Consejos de Seguridad en las Instalaciones de Gas

sedigas-consejos¿Sabías que la principal causa de los accidentes de gas está relacionada con el mal mantenimiento y uso de los aparatos? La Asociación Española del Gas (Sedigas) recomienda hacer un buen uso y mantenimiento de las instalaciones y los aparatos de gas, y recuerda que el titular de la instalación o, en su defecto, el usuario son los responsables de su buen funcionamiento.

En base a la ley vigente, en gas canalizado, la empresa distribuidora realiza la inspección periódica de las instalaciones receptoras cada cinco años. Asimismo, la Ley contempla un mantenimiento periódico por parte del usuario de las instalaciones y aparatos domésticos que funcionan a gas, que en el caso de la caldera es  una vez al año.

 

Para dar a conocer estos consejos de seguridad, en Cataluña se han editado 960.000 trípticos y 960.000 imanes, y que se repartirán entre los diferentes ayuntamientos, oficinas municipales de información, y de manera principal a través de las revisiones periódicas de las instalaciones realizadas por las propias compañías suministradoras.

Durante los últimos inviernos, Sedigas ha promovido campañas de seguridad en diversas comunidades autónomas como Madrid y País Vasco, todavía vigentes. En éste 2012 Sedigas ha lanzado las campañas de seguridad de Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y la de Castilla y León, llegando así a través de éstas campañas al 77% de los usuarios de gas españoles.

Consejos para instalaciones de gas natural y GLP canalizado

Sedigas recomienda cumplir con los siguientes consejos de seguridad:

Revisión de las instalaciones cada 5 años

En base a la ley vigente, la empresa distribuidora, cada 5 años, se pone en contacto con el consumidor con el fin de realizar la inspección periódica de las instalaciones receptoras. De esta acción, el consumidor debe conservar el certificado de inspección periódica que acredite su correcto estado. Por otro lado, en las instalaciones con botellas de butano y propano, el propietario o usuario es quien se pone en contacto con la empresa habilitada para realizar la inspección de la instalación, que debe realizarse también cada 5 años.

Asimismo, la Ley contempla un mantenimiento periódico por parte del usuario de las instalaciones y aparatos domésticos que funcionan a gas. En el caso de la caldera, este mantenimiento debería hacerse una vez por temporada, siempre a través de una empresa autorizada.

Siempre:

-        Vigile que la combustión sea correcta: llama silenciosa y de color azul.

-        No obstruya las rejillas de ventilación al exterior, ni los conductos de evacuación de los gases de la combustión.

-        Dé un buen trato a los aparatos e instalaciones y mantenga una limpieza adecuada.

-        Evite derrames de líquidos y corrientes de aire que puedan apagar la llama.

-        No manipule los conductos. Avise al servicio técnico del fabricante o a una empresa instaladora autorizada, en caso que detecte anomalías, o quiera hacer modificaciones en la instalación o aparatos.

-        Cierre la llave general de paso en caso de ausencias largas.

Si nota olor a gas:

-        Abra puertas y ventanas.

-        No accione interruptores ni produzca llamas o chispas.

-        Cierre los mandos de los aparatos y la llave general de paso.

-        Llame al servicio de atención de urgencias desde otro recinto sin olor.

  1. o   No abra la llave de paso hasta que un profesional haya reparado la instalación.

Controles periódicos:

-        Cada 5 años, la empresa distribuidora inspeccionará la instalación receptora.

-        Cada año, el propietario o usuario está obligado a revisar la caldera por una empresa habilitada (a elección del usuario).

-        Cada 4 años, el usuario es responsable de realizar el mantenimiento del calentador de agua caliente por una empresa habilitada (a elección del usuario).

Consejos de eficiencia:

-        Incorpore a la instalación un termostato-reloj programador para fijar la temperatura deseada y el horario de funcionamiento. Recuerde que por cada grado que deje de subir el termostato ahorrará entre un 5% y un 8% de energía.

-        Aísle puertas y ventanas.

-        No cubra los radiadores; no los use para secar ropa. Tampoco los bloquee con muebles o cortinas.

-        Cierre las llaves de los radiadores ubicados en habitaciones vacías o en lugar de abrir ventanas si su calefacción es colectiva.

-        Ajuste la llama de los quemadores de la cocina al fondo de los recipientes.

El gas es inodoro por naturaleza. Por este motivo, se le dota de un olor especial característico, mediante la adición de un odorizante, para que el usuario pueda detectarlo.

Acceder a las campañas de gas de SEDIGAS

Modificado por última vez enLunes, 13 Octubre 2014 10:45
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes