Calentadores de agua a gas – Infografía para entenderlos

Calentadores de agua a gas - Guía para elegir uno adecuadoLos calentadores de gas se utilizan para calentar agua caliente sanitaria para su uso doméstico, utilizando el gas -ya sea butano o natural- como combustible principal. Instalar un calentador de agua a gas nos permitirá disfrutar de agua caliente generada prácticamente al instante que cubra la demanda diaria de una vivienda para la ducha, el baño o la cocina.

Para elegir o recomendar la instalación de un calentador de agua a gas antes es importante entender cómo funcionan y conocer las características técnicas que pueden tener los calentadores. Conceptos como capacidad o caudal son básicos a la hora de elegir un calentador de gas. A través de la siguiente infografía haremos un repaso a estos y otros conceptos que nos ayudarán a elegir un calentador de agua a gas adecuado para cada usuario.

Infografía Calentadores de agua a gas - Guía para entenderlos y elegir

Infografía patrocinada por:
Saunier Duval siempre a tu lado
www.saunierduval.es

¿Cómo funcionan los calentadores a gas?

Como hemos comentado, los calentadores de gas utilizan el gas para calentar el agua que se va a consumir, mediante intercambio de calor. El gas es el combustible que hará posible que la llama del quemador se encienda.
El funcionamiento del calentador se basa en un circuito sencillo: Cuando encendemos un grifo, el gas enciende la llama y el agua fría entra en el calentador circulando por dentro del serpentín. Una vez calentada, es distribuida por el circuito de tuberías hasta su punto de salida.

El encendido del calentador puede realizarse de diversas formas: 

Encendido manual: los calentadores más básicos del mercado, que ya van desapareciendo, se encendían de forma manual acercando una cerilla al quemador o bien mediante una chispa eléctrica que salta mientras se aprieta un botón que libera el gas.

Este tipo de encendido manual resulta incómodo y poco eficiente, ya que implica tener que encender y apagar el calentador a mano cada vez que se quiera utilizar y además si no se apaga el calentador, éste continúa consumiendo gas aunque no produzca agua caliente. 

Encendido automático electrónico: el calentador se enciende de forma automática cuando detecta que hay demanda de agua caliente. Asimismo, se apaga cuando finaliza. Estos calentadores pueden funcionar con pilas o con una fuente de alimentación eléctrica.

Resultan más eficientes y prácticos, ya que se encienden sólo cuando detecta que hay demanda de agua caliente y se apagan solos cuando se cierra el grifo. 

Encendido automático por dinamo o hidrogeneración: no requiere de electricidad ya que se encienden al notar el paso del agua cuando se enciende un grifo. 

Tipos de calentadores según el funcionamiento de su cámara de combustión

Calentadores de gas Atmosféricos

Estos calentadores utilizan el oxígeno de la misma estancia donde se encuentran. La instalación de este tipo de calentadores está prohibida por el RITE desde 2010, aunque sí está permitido su mantenimiento. Entre los calentadores de gas atmosféricos, debemos diferenciar entre calentadores de tiro natural o de tiro forzado, según cómo funcione su sistema de extracción de gases. 

  • Tiro natural: Se recomienda su instalación en exterior (fachadas, galerías abiertas…) o en lugares bien ventilados. Deben contar con un conducto de salida de humos bien dimensionado mediante un tubo metálico que, al menos en sus primeros 20 cm debe ser totalmente vertical.
  • Tiro forzado: El calentador incluye en su interior un potente ventilador que asegura la evacuación de los gases de combustión al exterior. Este sistema es más seguro y nos permite instalar el calentador en espacios reducidos o poco ventilados. Deben estar enchufados a la red eléctrica para que el ventilador funcione. Resultan la solución perfecta para evacuar los gases de la combustión cuando la instalación de gas de la vivienda no se ajusta a la normativa vigente de extracción de gases.

Calentadores de gas estancos

Este tipo de calentadores son los únicos que pueden instalarse en obra nueva desde la actualización del RITE en 2010. Utilizan el oxígeno del exterior a través de un tubo o chimenea con un ventilador. Aseguran que no haya fuga de gases nocivos y ofrecen la máxima seguridad. 

  • Calentadores de condensación: Reutilizan el calor de los gases condensados garantizando el máximo rendimiento y eficiencia energética. Ahorran hasta 15% de gas en su consumo respecto a otros sistemas.
  • Calentadores modulantes: Otro de los aspectos a tener en cuenta es si el calentador es modulante o no. Los calentadores con sistema de modulación ofrecen un ahorro energético del 20% ya que pueden modular la potencia de la llama mediante el caudal de gas. De este modo, son capaces de calentar el agua a la temperatura deseada y sin necesidad de mezclarla con agua fría, por lo que además ahorran mucha agua.

Capacidades y caudales de los calentadores a gas

Asegúrate de elegir un calentador de agua a gas con el tamaño y capacidad suficientes para disfrutar del agua caliente con total garantía y disponibilidad. En el mercado existen calentadores a gas con diferentes tamaños y capacidades para adecuarse a todas las necesidades de agua caliente sanitaria.

Cuando consultes las características de un calentador a gas, fíjate en el caudal de agua que es capaz de calentar por minuto: cuanto mayor sea éste, mayor capacidad de generar agua caliente tendrá. Para un uso doméstico el rango recomendado más usual, sería de entre 10 y 18 litros. Para más capacidad ya deberíamos hablar de otros sistemas como serían los acumuladores e interacumuladores de agua caliente.

Otro punto importante a tener en cuenta está en la capacidad: para viviendas con dos o más baños, hay que fijarse en que el calentador permita el uso de dos puntos de agua caliente a la vez. Esto es posible con caudales de más de 14 litros por minuto.

Ventajas de elegir un calentador de gas frente uno eléctrico

A la hora de elegir qué tipo de calentador instalar, la primera pregunta que debemos hacernos es ¿necesito un calentador de gas o eléctrico? La respuesta vendrá dada en parte por las fuentes de energía que contemos en la vivienda o local, ya que si no contamos con una instalación de gas natural o posibilidad de utilizar butano, nos decantaremos directamente por instalar un termo eléctrico.

Sin embargo, si podemos elegir libremente con opción de instalar ambos sistemas, debemos anotar algunas ventajas que ofrecen los calentadores de gas frente a los eléctricos: 

  • Inagotable: al no depender de un depósito que caliente el agua como en el caso de los termos eléctricos, el agua caliente no se agota nunca durante su uso. Hasta que no se cierra el grifo, el calentador no deja de funcionar. 
  • Económico: el gas resulta más económico que la electricidad, por lo que conseguimos un mayor ahorro en su uso. 

 

Modificado por última vez enMartes, 24 Octubre 2017 10:27
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes