¿Qué es un interacumulador?

interacumuladorLos interacumuladores son aparatos que producen una acumulación de agua caliente para uso sanitario. Para funcionar, un interacumulador siempre necesita estar conectado a una fuente de calor externa, generalmente una caldera sólo calefacción, pero también, por ejemplo, un panel solar o una estufa de leña. A través de un serpentín integrado en el interacumulador, el agua caliente primaria, producida por la fuente de calor externa, calienta el agua sanitaria que se encuentra dentro del mismo depósito.

El interacumulador generalmente está predispuesto para el montaje de un termostato, que controla la temperatura del agua sanitaria almacenada en su interior, activando la fuente de energía externa.

Eventualmente, el interacumulador puede estar dotado también de una resistencia eléctrica, que puede constituir un sistema de calefacción alternativo cuando el generador externo no esté en función.

Para garantizar el máximo confort, los interacumuladores están dotados generalmente de un enlace para la recirculación del agua caliente sanitaria, que se puede utilizar, mediante una instalación oportuna, para permitir que el agua caliente esté inmediatamente disponible también en los puntos que se encuentran más lejos del depósito.
En base al tipo de instalación, los interacumuladores se dividen en murales y de pie.

Tipos de interacumuladores

La marca Fagor, fabricante de interacumuladores, nos presenta la oferta de interacumuladores que existe en el mercado y sus componentes:

Interacumuladores murales de 50 a 150 Litros

Actualmente, Fagor fabrica Interacumuladores AFE de 75, 100, 150 y 200 litros. A partir de ahora, con la nueva fábrica, la tecnología a utilizar será la misma para el calderín produciéndose los cambios en la parte del serpentín, ya que este debe situarse lo más bajo posible, para garantizar el calentamiento de todo el volumen útil del acumulador.

En cuanto a los diámetros exteriores serán los mismos que los actuales. Habrá uno para el de 50 litros (380 mm) y otro para los de 75, 100 y 150 litros (500 mm) siendo  todos los interacumuladores con forma redondeada.

Interacumuladores de camisa y sobresuelo de 150 a 300 litros

Estos interacumuladores serán de un diámetro exterior de 570 mm. Hay 2 tecnologías posibles para el calderín: Inoxidable o esmaltado. La tecnología seleccionada es el esmaltado, ya que en la fábrica habrá una sección específica de esmaltado.

Dependiendo de su uso, será de dos tipos: de camisa y de serpentín (Único o doble):

INTERACUMULADORES DE CAMISA COMPACTOS DE 150 A 300 LITROS

interacumulador
Estos interacumuladores serán de instalación horizontal sobre el panel solar

El esquema es el siguiente:

 

interacumulador

 

Consta de cinco orificios, los cuales son:

U.-       Salida de A.C.S. (Agua Caliente Sanitaria)

E.-       Entrada de A.C.S.

V.-       Conexión Válvula de seguridad

R.-       Retorno a la instalación (del interacumulador al captador)

M.-      Entrada de la instalación (del captador al interacumulador)

 

En la parte lateral tiene la sonda de Tª y ánodo de magnesio.

Con un mismo diámetro de 570 mm y cambiando la longitud podemos cubrir todos los litrajes que son: 150, 200, 250 y 300 litros. El aislamiento será de poliuretano y la envolvente de acero. En ningún caso llevarán soportes de pared.

 

INTERACUMULADORES DE UN SERPENTÍN DE 150 A 300 LITROS

interacumulador

 

Estos interacumuladores serán de instalación vertical sobre el suelo

 

interacumulador

El esquema es el siguiente:

Consta de siete orificios, los cuales de arriba hacia abajo son:

U.-       Salida de A.C.S.

M.-      Entrada de la instalación (del captador al interacumulador.).

RC.-    Recirculación de la instalación.

R.-       Retorno a la instalación (del interacumulador al captador.).

E.-       Entrada de A.C.S .

En la parte superior (o frontal) tiene la sonda de Tª y ánodo de magnesio. En la parte frontal tiene la boca de registro necesaria para la inspección y limpieza.

Con un mismo diámetro de 570 mm y cambiando la longitud se cubren todos los litrajes (150, 200, 250 y 300 litros). Al igual que los de camisa, el aislamiento será de poliuretano y la envolvente de acero. En ningún caso llevarán soportes de pared.

 

Componentes de un interacumulador

interacumulador

ENVOLVENTE

La envolvente, fabricada en chapa de acero, con un innovador tratamiento superficial nanotecnológico, exento de fosfatos, que minimiza los residuos cuidando el medioambiente y que aumenta en un 50% su resistencia a la corrosión frente a los métodos tradicionales. Posteriormente, se recubre con pintura poliéster que posee  una gran resistencia mecánica, química, poder anticorrosivo, buen aspecto estético e inalterabilidad del color a lo largo del tiempo. Esta combinación permite ofrecer un producto preparado para soportar perfectamente las condiciones climáticas más adversas.

ESTÉTICA

Las tapas superior e inferior de los interacumuladores y las cazoletas de accesibilidad a las bocas y componentes son de polipropileno (PP), un plástico muy duro y resistente, opaco y con gran resistencia al calor, rayos ultravioletas, golpes y productos corrosivos, lo que permite mantener su color y aspecto estético impecable, a lo largo del tiempo.

CALDERIN

Es el corazón del interacumulador, por ello se presta especial atención a su proceso de elaboración. El calderín es de chapa de acero con características especiales para ser esmaltado. Se trata de un producto de alta tecnología que requiere un seguimiento muy estricto de la composición química y las condiciones de fabricación, para controlar adecuadamente las propiedades metalúrgicas del producto. Este tipo de acero debe soportar sin deformación, las tensiones que se generan durante el proceso de cocción (850ºC) y el posterior enfriamiento, una vez que las piezas han sido esmaltadas. Otra característica fundamental es que debe tener elementos captadores de hidrógeno para evitar la aparición de defectos superficiales.

Otro aspecto innovador en el conformado del calderín es el proceso de soldadura empleado al que se incorpora, además de la soldadura por MIG, la soldadura por plasma, un revolucionario proceso para este sector que confiere mayor durabilidad al producto y que no deja proyecciones ni resaltes, para el posterior proceso de esmaltado. 

El esmaltado utilizado en Fagor genera una unión indestructible entre el acero y el esmalte. Entre las distintas técnicas de aplicación del esmalte existente, Fagor ha apostado por el esmalte en polvo cargado electrostáticamente, con la última tecnología en robótica controlando el caudal y la velocidad.

Gracias a la combinación acero más esmalte, se consigue el mejor recubrimiento para cualquier tipo de agua, la reducción de incrustaciones calcáreas en la superficie del depósito y disminución de pares galvánicos.

SERPENTIN

El serpentín es el intercambiador que se encarga de transferir el calor del circuito primario al circuito secundario (ACS). El serpentín ha sido diseñado por Fagor teniendo en cuenta los criterios establecidos en:

- CTE (Código Técnico de la Edificación)

- RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios).

Siguiendo dichos criterios se han establecido los métodos de cálculo correspondientes, teniendo en cuenta los casos más desfavorables para determinar los diámetros y las superficies de intercambio para cada modelo. De esta forma se garantiza una relación entre la superficie de intercambio y una captación superior a lo recomendable.

AISLANTE TÉRMICO

El aislante utilizado inyectado entre la envolvente y el calderín es poliuretano, libre de CFC como medida de respeto y protección del medio ambiente. Se trata de una mezcla de poliol e isocianato que reaccionan químicamente a través de un agente expansor para dar lugar a la espuma de poliuretano. La producción de espuma rígida de poliuretano por inyección tiene lugar "in situ", en el mismo lugar de la instalación, empleando máquinas móviles para la dosificación y mezclado de los componentes. Este proceso de espumación se debe efectuar en unas condiciones de temperatura y proporciones de mezcla perfectamente controladas.

Las principales ventajas de este aislante son:

-          Bajo coeficiente de conductividad térmica.

-          Reduce drásticamente las pérdidas por mantenimiento de temperatura.

-          Evita puentes térmicos

-          Mayor uniformidad en la protección

-          Mayor rigidez al interacumulador

 

SISTEMA ANTICORROSION

Fagor utiliza dos procedimientos de protección catódica diferentes para evitar la corrosión. La protección catódica, es un tipo de protección electroquímica contra la corrosión, en el cual el potencial del metal se desplaza en dirección negativa.

La selección del tipo de protección catódica más conveniente para una determinada estructura depende esencialmente de aspectos técnicos y económicos. Han de  analizarse las ventajas y desventajas de cada sistema como el coste, viabilidad y vida útil que se desea, entre otros aspectos.

I.              Ánodos de sacrificio: (magnesio)

La protección con ánodos de sacrificio de magnesio se utiliza cuando se requiere una corriente pequeña y la resistividad del medio es baja. Se trata de un sistema de fácil instalación y su funcionamiento no depende de una fuente de energía externa. Sin embargo, este sistema requiere la reposición periódica debido a su vida limitada.

II.            Ánodo electrónico: (protección catódica por corriente impresa)

Para este sistema la resistividad del medio no constituye una limitación, es el indicado para estructuras medianas y grandes y generalmente tiene una vida muy larga por lo que no requiere ninguna reposición.

Modificado por última vez enMartes, 19 Julio 2016 12:34
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes