Cómo funciona el sistema de gestión para edificios eficientes Centraline by Honeywell

Honeywell Centraline LogoEn los últimos años estamos asistiendo a la necesidad de ahorrar energía en los edificios. Los costes de los combustibles y la electricidad elevan la presión sobre los usuarios y operadores. Además, las nuevas normativas obligan a adoptar medidas que consigan edificios energéticamente eficientes. El marco de crisis en el mercado limita la inversión en obra nueva. Sin embargo, hay un parque amplio de control instalado, donde fácilmente se pueden obtener ahorros que justifiquen la inversión y una oportunidad de negocio nuevo hasta ahora poco explotado.

Así, antes de cada inversión, surge la duda de las medidas a aplicar, y de las prioridades que rentabilicen la inversión. Los nuevos sistemas de gestión energética permiten identificar los potenciales de optimización y demostrar de forma documentada el éxito de las medidas adoptadas.

La metodología para sacar jugo a estas nuevas herramientas de gestión energética supone un lazo: partiendo de un edificio en funcionamiento, el lazo se inicia mediante la adquisición de datos. Dichos datos han de normalizarse y archivarse. A partir de entonces, del estudio de los correspondientes informes, se tomarán las medidas de optimización. El lazo se cierra de nuevo con la nueva toma de datos, con la consiguiente verificación de los rendimientos obtenidos, y con la continua mejora por la repetición de este ciclo.

Veamos de una forma más detallada cada uno de los pasos del proceso.             

Honeywell-cl-be-energy-a-fig1

 

Honeywell-EME_schemaNEW

La adquisición de datos

El proceso se inicia mediante la medida de consumos. Sólo podremos ahorrar allí donde sepamos lo que estamos gastando. Dado que los datos que aquí se midan serán los que luego utilicemos para la evaluación, es claro que cuantas más medidas tengamos, más preciso y exhaustivo podrá ser luego nuestro análisis. Si sólo disponemos de contadores en las acometidas del edificio, sólo podremos saber el consumo general, pero no podremos determinar dónde se está consumiendo la energía. Si implementamos contadores de consumo a los grupos de mantenimiento, podremos ya discriminar entre la energía consumida en refrigeración, calefacción, ventilación, iluminación, agua, etc. Se puede llegar a un mayor grado de precisión colocando contadores individuales (por ejemplo, por piso en viviendas, o en las cámaras de refrigeración de unos grandes almacenes, etc).  Está claro que aquí se ha de llegar a una solución de compromiso entre el número de contadores a colocar y el grado de discriminación necesario, y que la infraestructura de medición dependerá de la existencia de las adecuadas infraestructuras eléctricas e hidráulicas.

Los Partner de Centraline están capacitados para aconsejar sobre dichas infraestructuras, y desde Honeywell disponemos de los equipos de medida necesarios: contadores de agua, analizadores eléctricos y contadores de energía.  Las salidas de pulsos, Meter Bus, ModBus, LON o BACNET, en cada caso, permitirán recoger estas medidas en nuestros controladores, capaces no sólo de almacenar dichos datos, sino de implementar los algoritmos de control, horarios, etc que más tarde nos permitirán interaccionar de forma inteligente sobre el sistema, consiguiendo los ahorros mencionados.

Normalización, conversión y enriquecimiento de datos

Los datos adquiridos desde los contadores nos informarán del consumo, pero no son por sí mismos un indicativo de si dicha energía es demasiado elevada o aceptable. Se inicia el proceso de normalización y enriquecimiento de datos.

Así, un consumo por m2 en calefacción inferior en un edificio de mayor superficie que otro, no tiene por qué significar que dicho primer edificio sea más eficiente energéticamente. El uso de dicho edificio, o las condiciones climáticas, influyen de manera importante en el consumo.

De ahí la necesidad de enriquecer los datos, tratando de hacerlos independientes de las condiciones meteorológicas. Los días grados de calefacción (o refrigeración) es una medición de la demanda de calor (o frío) del edificio durante el período de calefacción (o refrigeración) que se puede utilizar para compensar la influencia de las condiciones meteorológicas. La representación en un diagrama común de los días grado contra el consumo ya permite un análisis más real de la eficiencia energética.

Otra tarea importante en esta etapa es fijar la magnitud importante para el usuario en cuanto a eficiencia energética: para un administrador municipal que controle colegios, dicha magnitud puede ser los kWh/m2. Para una fábrica, el consumo eléctrico por unidad fabricada puede resultar de mayor interés. En esta etapa resulta fundamental establecer el criterio de eficiencia energética con el cliente.

También pueden establecerse ecuaciones matemáticas de conversión cuando los consumos se midan indirectamente. Por ejemplo, el consumo de gas se suele medir en m3: el consumo de energía se establecerá entonces por el producto de dicho volumen por el valor calorífico del gas (entre 9,7 y 12,5 kWh/m3).

Todas estas normalizaciones se pueden llevar a cabo en el nivel más alto (a nivel de supervisor) o de forma más segura al nivel del controlador. Los nuevos controladores con servidor web permiten la consulta de dichos datos remotamente, evitando desplazarse cada vez a la instalación, con los consiguientes ahorros para el analista.

Archivado de datos e indicadores de rendimiento

Una vez disponemos de toda esta información en el controlador, es necesario el almacenamiento de dichos datos normalizados en el tiempo, con el fin de luego analizarlos y poder tomar medidas correctivas. Los controladores disponen de un buffer de almacenamiento que permite registrar períodos de tiempo más o menos prolongados, y asegurarnos de disponer de ellos en caso de algún problema de disponibilidad en el PC de supervisión por tareas de mantenimiento o caída del mismo. Los datos se archivarán así de forma segura en el ordenador, con una capacidad de almacenamiento mayor que la de los controladores.

Los intervalos de tiempo variarán en función del caso.

Este procedimiento de almacenaje garantiza un seguimiento impecable y prolongado de los valores de consumo.

Análisis de los datos de consumo

Es en esta etapa donde los nuevos programas de eficiencia energética cobran un papel fundamental. Estas herramientas permiten alimentarse de los datos normalizados y almacenados en el PC de supervisión. A partir de ellos, aportan potentes e intuitivos gráficos que ayudarán al experto a identificar áreas de mayor consumo y posibilidades de optimización, comparativas con edificios similares, comparaciones en función de tarifas de facturación, elaboración y seguimiento de presupuestos, e incluso detección de fugas de agua. También permiten concienciar al usuario e involucrarlo en el ahorro energético.

En esta etapa es donde el experto juega un papel fundamental, interpretando los datos recogidos y pudiendo tomar acciones sobre los controladores, que pueden ir desde acciones más sencillas, como los ajustes horarios correctos, ajustes de los parámetros de los PI, optimización de consignas, hasta otras más complejas, como implementación de algoritmos de control específicos que conduzcan a la optimización energética. Dichas tareas requieren de un conocimiento profundo de instalaciones y de una amplia experiencia en programación y control.

Algunos de los gráficos que aportan los programas de gestión energética incluyen:

-          Diagramas de barras o circulares, que muestran visualmente las áreas de mayor consumo: esto nos permitirá detectar dónde seremos más efectivos a la hora de centrar nuestro esfuerzo de ahorro.

-          Diagramas históricos de consumos: la capacidad de almacenamiento del PC permitirá incluso comparar años entre sí, verificando las optimizaciones que se vayan implantando.

-          Diagramas de barra apilada, que mostrarán la contribución de los distintos tipos de consumidores en la factura energética total. Así podremos discriminar entre lo que se está gastando en calefacción, refrigeración, iluminación, ventilación, agua, etc. pudiendo tomar medidas efectivas.

-          Diagramas de regresión: permiten enfrentar el consumo con la temperatura exterior, y detectar comportamientos de consumo anómalos que nos facilitarán las tareas de optimización.

-          Tendencias de consumo diario comparado por días de la semana, que permiten detectar consumos atípicos en días concretos y analizar sus causas.

El software de gestión energética permite convertir los valores de consumo en costes monetarios y comparar entre distintos tipos de facturación a los que acogerse.

También resulta útil para concienciar al usuario en el ahorro, al ofrecer la posibilidad de mostrar pantallas con gráficos intuitivos, en los que se vislumbra el consumo del edificio.

 

Honeywell-cl-be-energy-a-fig3

Días grado de calefacción (barras azules) enfrentadas con el consumo (en rojo)

Honeywell-centraline-cl-be-energy-b-fig4

Barras apiladas. Demuestran los consumos en calefacción, refrigeración, ACS e iluminación.

Honeywell-centraline-cl-be-energy-b-fig5

Curva de Regresión. Compara temperatura exterior con consumo de calefacción. Cada punto representa un día. 

Honeywell-centraline-cl-be-energy-b-fig8

Gráficos de consumo y presupuesto.

Desde Honeywell-Centraline somos capaces de dar una solución completa: disponemos de todo el material necesario con la calidad y fiabilidad de Honeywell: equipos de medida (contadores de agua, de energía y eléctricos), controladores con protocolos abiertos (LON y BACnet) y servidor Web para acceso remoto via Internet, software de supervisión ARENA, y ahora el nuevo software de gestión energética Energy Essentials. Nuestros Partners, la mayoría de ellos con decenas de años de experiencia y con una formación continua, aseguran la calidad para ofrecer la solución más eficaz energéticamente a su edificio. Su presencia local constituye una ventaja en la rapidez y eficacia del servicio.

Luis Sánchez Baztán

Director Centraline by Honeywell España

 

Más información en la web:

Honeywell logo

www.honeywell.es/home

            

Modificado por última vez enLunes, 14 Septiembre 2015 11:28
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes