Nuevas tecnologías para medir la humedad de la biomasa

expobioenergia humedad En los últimos años han surgido los sistemas que usan espectroscopia de infrarrojos cercanos (NIR), rayos X, radio frecuencia (RF) y espectroscopia de microondas, como alternativas al tradicional método de medición de humedad por diferencia de peso en estufa.

Estos métodos tienen en común que pueden usarse para una gran variedad de biocombustibles sólidos, incluso en mezclas heterogéneas, y que se basan en la medición de la cantidad de radiación absorbida por una muestra a lo largo de un intervalo de longitud de onda.

El NIR usa longitudes de onda entre el visible y el infrarrojo, proporcionando mucha información sobre materia orgánica. El RF y la espectroscopia de microondas utilizan ondas radiofónicas en una frecuencia similar a la de los teléfonos móviles y miden el retraso y la atenuación de la señal. Los rayos X utilizan una radiación energética más alta para determinar la composición atómica del material.

Mejora de la precisión en el muestreo

Con estos métodos se pueden realizar análisis en línea directamente sobre el flujo de material en la cinta transportadora, o extrayendo una muestra.

El método de tomar muestras para valorar la humedad de una carga mediante secado en estufa conlleva grandes errores de medición, ya que es complicado seleccionar muestras representativas de grandes cargamentos. Por ejemplo, tomando una muestra de 0,5 kg de un cargamento de 20-30 toneladas, el error puede superar el 10%, sobre todo si se toman las muestras de la superficie o zonas cercanas a la superficie.

Las fluctuaciones de la humedad influyen mucho en el poder calorífico de la biomasa, por lo que conocer con la mayor exactitud el contenido real de humedad es de la máxima importancia. La Organización Sueca de Investigación de la Industria de la Energía, Värmeforsk, junto con la Agencia Sueca de la Energía y la empresa Bestwood AB han desarrollado un prototipo del sistema BAS-700, mediante el cual, usando una sonda montada en una grúa conectada a un espectrómetro, se mide de forma continua la humedad de la biomasa a lo largo de varios puntos del cargamento, permitiendo hallar un valor representativo de la carga en tiempo real y volcar los datos en el sistema informático de la planta. El sistema logra una precisión del 3% de unidades de humedad, mejor que la del muestreo manual o el método de la estufa.

El sistema también funciona de manera automática supervisado por los conductores de los camiones, lo que permite medir durante las 24 horas del día.

El sistema proporciona datos de control al sistema de la caldera y permite regular el suministro de biomasa de modo que el contenido neto de energía introducido en la caldera sea estable. También facilita el ajuste de los precios, puesto que el método evita las diferencias sistemáticas entre el valor de la medición y el valor real de la humedad.

Estos sistemas aún presentan un coste demasiado elevado, por lo que de momento se utilizan principalmente en grandes centrales eléctricas. En el futuro, también las plantas pequeñas serán capaces de adquirir estos sistemas con rendimiento suficiente. Seguramente la medición automática formará parte del equipo estándar de las plantas de cogeneración de cierto tamaño. La eficiencia será un factor cada vez más importante y a largo plazo será impensable no disponer de análisis en tiempo real del combustible.

Más información: www.bioenergyinternational.com y www.bioenergyinternational.es

Fuente : www.bioenergyinternational.es
 
Modificado por última vez enViernes, 13 Noviembre 2015 10:21
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes