Logotipo Caloryfrio
Menu

Producto textil inteligente para la mejora de la eficiencia energética de los edificios

nuevo-textil-aislante

El Centro Tecnológico de Cataluña (Eurecat) junto con la empresa textil Vertisol Internacional han emprendido un proyecto para desarrollar un nuevo producto textil inteligente que tendrá como principal objetivo mejorar la eficiencia energética de los edificios.

 El tejido resultante, que se ha considerado oportuno denominar Texilum, está previsto que se emplee como protector de cristales en los ámbitos de la arquitectura y el interiorismo, así como que mejore la gestión energética mediante la regulación inteligente, tanto de la luz como de la temperatura. Este sistema supondrá un avance en su ámbito ya que ocupa un espacio mínimo, es muy ligero y se adapta a la perfección a superficies complejas.

Elemento estructural híbrido

Virgínia García, directora de la Unidad de Tejidos Funcionales de Eurecat – el organismo proveedor de tecnología innovadora y diferencial para dar respuesta a las necesidades de innovación e impulsar su competitividad tecnológica en el mundo empresarial - explica que la empresa Vertisol “acudió a nosotros como centro tecnológico especializado en textil para encontrar solución a un reto tecnológico que le había surgido”. A partir de ahí, la institución se planteó “la posibilidad de generar un producto nuevo e innovador que se ha concretado en la propuesta Texilum”, aunque – puntualiza - previamente tuvo que llevarse a cabo “una prueba de concepto que permitió validar la tecnología y constatar la viabilidad de la propuesta de proyecto”.

La empresa Vertisol, que se distingue por su decidida apuesta en favor de la fabricación de productos sostenibles, precisa que, dentro de su oferta, cuenta con “tejidos tales como el Planet FR y el Ecoplanet FR que son 100% elaborados con PET reciclado y contamos con la certificación Cradle to Cradle Bronze, que premia productos basados en la economía circular”. Éste sería – argumentan – un ejemplo de “nuestra preocupación por la producción sostenible y por el respeto hacia el medioambiente sin que, en ningún caso, ello suponga dejar atrás el confort de las personas”.

Asimismo, la firma cuenta con tejidos que, en la línea del producto que en estos momentos se está desarrollando, “ayudan a la obtención de puntos LEED, créditos que contribuyen a acreditar la ecoeficiencia de los edificios”. Algunas de estas soluciones – señalan – “pueden ser encontradas también en las bases de datos de softwares como Edibatec o Ida Esbo, que tienen por objeto calcular la eficiencia energética de los edificios”.

Un reto tecnológico importante

Se trata de una iniciativa que se centrará en desarrollar un elemento estructural híbrido que tratará de permitir la integración de elementos funcionales pasivos como cintas con diferentes grados de opacidad. Asimismo, también contempla la posibilidad de llegar a utilizar elementos funcionales activos de electrónica impresa. En estos momentos, la solución se encuentra en fase de prototipaje y, por tanto, se está procediendo, como señala Eurecat, “a identificar las adaptaciones que será preciso efectuar en las instalaciones, así como en el conjunto de equipamientos de la firma Vertisol, para que esta firma sea capaz de producir el nuevo producto Texilum”.

El proyecto focalizará sus esfuerzos en la búsqueda de la eficiencia de tejidos y materiales como las estructuras de tejido de punto de urdimbre y de tejido de calada. Así, los integrantes del proyecto prevén diseñar y fabricar mecanismos y dispositivos técnicos a incorporar en la máquina textil para adaptarla al nuevo proceso productivo.

Con un presupuesto de 234.000 euros, la iniciativa ha sido cofinanciada por Acció, la Agencia para la competitividad de la empresa, y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del marco FEDER Cataluña 2014-2020. Y, de hecho, la patente del producto está previsto que sea cursada durante 2017.

Más allá de que contribuirá - como tantas otras soluciones - a optimizar la eficiencia energética en los edificios, el valor añadido de un producto como éste radica en que, según se expone desde Eurecat, “el proyecto permitirá reducir el consumo de material si lo comparamos con las soluciones noche y día del mercado, logrando una solución innovadora y diferente que comportará la consecución de un reto tecnológico importante”.

 

Modificado por última vez enViernes, 15 Febrero 2019 12:09
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes