Logotipo Caloryfrio
Menu
CEPCO, con motivo de la COP27, publica un documento con las propuestas del sector para conseguir los objetivos de descarbonización 2050

CEPCO, con motivo de la COP27, publica un documento con las …

CEPCO, con motivo de la celebración de l...

SIBER te ayuda a evitar el Síndrome del Edificio Enfermo

SIBER te ayuda a evitar el Síndrome del Edificio Enfermo

Nos encontramos en una época del año esp...

HAP v6 de Carrier, la actualización del software de diseño de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado

HAP v6 de Carrier, la actualización del software de diseño d…

Para satisfacer las necesidades de los t...

Prev Next

Tipos de impermeabilización de cubiertas planas transitables

Cubierta plana transitableUno de los requisitos básicos que se les exige a las cubiertas en los edificios es el de protección frente a la humedad. Para ello se deberá evitar la presencia inadecuada de agua en su superficie, así como su penetración en el interior del edificio. En ambos casos la solución pasa por un correcto diseño de la cubierta.

En el caso de la cubierta plana, ésta debe tener la pendiente adecuada para facilitar la evacuación del agua hacia el exterior. Por otro lado, se deberá incluir también una capa de impermeabilización para evitar la penetración de agua hacia el interior del edificio. La elección del material de impermeabilización de la cubierta más adecuado dependerá de diversos factores: el soporte de la impermeabilización, la geometría de la superficie, la accesibilidad en el caso de requerir maquinaria específica, los requisitos del proyecto y el presupuesto disponible.

En este artículo, hacemos un repaso de algunos de los materiales que se pueden emplear para la impermeabilización de cubiertas planas transitables.

Impermeabilización de cubiertas planas transitables según HS1 del CTE

Según la sección HS1. Protección frente a la humedad del Documento Básico de Salubridad (DB HS) del Código Técnico de la Edificación (CTE), las cubiertas deben disponer de una capa de impermeabilización, cuando la cubierta sea plana o cuando sea inclinada pero el sistema de formación de pendientes no tenga la pendiente que se le exige, o el solapo de las piezas de protección frente a la humedad sea insuficiente.

En el caso de las cubiertas planas transitables, podrá ser necesario interponer una capa separadora entre el pavimento y la capa de impermeabilización, y/o entre ésta y el elemento soporte en sistemas no adheridos, para evitar la adherencia entre ambas. También cuando se utilice suelo flotante sobre soportes. E incluso en determinadas cubiertas previstas para el tránsito de vehículos terminadas con capa de rodadura.

Adicionalmente, la capa separadora también podrá ser necesaria, en el caso de materiales químicamente incompatibles, para evitar su contacto. Por ejemplo, entre la capa de impermeabilización y el aislamiento térmico de la cubierta. 

Materiales de impermeabilización de cubiertas planas transitables

En el mercado existen diversas opciones de impermeabilización de cubiertas planas transitables. A continuación, hacemos un repaso de los materiales más habituales: 

  • Poliureas

Es uno de los materiales de impermeabilización de cubiertas más demandado en la actualidad. La poliurea se consigue por la unión de dos componentes: un isocianato con varias poliamidas. Se suele confundir con el poliuretano, pero existen diferencias entre ambos materiales.

La poliurea es el material idóneo para impermeabilizar, ya que forma una membrana continua y por tanto sin juntas, que se adhiere al soporte y que es elástica. Se adapta a cualquier superficie por muy irregular que sea su geometría, pudiendo impermeabilizar cubiertas, terrazas y balcones. También tiene una elevada resistencia a las inclemencias meteorológicas, a los rayos UV, a medios ácidos, alcalinos y a diversos agentes químicos, al punzonamiento y al desgaste. Es impermeable y transitable, así como permeable al vapor de agua. Se puede aplicar sobre cualquier sustrato y su curado es casi inmediato, en cuestión de segundos. Su instalación se realiza con un equipo de alta tecnología (incluye un equipo de proyección de alta presión con pistola de mezcla) a unos 75 grados de temperatura. También se requiere de material de protección personal como traje completo, máscara facial con filtro, etc. Es un producto libre de COV (Compuestos Orgánicos Volátiles) y no emite compuestos tóxicos durante su aplicación.

La poliurea puede ser pura o bien se puede mezclar con poliuretano. En este caso se obtiene una poliurea híbrida. 

  • Poliuretano

Las membranas de poliuretano se diferencian de las de poliurea en que requiere de un catalizador en su composición. Es decir, el poliuretano se obtiene al hacer reaccionar un isocianato y un poliol en presencia de un catalizador.

El poliuretano como sistema de impermeabilización, se empezó a utilizar antes que la poliurea y supuso una revolución como sistema de impermeabilización, ya que al igual que esta, las membranas de poliuretano son continuas sin juntas, se adhieren al soporte y se aplican a cualquier geometría. Presentan propiedades mecánicas elevadas, gran resistencia a la intemperie y también son flexibles. En cambio, las membranas de poliuretano requieren mayor tiempo de secado, unas 4 ó 5 horas de curado, y su resistencia física y química es menor en comparación con las membranas de poliurea. También se requiere de un equipo de alta tecnología para su instalación, así como material de protección personal para el aplicador. 

  • Pintura de caucho acrílico

También conocido como pintura anti goteras, la pintura de caucho acrílico consiste en un revestimiento impermeable aplicable a cubiertas planas transitables. Se compone de una dispersión acuosa de copolímeros acrílicos (caucho), cargas, aditivos, resinas y pigmentos. De aplicación con rodillo, brocha o pistola sobre el pavimento existente, puede incluir en su composición fibras para su refuerzo. En caso contrario se incluye la instalación de una armadura de tejido de fibra de vidrio o poliéster, a determinar según prescripción del fabricante.

El sistema de impermeabilización con pintura de caucho acrílico es una solución de alta elasticidad y buena resistencia a la tracción, así como resistente a la abrasión y a los agentes atmosféricos. De fácil aplicación para la rehabilitación de cubiertas existentes con problemas de filtraciones y humedades. Es un sistema continuo sin juntas aplicable a cualquier geometría, que requiere de unas 24 horas para su completo secado. Rellena perfectamente las fisuras y tiene una alta resistencia a la microfisuración. Por otro lado, al ser un producto de base acuosa libre de disolventes se considera un producto respetuoso con el medio ambiente. 

  • Poliolefinas

Las poliolefinas se utilizan en la composición de láminas de impermeabilización de cubiertas planas. Se trata de láminas sintéticas que se componen de elastómeros de poliolefina, polipropileno y aditivos fundamentalmente, también conocidas como TPO. Debido a su composición, son flexibles, resistentes al impacto, estables a los cambios de temperatura y duraderas. Pueden incluir componentes para conseguir una alta rigidez y estabilidad dimensional. Por ejemplo, el carbono o la fibra de vidrio.

Las láminas flexibles de pololefinas, instaladas bajo pavimento y adherida con cemento cola, requieren de soldadura o adhesivo para su unión y sellado entre láminas. El pavimento se coloca sobre la lámina sin necesidad de capa separadora. En rehabilitación de cubiertas también se puede colocar sobre el material de acabado existente, siempre que sea compatible con el adhesivo cementoso. 

  • Otros materiales: EPDM, PVC y tela asfáltica

Otras alternativas de impermeabilización de cubiertas planas transitables con láminas sintéticas como las Poliolefinas, son las láminas de EPDM y las de PVC.

El EPDM es un elastómero, caucho de polietileno propileno dieno monómero. Tiene un buen comportamiento frente a los agentes atmosféricos, alta resistencia a los rayos UV y a temperaturas extremas, así como una muy alta elasticidad y resistencia mecánica. Tiene la ventaja frente, a otras láminas, de que se puede suministrar en láminas de incluso 900 m² eliminando así la ejecución de juntas entre láminascomo pasa con otros materiales. Su instalación puede ser adherida y no adherida. En cubiertas transitables se puede utilizar otra lámina de caucho reciclado más gruesa para su protección.

El PVC o policloruro de vinilo plastificado, también se utiliza en la confección de láminas sintéticas para la impermeabilización de cubiertas. Se adapta fácilmente a diferentes formas de soportes, alta resistencia a condiciones climáticas extremas y rayos UV, gran resistencia al desgarro y elevada resistencia al punzonamiento y a la tracción. Es estable y muy flexible, así como de fácil y rápida instalación. Se instala no adherida o fijada mecánicamente, es permeable al vapor de agua y reciclable. 

Por otra parte, la tela asfáltica consiste en una membrana impermeable compuesta de un material bituminoso: asfalto, betún, alquitrán y brea. Es una opción económica para la impermeabilización de cubiertas, pero presenta grandes desventajas en comparación con el resto de las opciones. No es tan duradera puesto que se endurece provocando la aparición de grietas debido a las oscilaciones térmicas. Se suministra en rollos y requiere un especial cuidado en la ejecución de remates y de encuentros singulares. Por otro lado, se utiliza soplete para su instalación. 

Conclusiones

Teniendo en cuenta todo lo expuesto en párrafos anteriores, podemos clasificar los sistemas de impermeabilización de cubiertas en dos tipos: los de aplicación in situ y los de ejecución mediante membranas.

Las principales ventajas de los sistemas de impermeabilización de aplicación in situ, sin duda consiste en la ausencia de juntas y su adaptabilidad a cualquier geometría. Éstos engloban soluciones líquidas a base de poliuretano, poliureas o morteros preparados. Materiales que una vez instalados se adhieren al soporte formando una membrana contínua y por tanto sin juntas. Definitivamente, proporcionan una estanqueidad total, libre de uniones, solapes o juntas. Por otro lado, al tratarse de sistemas que se cohesionan con el soporte, se facilita la detección de filtraciones de forma casi inmediata, en comparación con los sistemas de impermeabilización por membrana, en los que puede ser necesario levantar el soporte completo para localizar el origen de la filtración o ejecutar una nueva impermeabilización que sustituya por completo a la existente.

Las láminas de impermeabilización, incluyen las láminas sintéticas y las bituminosas. Dentro de las sintéticas destacan las poliolefinas o TPO, el PVC y el EPDM, soluciones mucho más flexibles que las tradicionales telas asfálticas.

No obstante, y a pesar de las ventajas de los sistemas in situ, la elección de un sistema u otro dependerá de los requisitos del proyecto, del presupuesto y de la disponibilidad y accesibilidad de los medios necesarios. Determinar la solución más adecuada a cada proyecto pasará sin duda por el asesoramiento de un técnico especializado en aislamiento que evalúe la opción más ventajosa.

Modificado por última vez enLunes, 09 Mayo 2022 16:06

¿Te ha resultado útil? Compártelo

volver arriba

El mercado de la ventana y los cerramientos - VETECO 2022

Evolución de los materiales, procesos e instalaciones | Mesa Redonda Rebuild 2022

Hacia la demanda cero y el consumo nulo en edificios | Mesa Redonda Rebuild 2022

Solución integral para depuración y regeneración de aguas residuales: TECNOLOGÍA SYSTEM O))

El mercado de la construcción | Situación actual y retos 2023

Impermeabilización de cubiertas: sistemas, materiales y características | PODCAST

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes