Instalación de SATE en fachadas con lana mineral

Instalación de SATE en fachadas con lana mineral

Los sistemas constructivos de fachada...

Nuevo Catálogo de Airzone: Control por voz, nuevas compatibilidades y novedades de productos

Nuevo Catálogo de Airzone: Control por voz, nuevas compatibi…

Los nuevos productos y servicios que ...

Unidad evaporativa IntrCooll® TECNA OXYCOM para climatizar una iglesia

Unidad evaporativa IntrCooll® TECNA OXYCOM para climatizar u…

TECNA presenta su innovadora unidad e...

Prev Next

El confort acústico, cada vez más valorado en la construcción

Debate de confort acústico

El confort acústico ha sido tradicionalmente el valor sacrificado en los proyectos de construcción. A menudo para abaratar el coste total del proyecto, al ser un elemento no visible. También porque, en muchos casos, se ha querido dotar a espacios creados para un determinado uso, de otro distinto al original.

Sin embargo, esta tendencia está cambiando. Aumentan los clientes conscientes de la importancia de la acústica y su relación con el bienestar y por eso, cada vez es más frecuente encontrar requerimientos específicos de acústica en los nuevos proyectos de construcción. En ese punto coincidieron los once expertos que participaron en las tres mesas redondas del evento ROOM FOR EXPRESSION. Celebrado los días 4 y 5 de junio en Las Alhajas Palacio de Madrid, el evento logró reunir a 260 profesionales, 210 presencialmente y 50 en streaming, principalmente del sector de la construcción.

Bajo el título “Arquitectura, acústica y diseño: espacios para crear, emocionar y disfrutar”, ROOM FOR EXPRESSION congregó a arquitectos, diseñadores, consultores acústicos y profesionales de las artes escénicas y de la gastronomía. Estos expertos debatieron sobre cómo lograr el equilibrio entre lo estético y lo funcional, en diversos espacios: desde lugares donde la buena acústica es un requisito imprescindible, como un auditorio o un teatro, a lugares más cotidianos, como viviendas, oficinas, estaciones de transporte, centros comerciales o restaurantes. 

El evento ROOM FOR EXPRESSION fue organizado por Knauf, multinacional alemana fabricante de placas de yeso laminado y productos para la construcción en seco. Contó, además, con el apoyo de distintas instituciones, como el Ministerio de Fomento, el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España y la Fundación Arquitectura y Sociedad. En representación del Ministerio de Fomento asistieron Francisco Javier Martín Ramiro y Luis Vega Catalán, director general y subdirector, respectivamente, de Arquitectura, Vivienda y Suelo. Por parte de la Fundación Arquitectura y Sociedad asistió su fundador, Patxi Mangado, quien además participó en una de las mesas como ponente.

En la apertura, Alberto De Luca, director general de Knauf España y Portugal, señaló la necesidad de tratar el confort acústico como parte del compromiso con la sostenibilidad para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas. Francisco Javier Martín Ramiro, director general de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, dirigió también unas palabras a los asistentes, destacando el interés de los debates planteados en este evento para el sector.

Por su parte, Pablo Maroto, director de marketing de Knauf, explicó el concepto ROOM FOR EXPRESSION, resaltando las posibilidades creativas que ofrecen las soluciones acústicas de Knauf inspiradas en formas de la naturaleza y desarrolladas por su equipo humano en colaboración con arquitectos de todo el mundo.

En las tres mesas redondas, moderadas por la periodista e historiadora del arte, Anatxu Zabalbeascoa se expusieron desde fundamentos teóricos básicos de la acústica, según los usos de los espacios, hasta condicionantes más subjetivos, ligados a factores socio-culturales.

Higini Arau, consultor acústico, indicó: "La acústica es lo más atrasado que hay respecto a todas las ciencias o artes. Tenemos que tener en cuenta que la acústica nació en 1900 (Teoría de reverberación de W.C. Sabine)" y "la buena acústica depende del espacio, del volumen de la sala y del tamaño de la audiencia. Lo primero que hay que saber es el uso de ese espacio". A este respecto, sorprendieron los testimonios de los bailaores y coreógrafos Antonio Najarro y María Pagés quienes indicaron que ningún auditorio o teatro cumplía con los requerimientos necesarios para el baile flamenco o español, ni dentro ni fuera de nuestras fronteras.


María Pagés señaló: “En el directo no solo transmites un sonido, sino también una emoción. Para los bailaores el suelo es nuestro instrumento. Si un suelo no suena bien, puede arruinar el espectáculo”. Antonio Najarro, por su parte, aseguró: "La asimilación del sonido depende en gran medida de las costumbres, experiencias vitales y los recuerdos. Si no oyes absolutamente nada detrás del telón antes de salir a actuar no es agradable, necesitas cierta ambientación que acompañe a tu adrenalina" abriendo paso a condicionantes subjetivos, ligados a factores socio-culturales.

Cutu Mazuelos, diseñador de espacios, indicó: "El ruido ambiental de las relaciones sociales varía mucho en función de la cultura y entre los diferentes países" y el arquitecto Ignacio Pedrosa afirmó: "El sonido, al igual que la luz, tiene su parte subjetiva. Algunos prefieren dormir con algo de luz o sonido, otros necesitan silencio y oscuridad".

Siguiendo esta línea, el arquitecto Patxi Mangado declaró: "Hay una tendencia a pensar que el sonido hay que evitarlo. Y eso es un error: el sonido hay que manipularlo. En ningún caso es nuestro enemigo." Y señaló que, hoy en día, es posible ese control gracias a la tecnología y los materiales disponibles.

A este respecto, Alexander Díaz Chyla, consultor acústico indicó: "La acústica es una herramienta de diseño para transmitir emociones. Mis clientes se sorprenden cuando les pregunto: ¿cómo quieres que suene tu edificio?" Nino Redruello, cocinero, se sumó a estas teorías: "Se puede introducir el concepto de 'calidad' en el subconsciente de los clientes de un restaurante a través del tratamiento del sonido."

El arquitecto Emilio Tuñón abrió paso a una reflexión más disruptiva comentando que, a veces, es necesario que haya espacios que no suenen tan correctamente: "La acústica creativa es un concepto interesantísimo en arquitectura: puede sorprender, envolver, acompañar y crear sensaciones."

La visión más cotidiana fue expuesta por la interiorista Isabel López Vilalta, quien señaló: "La buena acústica es también un parámetro de confort. Yo animo a que la gente se proteja acústicamente y proteja a los demás. Existen recursos sencillos, menos científicos y más intuitivos.”

El condicionante económico fue señalado, entre otros, por la arquitecta Teresa Sapey, quien aseguró: "En pequeños espacios, la acústica depende del bolsillo del cliente. Si hay que recortar, siempre se recorta por donde no se ve. La acústica es como la ropa íntima: no la ves, pero la necesitas."

Modificado por última vez enViernes, 14 Junio 2019 10:32
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes