ANEFRYC critica la persecución a las torres de refrigeración

Torres refrigeracionLa Comisión Técnica de ANEFRYC, Asociación Nacional de Empresas de Frío y Refrigeración, ha mostrado su malestar ante la demonización que, una vez más, se está realizando sobre las torres de refrigeración y equipos de enfriamiento evaporativo ante los nuevos casos de Legionella localizados en la ciudad Alcoy. Manuel Escalona, director general de Salud Pública de la Comunidad Valenciana, realizó en rueda de prensa un exhaustivo repaso sobre el censo de los equipos en dicha localidad y subrayó que ninguno tiene influencia en el caso urbano, aunque sí reconoció la existencia de instalaciones sanitarias de agua caliente en el centro de la ciudad.

Desde ANEFRYC, queremos recordar que cualquier instalación de agua sanitaria, incluidas las duchas o las fuentes públicas, son susceptibles de provocar legionella. De hecho, el brote que tuvo lugar el pasado verano en Alcoy surgió de un manantial de agua sin tratamiento biocida que utilizaron unas máquinas asfaltadoras, según la conclusión de las diligencias informativas de la Fiscalía. Por ese motivo, no se entiende la persecución a la que se ven sometidas las torres de refrigeración y equipos de enfriamiento evaporativo. El hecho de ser considerados equipos de alto riesgo, frente a la calificación de bajo riesgo del resto, es precisamente garantía de seguridad al estar sometidos a controles exhaustivos marcados por la legislación.

ANEFRYC comparte con las autoridades de Alcoy la preocupación por hipotéticas instalaciones no declaradas, aunque éstas son muy raras dado el control hacia estos equipos y a la cada vez mayor concienciación del tejido empresarial sobre la importancia de realizar un correcto mantenimiento de los mismos. Así mismo, expresa su satisfacción por la rápida activación de los protocolos pertinentes ante los casos detectados y comparte plenamente que se realicen todos los controles exigidos por la Ley en las torres de refrigeración y equipos de refrigeración evaporativos.

Ahora bien, dicho esto, también quiere dejar clara su repulsa ante la mala imagen plenamente injustificada que se ofrece de estos equipos imprescindibles para el desarrollo industrial de cualquier región. Además de ser totalmente seguros con un correcto mantenimiento, son insustituibles en ciertos procesos industriales en los que se necesita frío y su alto rendimiento energético y su respeto al medio ambiente los convierten en la única alternativa sostenible para muchas industrias.

ANEFRYC considera, así mismo, totalmente desproporcionada la reacción política ante unos casos de Legionella considerados leves. Como reconoció el propio Alcalde de Alcoy, en cualquier otro lugar de España estos habrían pasado desapercibidos. Para Manuel Lamúa, secretario general de ANEFRYC, “coincidimos con las autoridades en lo positivo de la rápida actuación, pero no podemos por menos que criticar la alarma social injustificada que se crea al respecto”.

Lamúa, reclama, por último, “que la misma transparencia de la que se ha hecho gala al anunciar el brote se aplique en la notificación oficial del origen del mismo cuando las investigaciones concluyan, huyendo de las especulaciones y de las acusaciones precipitadas que desacreditan gratuita e injustamente a equipos de probada utilidad social, como es el caso de las torres de refrigeración y condensadores evaporativos, cuya seguridad está garantizada siguiendo unos simples principios de mantenimiento que todos los fabricantes ofrecen. Sobre todo, debe quedar muy claro si existe asociación con los equipos de refrigeración y si éstos estaban mantenidos según prescribe la Ley. Hasta el momento, no existe ninguna estadística fiable que confirme a las torres de refrigeración como causantes de Legionela”.

A modo de conclusión, cabe recordar que las torres de refrigeración y condensadores evaporativos son seguros con el mantenimiento que exige el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio. Para que se produzca un brote epidémico de legionelosis asociado a una torre de enfriamiento es necesario que se dé una cadena de sucesos altamente improbable como son la existencia de una alta concentración de colonias de la bacteria que inicialmente entre en la instalación -nunca se produce en su interior- condiciones incontroladas que permitan la multiplicación de la misma, la descarga de una corriente de aire con aerosoles contaminados al ambiente y por último un número suficiente de micro-gotas de los aerosoles inhalados por personas susceptibles a la enfermedad. En el origen de un foco tendrían que presentarse todos y cada uno de estos sucesos en orden correlativo porque si cualquiera de estos eslabones se rompe las posibilidades de contaminación son nulas. Estas circunstancias muy raramente se han producido.

Si una colonia de la bacteria Legionella Pneumophila entra en un equipo de refrigeración evaporativa, lo hace a través del agua de red, por lo que la preocupación de las autoridades sanitarias debería centrarse al abastecimiento de agua de red y, en consecuencia, a todos los lugares donde ésta llega: fuentes, duchas, etcétera y en controlar que los mantenimientos sanitarios preventivos obligatorios se realizan de acuerdo con la legislación vigente. La información centrada en las torres de refrigeración que a menudo se proporciona crea una alarma social injustificada que afecta a la imagen de unos equipos reconocidos por el Ministerio de Industria y por organismos internacionales como la Society of Chemistry (Real Sociedad de Química) como altamente eficientes desde el punto de vista energético y seguros con un correcto y sencillo mantenimiento.

Sobre ANEFRYC: Asociación Nacional de Empresas de Frío y Climatización es la asociación decana del sector. Agrupa a más de 250 empresas divididas en ocho grupos sectoriales de trabajo, entre los que se encuentran los principales fabricantes de sistemas de refrigeración evaporativa del país.

Modificado por última vez enMartes, 08 Junio 2010 17:26
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes