Logotipo Caloryfrio
Menu

En marcha el proyecto europeo F-PI para fomentar la inversión privada en eficiencia energética

Anese La sede del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) fue el lugar elegido para la presentación del proyecto F-PI, una iniciativa destinada a fomentar la financiación privada en eficiencia energética, movilidad sostenible y autoconsumo.

Hugo Lucas, Jefe del Departamento de Marco Regulatorio del IDAE, señaló que el 80% de los 236.000 millones de euros de inversión que recoge el Plan Nacional Integral de Energía y Clima (PNIEC) para lograr la transición energética provendrá de fondos privados. Asimismo, afirmó que el organismo al que representa se encuentra en un proceso de “reflexión profunda” acerca del diseño y ejecución de la estrategia global a seguir, porque “ya no se trata de promover eficiencia y renovables, sino de promover la transición energética y cambiar la visión del Instituto, identificando las fuentes de financiación que hagan posible esta transición”.

Durante la presentación del proyecto F-PI (Financing Energy Efficiency using Private Investments, sus siglas en inglés), Fernando García, Manager de Energía de Deloitte, afirmó que la financiación pública “no es suficiente” para llevar a cabo un desarrollo mayor de proyectos de eficiencia energética, de manera que, través de esta iniciativa, lo que “pretendemos es complementarla con capital privado”. El representante de Deloitte señaló que el proyecto F-PI “ayudará a reducir el coste de transacción y ejecutará acciones concretas centradas en la reducción del riesgo de estos proyectos”.

Financiado por la Comisión Europea dentro del Programa Horizonte 2020, el proyecto F-PI cuenta con la participación de cuatro socios -Anese, Deloitte, Grupo Cerveró y EcoMT- y el apoyo de cuatro fondos de inversión. La puesta en marcha del citado proyecto, con un periodo de ejecución de 36 meses, movilizará una inversión de 30 millones de euros en estos tres años que se tendrán que justificar con contratos. El objetivo es ayudar a un total de 123 proyectos, en el 10% de los cuales se incorporará la tecnología blockchain. Los ahorros en energía primaria estimados podrían superar los 30 GWh al año.

Javier Martínez, Responsable de Financiación Sostenible de Anese, explicó que el proyecto F-PI nace a tenor de los datos registrados por el Observatorio de Eficiencia Energética de la propia Asociación (contrastados con más de 60 Empresas de Servicios Energéticos), que daban como resultado que el periodo de maduración de los proyectos de eficiencia energética en España suele ser de un año, con una cuota de éxito de un 30%. A la vista de estos datos, “llegamos a la conclusión de que había que hacer algo para reducir los periodos de maduración y aumentar la confianza de los inversores”, señaló Martínez.

Anese, junto al resto de socios, ofrecerán al promotor todo su apoyo desde la fase inicial del proyecto hasta el cierre de la operación financiera. El procedimiento es muy sencillo. Una vez firmado el acuerdo de confidencialidad con el promotor, éste deberá rellenar una ficha con las características del proyecto para que desde F-PI puedan clasificar y hacer un análisis inicial del mismo. A partir de ahí, se ayudará al promotor a hacer la due diligence técnica y financiera del proyecto para, posteriormente, buscar al inversor y el mecanismo de inversión más apropiados. Finalmente, gracias a la incorporación de la tecnología blockchain, se les ayudará en el proceso de certificación de ahorros energéticos y de toneladas de CO2 reducidas. Respecto a este último aspecto, tendrán prioridad todos los proyectos enviados antes del 1 de septiembre. Serán incluidos en el F-PI todos los proyectos de eficiencia energética relacionados con los sectores industrial, terciario, residencial, agrícola, autoconsumo y smart cities.

Josep Cerveró, Presidente de Grupo Cerveró, señaló que la eficiencia energética es un “mercado creciente”, que se concentra fundamentalmente en China, Europa y Norteamérica. En este sentido, explicó que uno de los requisitos previos básicos para  la obtención de financiación de un proyecto es la elaboración de un estudio técnico, “ya que está demostrado que hay muchos proyectos de eficiencia energética que han fracasado porque no se ha realizado un estudio de este tipo en condiciones”.

Cerveró señaló que los inversores buscan proyectos “solventes y rentables” y que la eficiencia energética permite entrar en un mercado con un potencial “impresionante” de alto crecimiento, cuyos proyectos son, además, “autofinanciables”. Si se hace bien la inversión, comentó el presidente del Grupo, “el cliente queda satisfecho, el inversor encuentra un nicho nuevo de mercado y fideliza clientes”. En este sentido, señaló que hay un recorrido muy importante en el sector hotelero, administraciones públicas y comunidades de propietarios, entre otros.

Pablo Gajino, Responsable de Blockchain de EcoMT, empresa especializada en soluciones de telegestión para medir el consumo de energía y suministros generales con el fin de mejorar la eficiencia empresarial, centró su intervención en explicar el proyecto que están realizando para Abanca, uno de sus clientes. EcoMT, junto a la empresa GodEnigma, han creado la plataforma tecnológica Otea-Ithium que da desarrollo al proyecto F-PI mediante tecnología blockchain.

La presentación finalizó con una mesa redonda en la que intervinieron Jorge Sáenz de Miera, Director de DB Credit en Deutsche Bank; Luis Blanco, Director Comercial de Acciona Energía; Miguel Ángel Salido, Director General en Fusiona Soluciones Energéticas y Olivier Usureau, Partner en Demeter. Además de contar la experiencia de sus respectivas empresas en el sector de la eficiencia energética, enumeraron las oportunidades y barreras en la financiación de proyectos relacionados con esta materia.

Modificado por última vez enMartes, 04 Junio 2019 09:23
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes