Logotipo Caloryfrio
Menu
Econward, un puente real entre la gestión de residuos y la producción de renovables

Econward, un puente real entre la gestión de residuos y la p…

La empresa española Econward dispone de ...

El mercado de los gases renovables: presente y futuro del biogás y el hidrógeno [VÍDEO]

El mercado de los gases renovables: presente y futuro del bi…

Caloryfrio.com asiste al II Salón del Ga...

Conoce las nuevas funcionalidades de la web de BAXI para facilitar la búsqueda de un equipo de aerotermia

Conoce las nuevas funcionalidades de la web de BAXI para fac…

BAXI ha incorporado en su web nuevas fun...

Cálculo de bomba de calor con placas solares fotovoltaicas ¿se amortiza la inversión?

Cálculo de bomba de calor con placas solares fotovoltaicas ¿…

¿Va a ser mi sistema solar fotovoltaico ...

Prev Next

Política energética europea: La importancia de los costes en el desarrollo de las renovables y el hidrógeno en Europa

Política energética europea y energías renovablesEuropa aspira a convertirse en el primer continente climáticamente neutro del mundo en 2050. Actualmente, existen distintas tecnologías capaces de lograr el desafío de la descarbonización. Todo un reto queimplicará cambios estructurales, inversiones millonarias y requerirá una planificación meticulosa para mitigar las emisiones que, en la medida de lo posible, evite que se produzca un aumento de los costes energéticos.

Precisamente, los altos precios de la energía que se están registrando en los últimos meses y que, de manera excepcional, se han incrementado con la guerra de Ucrania, deberían servir, a juicio de los expertos, para acelerar la transición hacia un futuro energético renovable y acabar con la dependencia europea de los combustibles fósiles importados. Los futuros mercados del hidrógeno y los gases renovables también jugarán un papel esencial en todo este proceso.

El pasado 19 de abril, Fundación Naturgy organizó un webinar sobre política energética en el que se pusieron sobre la mesa, entre otros asuntos, algunos de los datos del estudio “Una descarbonización eficiente en costes. Estudio 2022”, elaborado por Christopher Jones, ex director de Energía de la UE y Andris Piebalgs, ex comisario de Energía de la UE, ambos profesores de la Florence School of Regulation (FSR). El documento analiza la evolución de los costes de la generación renovable y el hidrógeno en varios momentos del progreso temporal de la descarbonización. Una de las principales conclusiones es que la electricidad renovable será la columna vertebral del sistema energético descarbonizado de la UE, de manera que alcanzar los niveles requeridos de instalación renovable requerirá la eliminación de cuellos de botella en la infraestructura y en otros ámbitos.

En relación a las energías renovables, el estudio pone de manifiesto que la eólica terrestre y la solar fotovoltaica a gran escala (utility scale) son actualmente competitivas con la generación con combustibles fósiles, mientras que la energía solar a escala de edificios y la eólica marina son competitivas en circunstancias favorables. Para 2030, se prevé una disminución continuada en los costes nivelados promedios de la energía solar a gran escala, la eólica terrestre y la eólica marina, con reducciones adicionales para 2050. Concretamente, la eólica marina es la tecnología que muestra el potencial más significativo de reducción de costes, ya que parte como una de las fuentes más caras en la actualidad, pero se convertirá en una de las más baratas en 2050. Esto será así gracias a las mejoras tecnológicas. Lo que el estudio no recoge son los costes de red adicionales que resultarán de una mayor capacidad de balance y almacenamiento y que podrían limitar potencialmente el aumento de la capacidad de las renovables.

Costes de diferentes fuentes de electricidad

Respecto a las estimaciones del potencial de generación total de electricidad renovable, el estudio de los expertos de la FSR prevé que el potencial técnico de la electricidad renovable a partir de energía solar y eólica en la UE se duplique con creces para 2030 y siga aumentando de forma muy importante hasta 2050. De hecho, las proyecciones indican que los usos potenciales de electricidad aumentarán considerablemente para 2030 y 2050. Esto se debe a un impulso general hacia la electrificación y también al crecimiento, potencialmente significativo, de la electricidad como materia prima para la producción de combustibles sintéticos (por ejemplo, el hidrógeno). Cubrir esta demanda creciente probablemente resultará muy difícil durante las próximas décadas, aunque técnicamente será posible en 2050 cuando la capacidad potencial instalada podría alcanzar la demanda con más facilidad.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el despliegue de la capacidad renovable depende, en gran medida, de factores externos como los procesos de concesión de permisos y la competencia por el aprovechamiento del suelo para otros usos, la compensación de emisiones de carbono o el desarrollo urbano y agrícola, que pueden terminar siendo más influyentes que las pequeñas variaciones en la competitividad de los precios, por ejemplo en el sector eólico. De hecho, los permisos para la eólica terrestre se están volviendo más restrictivos en muchos casos, mientras que el potencial eólico marino depende de la planificación del espacio marítimo de los Estados miembros.

Potencial energético total realista

El papel del hidrógeno en la descarbonización

Junto con la electricidad renovable, el hidrógeno y el gas renovable son las tecnologías más relevantes a la hora de alcanzar los objetivos energéticos de la UE en las próximas décadas. Actualmente, la UE trabaja en el desarrollo de un futuro mercado de hidrógeno de cero y bajas emisiones, que será crucial para construir un sistema de gas resistente, descarbonizado y competitivo. Los investigadores del FSR han revisado una amplia selección de estudios que estiman tanto los costes futuros como los componentes del coste del hidrógeno verde, azul y turquesa.

Conviene señalar que el informe refleja tendencias históricas y proyecciones a largo plazo y no tiene en cuenta los precios excepcionalmente altos de las materias primas energéticas que se experimentaron en la segunda mitad de 2021. Una diferencia del 20% en el precio de la electricidad o del gas, puede tener implicaciones muy significativas para la competitividad de las diferentes tecnologías del hidrógeno y, por tanto, también para los instrumentos y políticas que pueden aplicarse para apoyar la descarbonización del sector.

Teniendo esto presente, el estudio de la FSR pone de manifiesto que la única fuente de producción baja en emisiones que, actualmente, puede ser competitiva a gran escala con el hidrógeno gris es el hidrógeno azul con gas natural como materia prima, por lo que su evolución dependerá de los precios futuros del gas. Para 2030, es probable que los precios de las emisiones superen los 100 euros/t y que el hidrógeno verde sea competitivo con el hidrógeno gris, suponiendo que se produzcan mejoras acumulativas en la eficiencia y una reducción gradual de los costes de los electrolizadores; sin embargo, esto también supone la disponibilidad de electricidad renovable al coste de producción en lugar del precio de mercado. En cuanto al hidrógeno turquesa, es posible que no requiera ningún precio de las emisiones para ser competitivo.

Precios del RCDE para sustituir hidrógeno gris por hidrógeno verde

Por otro lado, el cambio de gas natural a hidrógeno será poco competitivo hasta bastante después de 2030, incluso con los precios de las emisiones relativamente altos. Es probable que el cambio de gas natural a hidrógeno de cero y bajas emisiones requiera apoyo a la demanda, como podrían ser subsidios muy altos para sectores clave (acero y cemento) o apoyo a la producción, como pueden ser garantías de origen. Estos costes del cambio no tienen en cuenta el coste de la infraestructura necesaria para las industrias intensivas en energía que cambian del gas natural al hidrógeno, de manera que los costes reales para los sectores intensivos en energía para el cambio del gas natural al hidrógeno serán mucho más altos. La captura, utilización y almacenamiento del carbono (CCUS) también puede desempeñar un papel importante si se implementa rápidamente y a una escala suficiente para ser eficiente en costes y fácilmente disponible para modernizar la infraestructura existente de las industrias de uso intensivo de energía.

 

Modificado por última vez enLunes, 23 Mayo 2022 16:54

¿Te ha resultado útil? Compártelo

volver arriba

I CONGRESO BIORREFINO

Bomba de calor todo en uno Multi + de Daikin

El mercado de los gases renovables en España | II Salón del Gas Renovable

El hidrógeno verde como vector energético | PODCAST

Aerotermia Ecodan, el sistema más eficiente de Mistubishi Electric

El mercado del autoconsumo solar en 2022

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes