Calderas, qué caldera elegir

brotje-calderaLas calderas son aparatos que sirven básicamente para calentar un circuito de agua que se utiliza para calefacción o para agua caliente sanitaria o ambos. Las calderas queman un combustible (gas, gasóleo ó biomasa) o utilizan el calor de una resistencia eléctrica para calentar el agua que circula por su interior, la cual se distribuye a los radiadores para calefacción o a las instalaciones sanitarias como agua caliente.

Según la materia que utilicen para la combustión, podemos hablar de calderas de gas, calderas de gasóleo o gasoil, calderas de biomasa. También existen calderas eléctricas, que funcionan con energía eléctrica, y las llamadas calderas híbridas, que funcionan en parte con energía solar. 

Tipos de calderas según combustible

CALDERAS A GAS

Las calderas de gas son calderas que utilizan el gas como combustible gas natural, propano o incluso butano.

Según su instalación, las calderas de gas pueden ser de suelo, cuya potencia calorífica es más elevada, o calderas murales, las más comunes instaladas en una cocina o cuarto de baño.

CALDERAS A GASÓLEO

Las calderas de gasoil son aquellas que utilizan el gasoil calefacción, también denominado Gasoleo C como combustible.  Las calderas de gasóleo o gasoil para calefacción consiguen un alto rendimiento, superior a las calderas que utilizan otros tipos de combustible gaseoso, rendimiento que se incrementa en más de un 100% si instalamos una caldera de gasoil de condensación, lo que supone mayor ahorro de consumo y por tanto de gasto económico.

Calderas de biomasaCALDERAS DE BIOMASA

Las calderas de biomasa son aquellas que utilizan combustibles naturales provenientes de fuentes renovables para su funcionamiento. Los pellets de madera, procedentes de residuos forestales o de los excedentes de industrias madereras, huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos, leña etc. son las fuentes de energía natural que emplean las calderas de biomasa.

CALDERAS ELÉCTRICAS

Las calderas eléctricas son aquellas que utilizan una resistencia eléctrica como fuente del calor necesario para calentar el agua.

La ventaja de las calderas eléctricas es que no generan ningún tipo de combustión nociva y son 100% seguras.

CALDERAS HÍBRIDAS

Las calderas híbridas aúnan en un solo producto o sistema dos o más tecnologías, como pueden ser la de las bombas de calor aire/agua o la renovable a través de la captación solar, y la tecnología tradicional usando como combustible casi siempre el gas y en algunos casos menos comunes, el gasóleo.

Calderas híbridas solares: aúnan en un solo producto dos tecnologías, la renovable a través de la captación solar, y la tecnología tradicional usando como combustible gas o gasóleo.

Calderas híbridas con bomba de calor: la producción de agua caliente sanitaria se resuelve a través de una caldera de condensación que, conectada a un sistema de bomba de calor aire/agua, recibe la energía calorífica necesaria para alimentar un sistema de calefacción por radiadores o por suelo radiante. En caso de tratarse de una bomba de calor reversible, el sistema puede producir refrigeración a través del "suelo refrescante" o bien a través de equipos de aire acondicionado conectados al sistema.

Modificado por última vez enLunes, 06 Octubre 2014 13:44
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes