Calefacción central

calefaccion-centralLa calefacción central es el nombre otorgado a una instalación de calefacción con una caldera centralizada que distribuye através de una red bitubo que abastece a radiadores, o incluso a suelos radiantes  que calientan la casa o los distintos pisos de un edificio. La calefacción central apareció con la explotación de las energías fósiles en los grandes conjuntos de edificios de viviendas con el fin de conseguir una mayor eficiencia y reducir el gasto energético y económico.

 

La caldera, base de la calefacción central

La calefacción central de una casa o un edificio de viviendas parte de una caldera centralizada de gran potencia capaz de satisfacer las necesidades de funcionamiento de un gran número de radiadores o suelos radiantes con un gran rendimiento y bajo consumo energético.
Es precisamente ésta la cualidad principal del sistema de calefacción central: grandes rendimientos con un bajo consumo.

Las antiguas calderas alimentadas con carbón vegetal dieron paso con la llegada del siglo XX a las calderas centrales con combustible a base de gasoil o de gas natural, las más extendidas hoy en día. Sin embargo, el siglo XXI nos ha traido una gran variedad de tecnologías y fuentes de energía cada vez más respetuosas con el medio ambiente:

Calderas centrales de condensación: utilizan el gas natural como combustible, pero destacan por su sistema de combustión que aprovecha los humos sobrantes llegando a conseguir un 110% de rendimiento.

Calderas de biomasa: utilizan combustible natural no fósil como pellets de madera o huesos de aceituna. Obtiene grandes rendimientos cercanos al 90% con un combustible más barato y menos contaminante.

Calderas solares híbridas: resuelven la producción del agua caliente sanitaria a través de la energía solar (obligatoria en edificios de nueva construcción), y cuando la energía solar no este disponible o se requiera calefacción la demanda se garantiza a través de la energía del gasóleo sin necesidad de tener dos aparatos (acumulador solar y caldera).

De calefacción central a calefacción individual

Uno de las grandes pegas de la calefacción central es la imposibilidad de que cada piso pueda regular su temperatura de calefacción a su antojo, produciéndose en ocasiones situaciones de incomodidad por un exceso o carencia de calor al gusto del usuario. Pero aunque nuestro edificio de viviendas cuente con un sistema de calefacción central tradicional, en algunos casos es posible “individualizar” la instalación de calefacción para cada piso.

Existen en el mercado válvulas termostáticas que, instaladas en cada radiador, permiten al usuario encender y apagar su calefacción de forma sencilla. Asimismo, incluso existen programadores que permiten un encendido y apagado automático del sistema en una hora concreta del día.

Modificado por última vez enMiércoles, 23 Julio 2014 17:51
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes