La Bomba de Calor y su contribución a la sostenibilidad

bomba-de-calor-sostenibilidad

La Bomba de Calor ha sido una de las protagonistas del Foro C&R celebrado durante la pasada edición de la Feria Climatización & Refrigeración. La Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (AFEC) celebró una sesión plenaria en la que diferentes ponentes hablaron sobre las ventajas y beneficios de este tipo de energía, los textos legislativos que permiten su aplicación, así como los tipos de funcionamiento y su uso en la rehabilitación de edificios.

La primera en hacer su exposición fue Pilar Budí, Directora General de AFEC, quien definió la Bomba de Calor como una tecnología madura que proporciona calefacción, refrigeración y agua caliente gracias al uso de fuentes renovables como la aerotermia, hidrotermia o geotermia, capaz de transportar el calor -en lugar de generarlo- a un edificio o aplicación industrial de manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente, mediante el uso de un gas refrigerante en un ciclo termodinámico cerrado.

La Bomba de Calor es, en opinión de la Directora General de la Asociación, el sistema más utilizado en los sectores con grandes necesidades de climatización y uno de los que mayores beneficios tiene, ya que reduce la factura eléctrica, la dependencia energética y las emisiones de CO2; además, puede multiplicar la capacidad de generar frío o calor, ya que es capaz de aportar 4 kW de energía consumiendo solo 1 kW.

Entre las múltiples ventajas de este tipo de tecnología, según Pilar Budí, se encuentra su contribución al desarrollo sostenible, ya que puede satisfacer las necesidades actuales de la población sin poner en peligro las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades y sus recursos naturales, y permite promover el progreso económico y social respetando los ecosistemas naturales y la calidad del medio ambiente.

La Directora General de AFEC afirmó que existen varios textos legislativos en los que la Bomba de Calor está presente. A nivel nacional destacan, entre otros, el Código Técnico de la Edificación (CTE) y el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). A nivel europeo existen varias Directivas y Reglamentos sobre renovables, ecodiseño y etiquetado relativos a la Bomba de Calor. Concretamente, la Comisión Europea ha decidido incluir el uso de esta tecnología como sustituta de los viejos sistemas de calefacción dentro de la Estrategia relativa a la Calefacción y Refrigeración. Por su parte, la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en su último informe sobre Eficiencia Energética, ha considerado a la Bomba de Calor como la mejor tecnología disponible para calefacción de espacios.

Lucha contra el calentamiento global

El Subdirector General de Coordinación de Acciones frente al Cambio Climático de la Oficina Española del Cambio Climático, Eduardo González, intervino en segundo lugar para explicar las medidas que se están tomando frente al calentamiento global, cuyo impacto en el Planeta podría llegar a ser imprevisible e irreversible en los próximos años. Solo en la Zona Mediterránea, los pronósticos vaticinan un aumento de la temperatura entre 4 y 5ºC en la segunda mitad de este siglo.

El Subdirector General mencionó las respuestas internacionales para combatir el cambio climático, como el Protocolo de Kioto (2008-2012), el Paquete de Energía y Cambio Climático (2013-2020), el Acuerdo de París (COP21), el Paquete Europeo 2030 y la Visión a 2050, proyecto éste último que persigue conseguir una sociedad baja en carbono, con objetivos de una reducción global del 50% y de un 80%-95% en países desarrollados. En el caso de España, Eduardo González recordó que muy pronto se empezará a trabajar en una futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética como una de las medidas para conseguir los objetivos a 2030.

En esta línea, el Subdirector General afirmó que la Bomba de Calor se pone de manifiesto como el sistema más eficiente en climatización, en un momento en el que se ha visto una transición importante al gas en el sector residencial. Según el representante de la Oficina Española de Cambio Climático, esta tecnología es, comparada con otras alternativas energéticas como la biomasa, las calderas a gas y/o los radiadores eléctricos, la más económica a nivel de costes y la que menos emisiones tendría.

Situación de la Bomba de Calor en Europa

Para hablar de la situación de esta tecnología en Europa intervino Oliver Jung, representante de la Asociación Europea de Bomba de Calor (EHPA), integrada por 120 miembros de 22 países, cuyo objetivo es difundir y defender los intereses del sector, representando los diferentes usos de las Bombas de Calor -residencial, comercial e industrial- para todo tipo de climatología.

Después de seis años de estancamiento total y debido a las diferentes condiciones de los países europeos, el crecimiento del mercado ha sido de un 12% en 2015, con más de 890.000 unidades vendidas, lo que ha supuesto una cifra récord, totalizando una cifra global de 8,4 millones de unidades vendidas. Según Oliver Jung, de seguir así, el mercado de la Bomba de Calor en la Unión Europea se multiplicará por dos en los próximos 5-6 años, una situación que, en su opinión, deja espacio para el optimismo.

El representante de EHPA aprovechó la ocasión para recordar al público asistente la celebración de Decarb Heat 2017, un evento que tendrá lugar en Bruselas entre los días 10 y 12 mayo para tratar el tema de la descarbonización del sector de la calefacción y que reunirá a responsables políticos de la Comisión y del Parlamento europeos, así como de los Estados miembros, además de representantes de alto nivel de la industria de las Bombas de Calor.

Tratamiento de la tecnología

El Presidente de la Asociación de Ingenierías e Ingenieros Consultores de Instalaciones (AEDICI), Javier Ara, para quien la Bomba de Calor es una tecnología madura, de alto rendimiento energético, que permite ajustarse a cualquier planificación por la cantidad de tipos que existen y con un retorno de la inversión pequeño, cerró la sesión explicando los diferentes tipos de Bombas de Calor en función del tipo de proyecto de rehabilitación del edificio, ya sea integral o parcial.

En el primer caso, la tipología estará condicionada por cómo esté el edificio, el tipo de cliente, las diferentes fases de la rehabilitación, las condiciones de confort y, todo ello, con las cotas máximas de eficiencia energética. En el caso de una rehabilitación parcial, habría que tener en cuenta el espacio disponible –difícilmente modificable-, buscando mejorar el confort y la eficiencia de la edificación al haber instalaciones ya existentes.

El representante de la Asociación también se centró en explicar el funcionamiento de una Bomba de Calor dependiendo de si está en Modo ACS, Calefacción y Refrigeración. En el primer caso, el ciclo frigorífico es el mismo que en modo calefacción, pero el calor se envía hacia un interacumulador de ACS en lugar de hacia la instalación de calefacción. En Modo calefacción, el ciclo frigorífico consigue extraer calor del exterior e impulsarlo al interior del edificio; en este caso, el intercambiador situado en el interior actúa como condensador y el exterior como evaporador. Finalmente, en Modo refrigeración, el ciclo frigorífico consigue extraer calor del interior del edificio y expulsarlo al exterior; en este caso el intercambiador situado en el interior funciona como evaporador y el exterior como condensador.
 

Modificado por última vez enViernes, 17 Marzo 2017 11:08
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes