Repartidores de costes de calefacción

repartidores-calorLos distribuidores o repartidores de costes de calefacción son pequeños dispositivos electrónicos, que instalados sobre los radiadores de cada vivienda nos permiten medir el consumo de calefacción.

Los distribuidores de costes de calefacción constan de una envolvente o carcasa que cubre la electronica, dos sensores de temperatura, una unidad de calculo, una pantalla LCD en la cual se pueden visualizar los valores de consumo, una fuente de alimentación (bateria), y un mecanismo de precintado. Este último tiene la mision de proteger el repartidor de costes de calefacción de manipulaciones no autorizadas.

Cada repartidor de costes de calefacción constituye por sí mismo una unidad funcional u operativa. Cada uno de sus componentes individuales deberá fabricarse de conformidad con determinadas tolerancias. De este modo cada una de las piezas o componentes de un modelo en particular de distribuidor de costes de calefacción (tipo, fabricante) deben funcionar de forma idéntica cuando se utiliza con el mismo propósito.

Los distribuidores de costes de calefacción, son aparatos de medición destinados al registro de la integral de temperatura con relación al tiempo.

La temperatura constituye la base para la determinación del rendimiento térmico de los radiadores en los que se instalan los distribuidores de costes de calefacción. De acuerdo con la UNE-EN-834:1994, los distribuidores de costes de calefacción con fuente de energía eléctrica (batería) utilizan una o más de las temperaturas características que determinan la capacidad térmica de la superficie del radiador para obtener su rendimiento.

La lectura visualizada no calculada corresponde al valor aproximado de la integral de tiempo de la temperatura característica medida del radiador o de la integral de tiempo de la diferencia de temperatura entre la superficie del radiador y la temperatura ambiente.

De acuerdo con la norma EN 834:1994, los distribuidores de costes de calefacción miden dos temperaturas: la de la superficie del radiador y la temperatura ambiente de la habitación donde el radiador está instalado.Tal y como refleja la norma UNE-EN-834:1994, el repartidor de costes de calefacción ha de ponerse en relacion con el radiador de donde se encuentra instalado, ya que cada repartidor debe de programarse en relacion a una series de factores.

KC – Transferencia de calor de la superficie del radiador al repartidor de costes.

KQ – Mide el rendimiento térmico del radiador, basado fundamentalmente en potencia calorífica del mismo, número de elementos, etc.

KA – En el caso en que el repartidor esté instalado en forma no estándar.

Las diversas operaciones con los anteriores factores, nos dan un unico factor “K”. Para la determinación de los factores de conversión K cada fabricante de repartidores de costes dispone de una base de datos de radiadores, marcas, fabricantes, características, etc., que permiten la determinacion de este factorPor tanto, el factor K es único para cada radiador y sólo es válido para el repartidor decostes específico que se instale.

¿Realmente se ahorra energía?

Según recomendaciones del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético), el ahorro potencial que se obtiene en una instalación de calefacción central en un edificio de viviendas, tan sólo por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de la calefacción puede llegar a ser de hasta un 30%.

repartidores-calor-centralizada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eficiencia energética en calefacciones centralizadas 

El problema radica en las miles de instalaciones comunitarias antiguas, donde no existe ninguna norma que obligue a incorporar dispositivos de medición, a pesar de que ello es posible, donde el reparto de costes de calefacción se realiza de forma arbitraria de acuerdo a coeficientes fijos directamente relacionados con la superficie de la vivienda, del número de radiadores o emisores de calor, sin tener presente la gestión del consumo de calor por parte del usuario.

La experiencia ha demostrado que siguiendo el principio económico de que “algo se siente cuando algo cuesta”, el gasto se reduce cuando se produce un control individualizado de consumo y consecuentemente cada usuario paga lo que consume.

Hablamos fundamentalmente de las comunidades de propietarios más antiguas. Donde el sistema de distribución desde la sala de calderas se realiza por verticales. Cada vertical abastece a todos los radiadores de los distintos pisos y existirán tantas verticales como dependencias (habitaciones) dispongan las viviendas.

Este tipo de distribución no permite la instalación de contadores de energía térmica convencionales, que se instalan a la entrada de la vivienda. Pues como hemos comentado anteriormente una misma vertical da servicio a dependencias de distintas viviendas. Para este tipo de instalación se han de utilizar repartidores de costes de calefacción, dispositivos que se utilizan en el resto de Europa desde hace más de 100 años.

Existen dos tipos de repartidores de costes, los que funcionan por evaporación (evaporímetro) y los más modernos que funcionan de forma electrónica (repartidor electrónico). Desde hace unos meses, todos nos estamos haciendo eco de los repartidores de costes de calefaccion, con este pequeño articulo esperamos poner un poco de luz a este tema.

Fuente:

Domingo Padilla Aceituno

Director comercial de Gómez Contadores de Agua

Área Producto

Más información: 

Gomez-contadores-logo

www.gomezcontadores.com

Modificado por última vez enLunes, 30 Marzo 2015 11:47
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes