Válvula termostática monotubo para radiador Standard Hidráulica

standard hidraúlica válvula monotuboVálvula monotubo para radiador Standard Hidráulica:

La instalación denominada monotubo consta de una sola tubería, con los radiadores conectados en serie. El retorno del primer radiador hace de ida del segundo y así sucesivamente. Es necesario montar válvulas monotubo de 4 vías destinadas a dosificar el caudal que entra en cada radiador.

Se considera que es un sistema más económico por precisar una instalación más sencilla, con menos tuberías, sin embargo el cálculo de la superficie radiante de cada radiador es más riguroso y complicado que en el sistema tradicional bitubo.

Cuando la válvula está en posición totalmente abierta, se deriva al radiador el 100 % del caudal de agua. En posición totalmente cerrada, impide el paso del agua al radiador, recirculando el 100 % del caudal por el circuito, con ello se permite actuar en el radiador sin necesidad de vaciar el circuito.

Las válvulas son reversibles, la dirección del flujo en el interior de la válvula es indiferente. Con ello, se evitan problemas durante su instalación.

La válvula incorpora una sonda que permite dirigir en el radiador el flujo de ida y de retorno. Para conseguir un buen rendimiento, es recomendable colocar la sonda con una longitud cercana al 2/3 de la longitud del radiador.

La configuración de las válvulas permite su instalación tanto en circuitos donde las tuberías vengan del suelo, como en aquellas donde salen de la pared.

Aunque la sensación de confort sea subjetiva, se puede asegurar que, en invierno, una temperatura de entre 19ºC y 21ºC es suficiente para la mayoría de personas. Por la noche, basta tener una temperatura de 15ºC a 17ºC para sentirnos bien. Para los sistemas de caldera y radiadores de agua caliente, un procedimiento sencillo para mantener la temperatura deseada en cada una de las habitaciones consiste en la instalación de válvulas termostáticas sobre los propios radiadores.

La válvula incorpora un detentor manual para limitar la apertura máxima de la misma y realizar el equilibrado de la instalación. Con el detentor y el accionamiento termostático completamente cerrado, el radiador queda aislado del circuito. Con lo que permite realizar cualquier operación en el mismo.


Ventajas de las válvulas termostáticas para el Usuario:

  • Confort: La calefacción termostática es la forma más eficaz de no romper el difícil equilibrio de temperatura que nos da la sensación de confort. Y esto en cada una de las habitaciones de una casa, teniendo en cuenta las aportaciones de calor gratuitas (sol, lámparas, cocina cercana, etc.).
  • Ahorro: Por cada grado centígrado de más a partir de la temperatura de confort deseada, gastamos una media de un 7% más de energía.
  • Cuidado del medio ambiente: Optimizar el consumo de energía significa no consumir ni quemar ni más ni menos recursos de los estrictamente necesarios.
  •  
  •  
Modificado por última vez enViernes, 10 Abril 2015 10:37
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes