El IDAE y el EVE crean la nueva sociedad para la explotación del Biscay Marine Energy Platform S.A

Idae EVE energía marinaEl Ente Vasco de la Energía (EVE), agencia energética del Gobierno Vasco, y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) han acordado la creación de una nueva sociedad pública que será la propietaria de la infraestructura para la investigación de la energía marina que se ubicará en la localidad de Armintza (Bizkaia). 

La sociedad nace con un capital social de 10 millones de euros, un 80% proveniente de la agencia energética vasca y un 20% de la estatal.

El proyecto de instalación de una infraestructura de investigación, demostración y explotación de sistemas de captación de las olas en mar abierto en Euskadi ha avanzado un paso más con la creación de la sociedad pública que gestionará su construcción, puesta en marcha y explotación. Biscay Marine Energy Platform S.A (bimep) participada por el Gobierno Vasco a través del Ente Vasco de la Energía que aportará un 80% del capital, y con el IDAE, Instituto para la Diversificación y ahorro de Energía dependiente del Ministerio de Industria, con un 20% de la participación.

La entrada en el proyecto del IDAE pone de manifiesto la importancia de los proyectos de investigación para desarrollar tecnologías para el aprovechamiento de los recursos energéticos renovables marinos, que en los próximos años conocerán un gran despegue gracias al trabajo que actualmente se desarrolla en toda Europa. El bimep pretende ser una herramienta fundamental en este proceso de investigación como plataforma de paso indispensable antes de que los ingenios marinos, los dispositivos captadores de energía de las olas, pasen a la fase de explotación comercial.

El Plan de Energías Renovables 2011-2020, recientemente aprobado por el Gobierno de España, apuesta por el desarrollo de las energías marinas fijando un objetivo de 100 MW de potencia a instalar durante esta década. Igualmente, la Estrategia Energética de Euskadi para el 2020, recientemente aprobada por el Consejo de Gobierno Vasco, identifica las energías marinas como objetivo estratégico a la hora de impulsar un parque vasco de generación eléctrica más sostenible y apuesta por la investigación, innovación, desarrollo tecnológico e industrial en este campo.

Para ello, el bimep dispondrá de un área de 5,3 km2 en el mar, acotada por boyas, situada a 1.700 metros de la costa, frente al puerto de Armintza. Para trasladar a la costa la energía de los dispositivos en estudio amarrados en esta área del bimep se dispondrá de 4 cables submarinos de 5 megavatios de potencia cada uno. A través de ellos, se trasladará toda la energía producida por los convertidores de olas hasta tierra y se inyectará directamente a la red de distribución eléctrica general.

A su vez, los cables también incluirán fibra óptica que trasladará datos sobre el funcionamiento y rendimiento de los dispositivos esenciales para la investigación. Un centro de investigación y control situado en Armintza gestionará el área de ensayos y potenciará el desarrollo tecnológico en aquellos campos de conocimiento que resulte necesario.

Las líneas eléctricas del bimep estarán soterradas tanto en su tramo de tierra  eliminando todo impacto visual, e irán enterradas en el lecho marino para evitar que resulten dañadas por el fondeo de embarcaciones o por las artes de pesca utilizadas en la zona. La entrada de los cables en el mar se realizará mediante perforaciones horizontales dirigidas que evitarán afectar a los acantilados.

La inversión asociada al desarrollo completo del proyecto asciende a 20 millones de euros. En este momento ya se ha contratado el suministro e instalación de los cables submarinos, y se prevé su puesta en marcha en 2012/2013. Se estima que en los primeros cuatro años tras la puesta en marcha del bimep hasta 30 investigadores trabajarán en la investigación de diversas tecnologías en sus instalaciones.

Energía marina y tejido empresarial de primer orden

La energía del mar tiene un gran potencial como recurso energético. Se calcula que en todo el mundo se podrían aprovechar 80.000 TWh/año, equivalente a cuatro veces el consumo bruto de energía europeo del año 2009. En lo que a la costa vasca se refiere, con el grado de desarrollo tecnológico actual  se podrían alcanzar los 2.000 GWh/año de aprovechamiento, o lo que es lo mismo, Euskadi podría abastecer el 10% de su consumo eléctrico mediante la energía generada de forma renovable por las olas del mar.

Cabe destacar que, además, el recurso energético de las olas en la costa cantábrica es excepcional para el sector, ya que dispone de un nivel medio-alto para generar energía y, a su vez, es lo suficientemente benigno para el desarrollo de tecnologías de operación en mar abierto, protocolos de actuación y mantenimiento que serán extrapolables con garantía a cualquier mar.

Euskadi cuenta con un sector industrial de equipamiento eléctrico y electrónico de primer nivel, que junto al sector del metal, de la máquina herramienta, el sector naval y el de la investigación, y las ingenierías líderes mundiales en el sector eléctrico, eólico y termosolar, reúnen conjuntamente un tejido empresarial excepcional para la creación de nuevos sectores productivos asociados al aprovechamiento energético marino.

Esto ofrece la posibilidad de creación de nuevos sectores productivos, generación de riqueza y empleo estable, ya que la investigación y las operaciones en mar son difícilmente externalizables a terceros países.

Modificado por última vez enViernes, 30 Diciembre 2011 10:19
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes