Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción para el hogar y cocción con leña

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción …

Calefacción y cocina tradicional junt...

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

La estufa de leña Hebar de Rocal comb...

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de estufas de pellets

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de e…

Bronpi presenta un nuevo sistema de c...

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Domusa presentó su nueva ...

Prev Next

Geotermia para la climatización de la Nueva Sede de la Agencia Tributaria en Torrejón de Ardoz

Geotermia-agencia-tributaria

El  edificio de la Nueva Sede de la Agencia Tributaria en Torrejón de Ardoz forma parte de la selección de los proyectos más emblemáticos en el ámbito de la geotermia como fuente energética de energía renovable inagotable y de enorme potencial de aplicación, tanto para la obtención de energía eléctrica como para su uso en la climatización de edificios.
La Nueva Sede de la Agencia Tributaria, está situada a unos 600 metros sobre el nivel del mar, en Torrejón de Ardoz, con un clima continental mediterráneo típico de la meseta central.
 
El microclima que afecta al edificio está determinado por su ubicación en la vega del río Henares, que conducirá una corriente de aire más frio que el circundante, y es determinante para fijar las estrategias pasivas de relación con el entorno.
 
El terreno sobre el que se asienta tiene una composición de rellenos y estratos limosos hasta 7 metros de profundidad, con presencia de agua desde los 4 metros, en una situación hidrostática, sin movimiento.
 
En estas condiciones, las cargas térmicas que debe soportar el edificio serán las que genere el impacto del clima exterior y  las del propio uso del edificio, en particular las cargas debidas a los sistemas de iluminación y a las personas.
 
Es un edificio cerrado hacia las orientaciones más desfavorables, con un grado elevado de aislamiento ante la transmisión por conducción y también por radiación. Presenta buena estanqueidad, con entradas de luz controladas según la orientación. 
 
Se aprovecha la capacidad termodinámica de la masa construida del edificio. Soleras, forjados, muros y estructura se encierran en la envolvente aislada y se utilizan como un mecanismo inercial de acumulación para la climatización.
 
Se plantea un sistema muy eficiente de intercambio de energía y pretratamiento geotérmico en el proceso de renovación de aire, asociado al uso de intercambiadores de energía de hasta el 75% de rendimiento.
 
También se plantea la incorporación de paneles solares de aire para el pretratamiento del aire de renovación antes de entrar en las UTAs (Unidades de Tratamiento de Aire), así como  la toma de aire a través de un intercambiador geotérmico tierra-aire.
 
Se incorporan lucernarios de geotermia estudiada para captar el sol de invierno y rechazar el sol de verano, resolviendo la ventilación pasiva nocturna de verano.
 
La acción combinada de todas estas estrategias pasivas, supondrá una reducción de la demanda energética entre el 55% y el 65%, respecto a un edificio resuelto con parámetros y exigencias convencionales
 

Cobertura de la demanda energética del edificio con el mínimo consumo 

 
Una vez reducida al mínimo la demanda energética, las estrategias que se plantean para obtener el máximo rendimiento energético con el mínimo consumo son: 
 
  • Geotermia; se utiliza el terreno como medio de intercambio de energía en un sistema cerrado con bomba de calor geotérmica. La presencia de agua en el subsuelo favorece la capacidad y el rendimiento del intercambiador.
  • Climatización termoactiva: se utiliza la masa construida de los forjados del edificio como elementos emisores y absorbedores de energía para climatizar el edificio, tanto en régimen de calefacción como de refrigeración.
  • La reducción de consumos que supone la aplicación de estos sistemas se estima de un 60% con respecto a sistemas convencionales con bomba de calor aire-aire.
 

Gestión operativa y mantenimiento

 
El edificio se dota de sistemas básicos de gestión y control proyectados para actuar según criterios de máxima eficiencia y confort, dispositivos para la medida y verificación de los ahorros reales de energía y agua y cuantificación de las reducciones de emisiones.
 

Costes de ejecución, explotación, ciclo de vida y ahorro

 
El edificio está concebido desde la economía, como un dispositivo eficiente en el intercambio térmico, como una máquina diseñada para optimizar el aprovechamiento de la energía en el medio que le rodea, tomando de él todo aquello que en términos energéticos le interesa y rechazando lo que no le interesa, resolviendo un triple objetivo:
 
  • Reducir la demanda energética al mínimo aprovechando recursos gratuitos del medio.
  • Resolver la cobertura energética con el mínimo consumo aprovechando los recursos gratuitos del edificio y del medio.
  • Resolver la gestión operativa y el mantenimiento del edificio para cumplir con los objetivos de eficiencia.
 
Se trata pues, de un edificio cuyo presupuesto de ejecución material no está afectado por la integración de sistemas eficientes.
 
Los consumos previstos son inferiores a 60kWh/m2 año, lo que supone una reducción del 75% respecto a los consumos de edificios administrativos estándar del mismo uso.
 
La reducción de costes de mantenimiento es superior al 60%, con un importante aumento del confort higrotérmico, el confort operativo y la interactividad térmica entre edificios y usuarios.
 
 
Más información:
 
Fenercom
 
 
 
 
Modificado por última vez enViernes, 06 Marzo 2015 10:17
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes