas de plástico de color, que ocultan los tornillos. Con un destornillador que entre en el hueco, quita los tornillos y retira las llaves tirando de ellas hacia fuera con fuerza porque son difíciles de sacar.

Ayudándonos de una llave inglesa se afloja la tuerca que sujeta la llave, el cabezal, lo que permitirá sacar el mecanismo interno. No utilices mordazas o alicates, pues arañarían el cromado de la tuerca.

Una vez hayas localizado la zapata o goma deteriorada, lo mejor es acudir con ella a una ferretería para que te proporcionen exactamente el mismo modelo o uno compatible con tu grifo.

En un principio, con esta acción debería solucionarse el problema, aunque hay otros motivos por los que tu grifo puede perder agua, como el deterioro de las juntas, la base, las manillas, etc.

Consejo de Caloryfrio.com: Recuerda que antes de intentar arreglar cualquier aparato doméstico por nosotros mismos o si no estamos seguros de estar capacitados para ello, es conveniente contactar con un instalador de confianza.

Modificado por última vez enLunes, 09 Junio 2014 11:31
Más en esta categoría: Reciclaje de aguas grises Ecohoe »
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes