El Gobierno autoriza la firma del Acuerdo de Paris contra el cambio climático

cambio-climatico

El 12 de diciembre de 2015 la XXI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, celebrada en la capital francesa, alcanzó el Acuerdo de París. Por primera vez, se asumió el compromiso internacional de sumar los esfuerzos de todos los países en la lucha contra el cambio climático y se alcanzó un compromiso por parte de los gobiernos para iniciar un nuevo modelo de desarrollo bajo en carbono.

La ratificación de dicho acuerdo requiere de la aprobación de los respectivos gobiernos. Por este motivo, el pasado viernes día 8 de abril el Consejo de Ministros en funciones autorizó, a propuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la firma del Acuerdo de París, un hito de la comunidad internacional en la lucha contra el cambio climático. El principal objetivo del acuerdo: limitar el incremento de la temperatura media global por debajo de los 2ºC, y adoptar los mecanismos necesarios para no superar los 1,5ºC.

 “El Acuerdo de París para este Gobierno es un hito histórico en la lucha contra el cambio climático, fundamental para la promoción de un desarrollo bajo en emisiones, resiliente al clima y sostenible. Supone un avance muy importante de la comunidad internacional, que por primera vez consigue una participación universal de todos los países y abre importantes oportunidades para el desarrollo sostenible y bajo en emisiones, en el que la innovación, las inversiones y las nuevas tecnologías juegan un papel clave”, apuntó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Acuerdo de Paris

El texto del Acuerdo, compuesto por un preámbulo y 29 artículos, tiene como objetivo evitar que el incremento de la temperatura media global del planeta supere los 2ºC respecto a los niveles preindustriales e intenta lograr, además, esfuerzos adicionales que hagan posible que el calentamiento global no supere los 1,5ºC.
Pero no es este el único objetivo, El artículo 2.1 del Acuerdo de Paris resume de forma clara los tres aspectos fundamentales que deben perseguir los países para la consecución de los objetivos fijados. Estos son:

  • Mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 ºC con respecto a los niveles preindustriales, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático
  • Aumentar la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y promover la resiliencia al clima y un desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, de un modo que no comprometa la producción de alimentos
  • Elevar las corrientes financieras a un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

El Acuerdo reconoce la importancia de ir incrementando la intensidad de los compromisos con objetivos cada vez más ambiciosos para lo cual establece un ciclo de revisión mediante el cual se deberá hacer balance cada cinco años del grado de cumplimiento de todas las medidas nacionales puestas en marcha para alcanzar el objetivo de los 2º C. La Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Acuerdo de París hará su primer balance mundial en 2023.

Todos los países deberán preparar, comunicar y mantener sus contribuciones establecidas a nivel nacional para luchar contra el cambio climático y deberán adoptar medidas de mitigación y adaptación internas con el fin de alcanzar los objetivos de esas contribuciones.

los países desarrollados se comprometen a movilizar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 a través de fuentes públicas y privadas

Marco de cooperación global

En relación a los aspectos en el ámbito de la cooperación global, el Acuerdo destaca “la importancia del apoyo prestado a los esfuerzos de adaptación y de la cooperación internacional en esos esfuerzos, y la importancia de que se tomen en consideración las necesidades de los países en desarrollo, en especial de los que son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático”. Asimismo, se fortalece el marco de cooperación global, a fin de que los países en desarrollo más vulnerables al cambio climático puedan afrontar mejor las pérdidas y daños derivados de éste.

Para alcanzar los objetivos recogidos en este Acuerdo, los países desarrollados se comprometen a movilizar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 a través de fuentes públicas y privadas, compromiso que se revisará al alza antes de 2025. Respecto de los países en desarrollo se establece la posibilidad de que participen, voluntariamente, en materia de financiación, aumentando así por primera vez la base de donantes en la lucha contra el cambio climático.

Otros de los grandes pilares del Acuerdo es el marco de transparencia común para todos los países que proporcionarán información sobre emisiones y absorciones de gases de efecto invernadero y sobre el apoyo en forma de financiación, transferencia de tecnología, etc., ya sea proporcionado o recibido.
Su entrada en vigor se producirá, tal y como declara el artículo 21 del Acuerdo “al trigésimo día contado desde la fecha en que no menos de 55 Partes en la Convención, cuyas emisiones estimadas representen globalmente un 55% del total de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, hayan depositado sus instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión.

París recoge 189 Planes Nacionales de lucha contra el cambio climático, que cubren el 97% de las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Nueva York, 22 de abril

El Acuerdo de París se abrirá a la firma en una ceremonia en la sede de Naciones Unidas en Nueva York el próximo 22 de abril, en la que está previsto que participen la Unión Europea y sus Estados Miembros. Esta ceremonia trata de mantener el impulso en la agenda climática tras la Cumbre de París y refrendar los compromisos adoptados en diciembre del año pasado en la capital francesa.

Con la firma del acuerdo, España ratificará su compromiso con la lucha contra el cambio climático, reforzando las políticas impulsadas hasta la fecha por este Gobierno que han permitido cumplir con el Protocolo de Kioto y sitúan a nuestro país en la senda de compromiso con las obligaciones fijadas de aquí al año 2020.

El Acuerdo de París es un hito histórico en la lucha contra el cambio climático y supone un éxito de la comunidad internacional que por primera vez consigue una participación universal de todos los países. París recoge 189 Planes Nacionales de lucha contra el cambio climático, que cubren el 97% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Abre importantes oportunidades para la promoción de un desarrollo sostenible y bajo en emisiones en el que la innovación, las inversiones y las nuevas tecnologías jugarán un papel clave. La Unión Europea ha sido un actor clave en el éxito de París, al crear puentes entre las distintas posiciones de los países y liderar la Coalición de la Ambición, una alianza entre países desarrollados y en desarrollo que, al unísono, transformó la dinámica de las negociaciones para alcanzar un acuerdo ambicioso en París. Además su papel de liderazgo está legitimado por su ambicioso paquete legislativo para cumplir con los compromisos adoptados en París.

Fuente: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente
 

Modificado por última vez enViernes, 15 Abril 2016 13:16
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes