Testo obtiene la prestigiosa certificación HACCP International en sus equipos de medición para seguridad alimentaria

testo appccLos instrumentos de medición para la seguridad alimentaria de Testo han obtenido la distinción de la organización HACCP International. Testo se convierte así en la única empresa del mercado de la alimentación que cumple con las exigentes normativas de seguridad alimentaria y que puede marcar sus productos con el sello ‘food safe’ (adecuado para uso alimentario), altamente reconocido a escala internacional. Las empresas del sector pueden estar seguras de cumplir los requisitos HACCP (APPCC por sus siglas en español)* en su totalidad al utilizar estos instrumentos de medición y, con ello, de obtener un alto grado de seguridad.

Para las grandes empresas del área de alimentación, la seguridad de los alimentos es un tema decisivo. Estas empresas están sometidas a numerosas exigencias legales para cumplir con la debida diligencia y poder producir alimentos seguros. Para estas empresas, los instrumentos de medición ‘food safe’ suponen la mayor seguridad posible para el control de temperatura de las mercancías. Stephanie Knill, Product Manager para Instrumentos de Medición Portátiles de Testo: “Ya durante la fase de desarrollo de los instrumentos damos especial importancia a la creación de un marco tal que los criterios APPCC se cumplan tan rápida y fácilmente como sea posible. La calidad es lo primero. Para ello por ejemplo implicamos también a los proveedores en este campo, para poder garantizar un estándar continuo. La certificación según las normas DIN EN ISO 13485 para termómetros y 12830 para registradores es para nosotros totalmente indispensable”.

Las condiciones en las que se utilizan los instrumentos de medición para alimentos son muy variadas. En cada fase del proceso por el que pasan los alimentos —‘De la granja a la mesa’— se tienen que cumplir los criterios APPCC. Las exigencias en las distintas áreas no podrían ser más dispares. El carnicero o el restaurante de la esquina tienen que realizar mediciones de muestreo para asegurarse de la calidad de la mercancía. Sin embargo, no necesitan emplear mucho tiempo en documentar los resultados de medición, a diferencia de lo que sucede en la entrada de mercancías de un supermercado, en una empresa de producción, en las grandes cocinas o en una empresa de transporte y logística. En todos estos casos, los procesos y controles se tienen que cumplir a rajatabla. Una cosa tienen en común todas las empresas del área: las condiciones de trabajo son duras. Se trabaja siempre con el tiempo justo y, con las prisas, un instrumento de medición se puede caer, mancharse o ser mal utilizado.

Los instrumentos de medición de Testo están diseñados especialmente para trabajar en estas condiciones. Por ejemplo el testo 104, un termómetro plegable para la medición de la temperatura interior con una robusta articulación de metal. Al poderse plegar una vez terminada la medición, el termómetro resulta muy manejable y resistente. O el testo 108, un instrumento de medición de temperatura con sonda de penetración estándar que funciona con tan solo dos botones y se puede manejar sin conocimientos previos. Ambos instrumentos se pueden utilizar sin problemas en las condiciones de trabajo más difíciles. Al mismo tiempo tienen un diseño higiénico y se pueden limpiar con un chorro de agua, de manera que no se desarrollan bacterias. Además carecen de funciones inútiles que solo sirven para complicar la medición.

Las empresas tienen que poder demostrar el cumplimiento de las normativas APPCC si se presenta un inspector de alimentos. Por este motivo se documentan los resultados de medición, en muchas ocasiones a mano. Numerosos instrumentos de medición de Testo disponen de sistemas de memoria o incluso de programas de ordenador para la evaluación y documentación de los datos. Esto facilita a las empresas una gran seguridad para poder demostrar en cualquier momento el correcto estado de las mercancías. Los registradores de datos, por ejemplo, viajan en los camiones con los alimentos y toman la temperatura a intervalos de tiempo definidos. Ello permite conocer incluso las variaciones de temperatura más pequeñas durante el transporte.

“Las exigencias a satisfacer por los instrumentos de medición son cada vez mayores. Entre otros factores, para nosotros es muy importante la facilidad de manejo de los instrumentos. Entendemos que es un requisito básico del sector. Para obtener resultados seguros es necesario que el instrumento se pueda manejar rápidamente y sin necesidad de complejas instrucciones”, comenta Stephanie Knill, y añade: “Estamos muy orgullosos de la certificación que nos ha otorgado HACCP International y para nosotros es un estímulo para hacer nuestros instrumentos de medición en el futuro aún más seguros. Con nuestras continuas innovaciones, vamos a continuar siendo un socio de confianza para las empresas del sector”.

HACCP International es una organización internacional especializada en APPCC que colabora con la industria de la alimentación en el desarrollo de métodos, programas y mecanismos de control para la minimización de riesgos en la manipulación de alimentos. Para obtener la certificación, los instrumentos de medición fueron sometidos a un exhaustivo examen, entre otros, de las características de los materiales, robustez, adecuado diseño, fácil limpieza, fácil manejo y posibilidades de documentación de los datos de medición. Los instrumentos de medición de temperatura para medición de contacto y sin contacto, el medidor de aceite de fritura y los registradores de datos y Testo Saveris de Testo han superado todas las pruebas y por ello son ‘food safe’. Para más información: www.haccp-international.com o www.testo.de/haccp

Modificado por última vez enViernes, 05 Abril 2013 13:23
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes