España se sitúa como principal destino de GNL en Europa, al superar, en 2012, al Reino Unido

Primagas gas GNL

España supera en 2012 al Reino Unido como principal destino del gas natural licuado (GNL) en Europa. Esta situación viene apoyada por el primer puesto que ocupa nuestro país en número de terminales de descarga y regasificación, siendo el destino del 37% del GNL que se recibe en la Unión Europea.

Esto ocurre en una Europa donde cerca del 82% del gas proveniente de terceros países lo hace a través de gasoducto y el 18% restante en forma de GNL. Situación que contrasta con la realidad Española, donde el 60% del gas que se consume llega en forma de GNL, mientras que el 40% restante lo hace en forma de gasoducto. Cabe recordar la seguridad de suministro que proporciona un sistema energético basado en altos índices de recepción de gas en forma de GNL, al facilitar la recepción de cualquier punto del planeta.

En el contexto europeo, Rusia continúa siendo el principal abastecedor del continente, con una cuota de mercado del 23%. Aunque el principal destino del gas ruso es Alemania existen países, como los bálticos, que dependen en un 100% del gas procedente de este país. Esta situación contrasta con la realidad española. Actualmente, nuestro país recibe gas de 11 orígenes distintos, a través de las 7 regasificadoras existentes (6 en operación) y de las 6 conexiones internacionales que nos unen con Francia, Portugal y el norte de África. En este escenario, España puede jugar un papel muy destacado como puerta de entrada de gas hacia Europa, contribuyendo a la diversificación de suministro del continente.

Este panorama se produce en un entorno donde el gas natural aporta un 24% de las necesidades energéticas en Europa, ocupando la segunda posición entre las energías primarias después del petróleo, según el Informe Anual 2012 de Sedigas, publicado este mes de mayo. El Informe Anual recoge las principales magnitudes de la industria del gas a nivel nacional, europeo y también mundial.

España, sexto consumidor de gas de Europa

Nuestro país ocupa la sexta posición en consumo de gas natural en la Unión Europea, por detrás de Alemania, Reino Unido, Italia, Francia y Países Bajos. La principal diferencia con estos países es la penetración del gas natural; mientras España alcanza el 27%, en países como Alemania esta cifra supone el 48%, el 53% en Bélgica, 66% en Italia, 85% en Reino Unido o 95% en Holanda. La media europea se sitúa en el 50%. Estos datos denotan el todavía potencial de expansión del sector gasista en España.

El sector doméstico-comercial es el principal destino de la oferta de gas en la UE, con una cuota ligeramente por debajo del 40% de la demanda total. Le sigue la generación eléctrica, con más del 30%, y el mercado industrial, que absorbe el 20% de la oferta de gas.

En el caso de España, la estructura del consumo es algo distinta: el peso del sector doméstico-comercial es menor, con un 16%. La menor penetración del gas en este mercado y la mayor benignidad climática de las temporadas de calefacción, reflejan esta diferencia. Por el contrario, el sector industrial español, con un 60% del total, es el principal consumidor de gas en nuestro país. En tercer lugar, las centrales de ciclo combinado consumen el 23% del gas.

El consumo de gas en Europa ha bajado alrededor de un 2,2%, según las últimas cifras de Eurogas. Esta magnitud denota una significativa recuperación en relación con los datos registrado en 2011, donde el consumo se redujo en un 10%. Esa cifra ha ido en consonancia con el comportamiento del mercado español, donde el consumo en 2012 se ha retraído en un 2,8%.

La principal causa del descenso de la demanda de gas en Europa ha sido una menor generación eléctrica con gas, debido a los bajos precios del carbón en el mercado mundial —a causa, principalmente, de la liberación de excedentes de carbón estadounidense hacia Europa, por la mayor generación eléctrica con shale gas—. A esta realidad se le ha unido el bajo precio del CO2 y el buen funcionamiento de las renovables en algunos países, como es el caso de España.

Fuente: SEDIGAS

Modificado por última vez enMartes, 11 Junio 2013 09:42
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes