Utilizar Bomba de Calor es usar energía renovable según el Parlamento Europeo

Renovables bomba de calorLa Bomba de Calor, tecnología presente en muchos de los aparatos que se utilizan para climatización, es un claro ejemplo de un uso eficiente y ecológico de la energía. Y, precisamente, la Energía Aerotérmica (una de las utilizadas por la Bomba de Calor) acaba de ser reconocida como energía renovable por la Unión Europea.

El Parlamento Europeo reconoce además como energía renovable a la energía aerotérmica, empleada para el funcionamiento de estos sistemas.

 

El Parlamento Europeo aprobó en diciembre de 2009 la Directiva de la UE para promover la utilización de la Energía Procedente de Fuentes Renovables, texto en el que por primera vez se incluye dentro de la categoría de energía renovable a la energía aerotérmica.

La adopción de esta Directiva y la urgencia por cumplir los objetivos energéticos de la UE puede ser un aliciente para que algunos de sus estados miembros, como España, sigan el ejemplo de países como Francia, Irlanda, Suiza, Noruega o Suecia, donde ya existe una extensa trayectoria en el uso de la Bomba de Calor como sistema de calefacción energéticamente eficiente y más respetuoso con el medio ambiente.

Esta Directiva abre una nueva oportunidad para que en la UE se fomente el uso de sistemas de Bomba de Calor. "Aunque la proporción de las Bombas de Calor en el mercado de la calefacción todavía no ha alcanzado cifras de dos dígitos, el enorme potencial que tienen y los programas de incentivos que se esperan tras la aprobación de la Directiva de la UE, sin duda, darán lugar a un incremento de la cuota de mercado", señala David Díaz, Product Manager de Calefacción de la marca Daikin , especialista en aire acondicionado y designada recientemente como una de las compañías más ecológicas del planeta.

Además, las soluciones basadas en Bomba de Calor, en la medida en que reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera, contribuyen a alcanzar los objetivos 20/20/20 de la UE para combatir el cambio climático. Estos objetivos persiguen emitir un 20% menos de CO2 que en 1990, consumir un 20% menos de energía y generar el 20% de la energía primaria con fuentes renovables.

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes