Logotipo Caloryfrio
Menu

Instrumentos de medición de edificios para la eficiencia energética

Herramientas mediciónTanto en las auditorías energéticas, como en los demás procesos de caracterización energética de un edificio, se han realizar una gran cantidad de muestreos y mediciones en edificios. Estos muestreos sirven para definir energéticamente el edificio, sacar datos como la línea base energética. Definir los indicadores de desempeño energético, y encontrar los puntos susceptibles de mejora.

Por ello, para llevar a cabo todas estas mediciones, son necesarios una amplia gama de instrumentos con utilizaciones específicas para todas las necesidades. A continuación, resumiremos los más importantes para conseguir un buen diagnóstico energético completo de cualquier inmueble.

Analizador de redes eléctricas

Este tipo de equipos permiten realizar mediciones de diferentes parámetros de las redes eléctricas de baja tensión. A través de sus pinzas amperimétricas y volumétricas, se puede verificar el correcto funcionamiento de la instalación eléctrica y el cableado, ya sea en ámbitos de potencia, conductividad o rendimiento. Por otro lado, los analizadores de redes también deben certificar los resultados obtenidos de forma impresa o bien de manera digital, codificando los datos para su lectura electrónica.

Analizador de gases de combustión

Los analizadores de gases de combustión son equipos que se utilizan para medir los gases de salida de los diferentes equipos que utilizan combustibles. Con ellos se pueden detectar las concentraciones del monóxido de carbono o de los óxidos de nitrógeno, entre otros, y también medir la temperatura de estos. Y esto sirve para saber en qué circunstancias se está realizando la combustión, y si sería recomendable modificar alguno de los factores que en ella actúan para mejorarla en cuanto a rendimiento o en cuanto a impacto ambiental.

Luxómetro

Este tipo de equipos sirven para medir las condiciones de iluminación de una determinada superficie. Además, tienen captadores de luz muy sensibles tanto a la intensidad de la luz, así como al ángulo de incidencia. De esta forma podemos conocer la forma en la que las estancias están iluminadas, y optimizarlas en base a lo que determina el CTE para cada una de ellas.

Caudalímetro

Los caudalímetros se utilizan para medir desde los diferentes conductos la cantidad de fluido que transcurre en un periodo de tiempo, ya sea aire o agua en tuberías. De hecho, lo más habitual es utilizar caudalímetros ultrasónicos, que miden los caudales desde el exterior de los conductos sin necesidad de hacer perforaciones en el tubo, trasladando la lectura de los datos al equipo.

Cámara Termográfica

Las cámaras termográficas son equipos que ayudan a detectar anomalías en la construcción de un edificio, ayudando a detectar por ejemplo puentes térmicos o anomalías en la permeabilidad de los cerramientos. La forma de detectarlos se basa en las imágenes térmicas, en las que se pueden ver puntos más fríos del edificio, pudiendo detectar los puntos de la envolvente que precisan de refuerzo o remodelación. Por otro lado, estos equipos también se pueden utilizar para detectar fallos o fugas en instalaciones térmicas complejas.

Sondas de temperatura superficial

Al igual que las cámaras termográficas, las sondas de temperatura superficiales pueden detectar los puntos de la estructura a través de los cuales se está perdiendo calor o se está dejando entrar el calor del exterior. Estos aparatos miden las temperaturas mediante termopares, pudiéndose aplicar de diversas formas: contacto, penetración, corrientes de aire…

Anemómetro

El anemómetro es un equipo utilizado para instalaciones de climatización y ventilación, que mide la velocidad y el caudal volumétrico del aire. Esto sirve para caracterizar los caudales de aire caliente o frío que salen de los equipos. Es importante también atender a las especificaciones del CTE en materia de ventilación y renovación del aire cuando se quieran comparar los datos obtenidos, ya que, si son inferiores a los que recomienda el código, estos sistemas de ventilación se deberán cambiar.

Y, aparte de esto, estos equipos también son capaces de medir la humedad del aire, aunque el equipo específico para esa tarea es el higrómetro o el termohigrómetro.

Infiltraciones

Para medir las infiltraciones se pueden realizar obligando a la estructura estudiada a sufrir infiltraciones y a medirlas con manómetros. Para ello se suelen colocar ventiladores en el hueco de dicha estructura.

En este sentido, se pueden realizar también los denominados estudios blower door. Estos estudios lo que hacen es causar una depresión en el hogar expulsando el aire gracias a in ventilador que se coloca en la puerta del inmueble. Esa depresión favorece la entrada de las inflitraciones, que se detectan más fácilmente en estas condiciones, para después sellarlas. Este tipo de ensayos son obligatorios en Centroeuropa en edificios de nueva obra, pero no en España.

Medidor de concentración de CO2

Otra de las formas de saber si la ventilación de una estancia o vivienda es la adecuada, consiste en realizar una medición de la concentración de CO2. Una elevada concentración de este gas afecta a la calidad del aire y al rendimiento de los trabajadores. Por ello, el aparato mide la concentración del dióxido de carbono en ppm dejando pasar el aire a través de una sonda. Si la concentración del interior es mayor que la del exterior será un síntoma de mala ventilación.

Medidores de consumos

Por último, y a pesar de no ser un equipo en sí, hace falta prestar especial atención a medidores de consumos que la propia vivienda puede ya tener integrados. Entre ellos destacan los contadores de agua, de gas, de gasóleo, eléctricos o de energía térmica. Todos los datos recogidos por estos contadores pueden ser de gran importancia a la hora de caracterizar energéticamente un edificio o una vivienda, por lo que siempre es importante acceder a dicha información.
 

Modificado por última vez enMiércoles, 21 Agosto 2019 08:52
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes