Radiadores por acumulación

Ahorro de calefacción

Los radiadores por acumulación son aparatos que utilizan la electricidad como fuente de generación de calor y pueden formar parte de usistema de calefacción eléctrica. Se utilizan generalmente para acumular calor en horas en las que la tarifa eléctrica es más barata y emitirlo a lo largo del resto del día, con el objetivo de ahorrar en consumo eléctrico y económico. Con el sistema de tarifa antiguo, la gran ventaja de este tipo de aparatos de calefacción eléctrica era que el usuario podía acumular el calor durante toda la noche para ser difundido durante el día de forma constante. 

 

Principio de funcionamiento de los radiadores acumuladores

El calor eléctrico es almacenado por estos radiadores a través de un bloque acumulador que contiene en su interior. Este último está constituido por ladrillos refractarios de alta densidad, aunque también los hay compuestos por esteatita, un mineral que retiene dos veces más el calor que los ladrillos, y cuya conductibilidad térmica es unas 8 veces superior.

A más masa acumuladora, más calor retenido, calor que es radiado posteriormente hacia la estancia.

Un ventilador controlado por un termostato puede acelerar la difusión de la temperatura necesaria. Este dispositivo garantiza un ajuste preciso de la temperatura de cada habitación, pero de esta forma, el calor se agotará antes.

Instalación

Confíele la instalación de sus radiadores de acumulación a un electricista que ajustará el aparato para que coincida con la tarifa eléctrica reducida.

Para no frenar la difusión del calor, evite colocar de objetos de gran tamaño delante del radiador.

El coste de un radiador de acumulación comprende entre los 800 y 2.000 euros IVA incluido, según la potencia y las características del modelo.

Utilización

El radiador por acumulación está particularmente recomendado para el salón y la cocina. Se adapta perfectamente a las las viviendas antiguas difíciles de aislar.

Para optimizar su calentamiento y limitar el gasto en energía, verifique el aislamiento de su vivienda, en particular de puertas y ventanas, sin obstruir las entradas de aire.

Mantenimiento

Este tipo de aparato necesita poco mantenimiento. Simplemente limpie su superficie con un trapo

Modificado por última vez enViernes, 02 Enero 2015 10:44
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes