¿Qué es un edificio de consumo casi nulo? Elementos clave que los definen


Edificios de consumo de energía casi nulo (EECN)Un edificio de consumo casi nulo (EECN) es aquel que cumple dos principios fundamentales. Por un lado, que su nivel de eficiencia energética sea muy alto y por otro lado, que la baja cantidad de energía requerida por el mismo, proceda en muy amplia medida de fuentes de energía renovable, bien producidas in situ o en su entorno. Así lo define actualmente el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril. Esta definición no concreta los requisitos concretos que deben cumplir estos edificios en nuestro país. Para conocer la definición definitiva y los límites establecidos, debermos esperar a la actualización del CTE que llegará con retraso en 2019. 

Lo que sí que obliga ya la definición europea es que la demanda de los nuevos edificios sea muy baja, de manera que los modelos desarrollados actualmente plantean intervenciones sobre los siguientes elementos: Medidas pasivas relacionadas con el diseño y la calidad constructiva, instalaciones y equipos de alta eficiencia, fuentes de energías renovables propias o del entorno, elementos de control y gestión para la optimización de la eficiencia (domótica, hábitos,...).

El cumplimiento de estos objetivos está transformando muchos de los procedimientos de diseño, construcción y gestión de los edificios hacia una mayor eficiencia energética. Y no es un asunto del futuro, sino de un presente muy cercano. Y es que a partir del 1 de enero de 2019, todos los edificios públicos de nueva construcción deberán ser de consumo de energía casi nulo, y a partir de 2021 todos los edificios de nueva construcción deberán cumplir con este criterio.
La transición hacia un parque de edificios casi nulo dependerá en gran parte de la aplicación de los principios de la construcción pasiva, tanto en edificios nuevos como en los ya existentes.

Para comprender mejor los elementos clave que definen actualmente a los edificios de consumo casi nulo, hemos diseñado la siguiente infografía:

 

Infografía sobre edificios de consumo de energía casi nulo

Normativa edificios consumo casi nulo

A nivel europeo, es la Directiva Europea 2010/31/UE, la que define los criterios concretos por los que un edificio se considera de consumo de energía casi nulo (EECN o nZEB en inglés), aunque esta directiva europea permite también que sea cada país quien defina, en función de sus características singulares, qué es un edificio de consumo energético casi nulo.

En España, los requisitos mínimos que deberán satisfacer los edificios de consumo casi nulo vendrán determinados por el Código Técnico de la Edificación. Estos requisitos deberán seguir los fijados desde Europa, aunque la propia directiva permite que cada país se aleje en torno a un 15% de sus cifras generales.

En la actualidad, desde el Ministerio de Fomento se trabaja en la actualización del Código Técnico de la Edificación, en concreto del Documento Básico DB HE Ahorro de Energía, después del periodo de pública audiencia para adaptarlo a los objetivos comunitarios tendentes a un modelo de construcción de baja demanda energética y menor impacto medioambiental.

La directiva 2010/31/UE también establece en su artículo 4 que “los requisitos mínimos de eficiencia energética se revisarán periódicamente a intervalos no superiores a cinco años”, para adaptarse así a las nuevas tecnologías que vayan surgiendo. 

Elementos clave para definir los EECN

Consumo de energía total del edificio

Se calculará en función de las necesidades de consumo de energía que presente el edificio, donde se establecerán ciertos límites.

Se trata de un indicador numérico de uso de energía primaria expresado en kWh/m2 /año.

Hay varios indicadores que establecerán ciertos límites: 

Energía Primaria no renovable
Se tratará de limitar al máximo posible el consumo de energía procedente de fuentes no renovables. Para lograrlo, debe reducirse al máximo la demanda y/o mejorar la eficiencia energética de las instalaciones.

Energía primaria total
Entendida como la energía consumida por el edificio procedente de fuentes renovables y no renovables que no ha sufrido ningún proceso de conversión o transformación.

Emisiones del edificio

Emisiones totales de un edificio también desagregadas por usos (calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria e iluminación).
Se mide en Kg CO2 / m² / año.

Transmitancia térmica de la envolvente


Se tendrán en cuenta indicadores que harán referencia a la calidad de la envolvente del edificio. 

El objetivo del indicador de Transmitancia Térmica Global (K = H´T/A) es asegurar la eficiencia de la envolvente térmica en relación a la transmisión de calor, teniendo en cuenta el volumen habitable protegido y su superficie de intercambio térmico con el exterior.

Todo edificio que no aporta una buena envolvente, bien aislada y con un control riguroso de las infiltraciones de aire indeseadas y de los puentes térmicos, estará obsoleto. 

Los edificios pasivos o de consumo casi nulo también se caracterizan por aprovechar al máximo la luz y el calor del sol. 

Uso de energías renovables

A falta de la aprobación definitiva del nuevo CTE, desde el ministerio de fomento han adelantado que la exigencia de porcentaje fijo de contribución mínima de energías renovables, pasará al 70% en el nuevo DB HE. También se flexibiliza la exigencia permitiendo el uso de cualquier energía renovable. 

Calidad del aire interior

Al aumentar el aislamiento y la estanqueidad de las envolventes en los EECN, la ventilación mecánica controlada se perfila como el método necesario para garantizar la calidad del aire interior de los edificios, un asunto de vital importancia para garantizar la salud de sus habitantes. Los sistemas de ventilación con recuperación de calor, además, favorecen la eficiencia energética del edificio, otro de los elementos clave de los EECN.  

Máxima eficiencia energética

Los edificios pasivos llevan la eficiencia energética al extremo. Desde la orientación, la envolvente del edificio y aprovechando al máximo la energía del sol se consigue que la demanda energética para su climatización sea realmente baja y con una calidad del aire interior muy elevada. 

Estándares de casa pasiva (Estandar Passivhaus)

En paralelo al proceso regulatorio que se está desarrollando en los Estados miembros, hay varias iniciativas y normas voluntarias orientadas a optimizar la eficiencia energética de los edificios, que cumplen los criterios de EECN y son utilizados en algunos casos como referencias para elaborar las definiciones nacionales. 

Es el caso del Estandar Passivhaus, del que hemos hablado en Caloryfrio.com en numerosas ocasiones, establece unos indicadores más exigentes para considerar un edificio de consumo casi nulo. El estándar Passivhaus, aplicado el clima español, exige una demanda de energía necesaria para calefacción y/o refrigeración menor o igual a 15kWh/m² al año. Establece unas condiciones de control mucho más rigorosas que el CTE, y la energía primaria utilizada por la edificación no debe superar los 100 kWh/m² al año, incluyendo todos los consumos vinculados con el uso del edificio (también electrodomésticos, electricidad auxiliar etc.). 

Además del Estandar Passivhaus, también existen otros estándares que se utilizan como referencia hoy en día para la construcción de edificios de muy bajo consumo, como son el certificado BREAM o el LEED. 

Edificios de consumo de energía casi nulo: nueva construcción y rehabilitación

La actualización del CTE definirá también cómo se tendrán que adaptar los edificios ya existentes a las nuevas exigencias de eficiencia energética. Tan solo 8 países han establecido requisitos de EECN para los edificios existentes. En cuatro casos (Alemania, Austria, Francia y Bruselas Región Capital) los requisitos para las renovaciones de edificios existentes son menos estrictos que los establecidos para los edificios nuevos.

A la hora de rehabilitar edificios, también se verán afectados por la normativa de consumo casi nulo incluso para los de uso privado, si bien a partir de 2021.
En el caso de España, como ya hemos comentado, la definición de los requerimientos para los edificios de consumo casi nulo existentes y de nueva construcción está en fase de desarrollo.
 

Modificado por última vez enMiércoles, 05 Diciembre 2018 12:02
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes