Logotipo Caloryfrio
Menu

Los retos y oportunidades en climatización y refrigeración

Ponencia retos sector climatizacionLa Feria de Climatización y Refrigeración celebrada hace unas semanas en Madrid, no solo contó con la presencia de las marcas más prestigiosas del sector, sino que también sirvió como escenario para el debate de algunos temas que, en estos momentos, siguen de plena actualidad en el sector y sobre los que un nutrido grupo de expertos compartieron sus experiencias y expusieron sus puntos de vista en las distintas jornadas que se organizaron a tal efecto.

Una de estas jornadas fue la organizada por la Asociación Española de Ingenierías e Ingenieros Consultores de Instalaciones (AEDICI) y la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (AFEC), en la que se habló sobre los retos y oportunidades del sector de la climatización y de la refrigeración.

Pilar Budí, Directora General de AFEC, inauguró el evento haciendo un repaso de algunas de las conclusiones que, sobre el sector de la climatización, se han ido extrayendo en los diferentes Workshops que se han celebrado en los últimos años. Entre ellas, destacó el que no haya un correcto mantenimiento en las instalaciones de climatización. También señaló el hecho de que la normativa actual sea excesiva y confusa en ocasiones, la poca importancia que los proyectos de climatización le dan a la calidad del aire interior, así como que no se suela hacer uso de todas las prestaciones de los sistemas de refrigeración y climatización en los edificios, bien por desconocimiento, falta de información o de recursos.

Con el objetivo de que el mercado de la climatización consiga recuperar la cifra récord que obtuvo en 2007, Pilar Budí señaló algunos de los retos y oportunidades a los que se enfrenta el sector. Por un lado, la ponente abogó porque la reglamentación sea clara y se adapte a la evolución tecnológica, contando con la industria y los actores implicados, para que los equipos puedan adaptarse y cumplir, a su vez, con los requisitos legislativos, lo que aumentaría su eficiencia energética y ayudaría a que las empresas sean más competitivas. Pilar Budí también planteó la necesidad de que se invierta más en las instalaciones de climatización y de que se haga un adecuado mantenimiento de las mismas.

Respecto a la obra nueva y la rehabilitación, la directora general de Afec señaló como retos el uso de tecnologías más limpias, así como la sustitución de sistemas ineficientes por otros más eficientes para cumplir los objetivos de descarbonización. En este sentido, animó a la Administración a que incentive el uso de este tipo de equipos. Esto supondría, en su opinión, “un importante ahorro económico gracias al aumento de la eficiencia energética y que haya más movimiento en el mercado con el cambio de equipos”.

Para que todo esto se lleve a efecto, Pilar Budí mencionó la importancia de una formación profesional adecuada y de que todos los profesionales dispongan de las correspondientes acreditaciones para acabar con el intrusismo en el sector. Todo esto llevará, en su opinión, “a una mayor calidad en las instalaciones y a que haya más oportunidades en el mercado laboral”.

Las nuevas tecnologías

A continuación tomó la palabra Félix Sanz, Adjunto a Gerencia de la Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías (AEFYT), quien señaló que “el gran reto de la refrigeración es el desarrollo social”. El ponente recordó que el uso de ciertos refrigerantes ha afectado a la capa de ozono y que han sido estos condicionantes medioambientales los que han provocado que la refrigeración busque nuevos refrigerantes alternativos.

El gran aliado para paliar esta situación ha sido, según apuntó Félix Sanz, “el desarrollo tecnológico”, que ha conseguido introducir y desarrollar productos para la refrigeración pensando en refrigerantes que la naturaleza pueda degradar, obtenidos por distintos métodos como el aire, el agua, el amoniaco, el CO2, etc, e introduciendo componentes nuevos, como los eyectores, en los circuitos de refrigeración con CO2. Asimismo, indicó, las nuevas posibilidades que se abren con el uso de eyectores con otros refrigerantes distintos del CO2 y con posiciones diferentes en los circuitos frigoríficos “se disparan y hace que el futuro sea aún más interesante”.

Con el paso del tiempo, la legislación cambia y se establecen normas y criterios que hacen que conceptos como el ecodiseño y la normalización sean cada vez más habituales en refrigeración. El ecodiseño, indicó el representante de Aefyt, introduce valores de eficiencia energética así como de tratamiento de residuos de cara a una economía circular. Ambos conceptos unidos, afirmó, “llevarán a que nuestros sistemas sean más eficientes y tolerantes con el medio ambiente”.

Además de introducir valores de eficiencia energética, el ecodiseño ha sido muy importante para la aparición de las nuevas tecnologías disruptivas (IoT, Big Data, Inteligencia Artificial, etc) que, según manifestó, “nos allanarán el camino hacia un futuro prometedor, lleno de retos y oportunidades”. En este sentido, la digitalización de los componentes de refrigeración es una realidad: compresores, válvulas, controladores, que incorporarán sensores para poder registrarlo todo.

Algunas reflexiones

La jornada continuó con el desarrollo de tres paneles, moderados por el periodista Gorka Zumeta, quien supo imprimir un carácter dinámico en cada uno de ellos, alternando preguntas directas a los ponentes con la participación del público asistente.

El primer panel contó con la participación de Javier Ara en representación de Aedici, Alberto Esteban de Afec, Miguel Ángel Navas de Atecyr y Antonio Cano por la CNI, para debatir sobre la problemática de las instalaciones en el sector de la climatización. A grandes rasgos, los ponentes dejaron patente que, aunque las administraciones sí suelen tener en cuenta a los distintos agentes del sector en la elaboración de las normativas, les gustaría poder tener un nivel más participativo.

Por otro lado, señalaron que uno de los problemas detectados y que, en su opinión, habría que solucionar es saber transmitir a las propiedades las bondades de un proyecto para el correcto funcionamiento de las instalaciones, a la vez que pusieron de manifiesto la importancia de hacer un buen mantenimiento de las instalaciones y de los equipos, y disertaron sobre el reto tan importante al que tienen que hacer frente las ingenierías y los instaladores para incorporar las energías renovables y conseguir los objetivos en eficiencia que se plantean.

R&C y calidad del aire interior

Para hablar de los aspectos más destacados en Regulación y Control, se organizó un segundo panel en el intervinieron José Manuel Sánchez de A3e, Jesús Román de Afec y Fernando Cuesta de Aedici. En él se puso de manifiesto, en base a un análisis de mercado a nivel europeo elaborado por un entidad experta en el tema que, en España, la parte de control sobre el presupuesto global de construcción de un edificio nuevo, representa aproximadamente un 0,5% del total de dicho presupuesto, mientras que en Europa representa un 2%, es decir, cuatro veces más.

En este sentido, quedó patente que en España existe un gran desconocimiento de la parte de Control por parte del cliente y que, desafortunadamente, la decisión del control que se pone en un edificio va muy ligado al coste económico y no tanto a la calidad de la solución, lo que al final redunda en el hecho de que durante la explotación del edificio se dejen muchas cosas no previstas para el ciclo de vida del mismo, que repercuten negativamente.

El tercer y último panel se centró en la calidad interior del aire. En él participaron Carlos Úrculo de Ashrae, Tomás Higuero de la AEO y Francisco García de IFMA. En líneas generales, quedó patente que la calidad del aire interior mejora la salud y el bienestar de las personas y que, a día de hoy, se empieza a ver cómo las empresas están desarrollando iniciativas de salud y empiezan a ser conscientes de que sus edificios tienen que ser saludables, ya que existen diferentes estudios que demuestran que el aire que respiramos está relacionado con la productividad.

Asimismo, quedó patente que es posible mejorar la calidad interior del aire sin necesidad de pagar un alto coste energético, gracias a las revisiones periódicas, el mantenimiento adecuado de las instalaciones y las soluciones de control de contaminantes. De la misma manera, pusieron sobre la mesa la importancia de que el proceso de diseño de los edificios tenga en cuenta no solo que sean energéticamente eficientes, sino que también sean saludables y confortables.

 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes