Climatizar las superficies comerciales

climatización comercial roof topLa climatización de locales comerciales puede implicar la aplicación diferentes técnicas, según que se trate de:

• Superficies de alimentación

• Almacenes de en la periferia

• Las galerías comerciales

• Las tiendas en el centro ciudad

• La restauración

• Las tiendas de estación de servicio

 

 

El concepto de confort referido a las superficies comerciales difiere del asociado a los edificios terciarios o residenciales. Las superficies comerciales constituyen en efecto un lugar de paso con un fuerte potencial de frecuencia de paso. Las corrientes de aire se toleran en la medida en que no afectan al confort de los consumidores.

Las superficies dedicadas a la venta están previamente muy optimizadas, una localización en el tejado o en el techo son las ideales.

Las restricciones de rentabilidad de los contratistas les aconseja disponer de una solución rápida de puesta en marcha. Las soluciones “plug y play” adquieren pues toda su relevancia en estos casos.

Calidad de aire para las superficies comerciales

El caudal de aire nuevo se controla por un modulo que mezcla a través de paneles motorizados el nuevo aire y el aire recogido y que se encuentra sobre los sistemas “roof-top” Este sistema está igualmente disponible para los splits a presión.

El caudal de aire nuevo se puede establecer para garantizar el mínimo reglamentario, o modulado: es el sistema free-cooling. Este último sistema es el sistema más frecuentemente utilizado ya que permite una economía sustancial de energía.

Es posible optimizar el caudal de aire nuevo asociándolo a una sonda CO2, mejor que a un valor fijo. Así pues, el caudal de aire nuevo evolucionará en función de la calidad del aire ambiente de la superficie de venta. Para evitar sobre presión de los locales, es posible equipar los roof-top con ventiladores de extracción.

Para un aire más sano en los locales comerciales, es posible que las últimas generaciones de climatizadores rooftop cuenten con una lámpara germicida, concebida para destruir las bacterias en la misma la batería.

Las ventajas del roof top

El roof top, llamado igualmente unidad de climatización en tejado, es la solución técnica que conviene mejor para las demandas de las superficies comerciales de dimensión media y grandes superficies.

Para las superficies comerciales, el concepto de confort es diferente con relación a edificios terciarios o residenciales, en el sentido de que son lugares de paso con un fuerte potencial de frecuentación y dónde se admite que haya corrientes de aire pequeñas sin por ello afectar a al confort del individuo, que en este caso será un consumidor o un comprador.

Los roof top permiten tratar de grandes volúmenes que necesitan grandes potencias sin entorpecer la superficie del suelo puesto que se instalan sobre el techo de los edificios. Las superficies de venta están completamente disponibles para la compra del consumidor, y las dificultades técnicas de funcionamiento y mantenimiento se disponen en el exterior.

Para el diseñador y el instalador, son rápidos de instalar y poner en marcha ya que basta con colocarlos sobre un plataforma fijada en el techo. La red de conductos interiores se puede realizar en tiempo La puesta en marcha de un roof top para 400 m2 de superficie se realiza en una jornada. El roof top es compacto e integra todos los componentes que permiten calentar, climatizar, y ventilar el aire nuevo a partir de una simple acometida eléctrica.

El roof top está compuesto de 2 partes concomitantes:

1 - un compartimento utilizado para el tratamiento de aire del volumen que debe calentarse, refrescar, ventilar. Es un cajón de tipo central de aire con elementos de filtración, batería de frío de acometida directa, batería de calefacción, ventilador, dispositivo de mezcla de panales aire nuevo/aire recogido. El caudal de aire nuevo es controlado por el cajón mezcla aire nuevo y aire recogido.

2 - un segundo compartimento contiene la generación de frío y calor con compresor (es) y circuito frigorífico reversible si el rooftop funciona como bomba a calor, batería eléctrica adicional o batería caliente alimentada la mayor parte del tiempo por quemador de gas directo.

El caudal de aire nuevo se controla por un cajón de mezcla de aire nuevo y aire recogido. O bien de forma fija (pero el caudal de renovación de aire nuevo dependiendo el fuerte empleo, puede ser muy importante y del orden de un 50%), o bien por sistemas de tipo free-cooling utilizando las frigorías exteriores en invierno o entre estaciones.

El aire nuevo puede ser igualmente optimizado con una sonda instalada los conductos de recogida o en el ambiente del almacén para medir el nivel de CO ². La puerta del aire nuevo regula su apertura cierre o en función del nivel de CO2 o en función de la ocupación del almacén.

La técnica “bucle de agua”

La utilización de la técnica “bucle de agua” también es interesante para los centros comerciales.

Un bucle de agua abastece todos los aparatos de calefacción y de enfriamiento del edificio y permite el refresco o la calefacción local por las bombas de calor aire-agua según las necesidades. Este bucle de agua garantiza todas las recuperaciones de calor disponibles, por ejemplo en el caso de una gran superficie, cafeterías y tiendas.

El bucle restituye este calor según las necesidades o lo almacena eventualmente en un deposito tampón para una transferencia día/noche. La caldera y las enfriadoras sólo intervienen si los equilibrios internos no están asegurados por bucle de agua que lo establece demasiado caliente o demasiado frío.

Este principio genera economías de explotación sustanciales garantizando al mismo tiempo un confort de primer orden y una gran simplicidad de utilización. Ofrece un buen coeficiente de rendimiento, dependiendo de la temperatura, y una fuerte potencia de calefacción, la misma para las muy bajas temperaturas externas.

Modificado por última vez enViernes, 30 Mayo 2014 11:50
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes