Panamá apuesta por la construcción sostenible

Panamá

El gobierno panameño ha anunciado recientemente el establecimiento de regulaciones para el ahorro de energía en nuevas edificaciones. Concretamente se trata de la Resolución Nº 3142, una resolución “muy importante al establecer por primera vez competencia en materia de construcción sostenible al reglamentar aspectos del crecimiento verde de nuestro país”, según Víctor Urrutia, Secretario Nacional de Energía.

La resolución establece porcentajes de ahorro de energía que permitirán reducir los costos de los usuarios en pagos de servicios públicos. En los dos primeros años se reducirá el consumo de energía en un 15%, y en adelante un 20 %.

La resolución y la guía de construcción sostenible que le acompaña recomiendan el uso de medidas eficientes para el diseño de edificaciones que mantendrán el confort de los panameños. Todo esto integrando elementos sobre el clima y las condiciones del entorno donde se construye la edificación. Por ejemplo, puede incluir un mejor diseño de ventanales para disminuir la temperatura durante el día, calentadores de agua solar o sensores de luz fotoeléctricos.

Esta política de la Secretaría Nacional de Energía, es el resultado de la cooperación de la Corporación Financiera Internacional (IFC), institución del Grupo Banco Mundial. Igualmente, se tomaron en cuenta las recomendaciones de la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura(JTIA), y el Panamá Green Building Council, entre otros para analizar la propuesta normativa en sus aspectos técnicos y de factibilidad.

“La construcción eco eficiente responde a los desafíos del cambio climático,” dijo Ángela María Fonseca, Representante de IFC en Panamá. “Los sectores públicos y privados manifiestan su compromiso con el futuro del país a través de esta colaboración, que esperamos traiga beneficios no solo ambientales y sociales, sino también económicos, mediante la generación de un mercado para la eficiencia energética.”

Este esfuerzo es parte de un programa global que el IFC ha emprendido para ayudar a desarrollar códigos de construcción verde en Costa Rica, Colombia, Perú, Indonesia, Bangladesh, Filipinas y Vietnam, entre otros.

Kristtian Rada, líder del programa de IFC de ciudades para Latinoamérica, resaltó “la importante labor de coordinación que ha permitido tomar este paso para impulsar la sostenibilidad en el sector de la construcción. Este esfuerzo contribuirá también a los compromisos adoptados por Panamá en el marco de las reuniones de COP 21 y COP 22.”

La resolución se aplica a una amplia gama de construcciones incluyendo hoteles, hospitales, oficinas, centros comerciales, escuelas y viviendas. Entrará en vigor a partir de la firma de la misma y su implementación es obligatoria luego de un año. Se aplicará al territorio nacional y para ello contará con el apoyo de los Municipios del país.

Por otro lado, la resolución recomienda a la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura, emitir resoluciones que introduzcan medidas para el uso racional de la energía, relacionados con el diseño eléctrico, mecánico, arquitectónico, y civil de las edificaciones, basados en la Guía provista.

El sector de la construcción deberá diseñar edificaciones que resguarden los porcentajes de ahorro energético señalados por la línea base definida en la Guía Técnica de Construcción Sostenible, bajo diferentes medidas activas y pasivas de eficiencia. En recomendación de la SNE, se requiere que el Ministerio de Comercio e Industrias, y la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura,y los Municipios del país, acompañen este proceso de revisión de cumplimiento de los diseños, y su aplicación a plenitud.

América Latina es la región más urbanizada del mundo, con el 80% de su población residente en ciudades. Estudios globales han demostrado que en América Latina los edificios consumen el 42% de la electricidad y emiten el 25% de las emisiones de CO2.

El sector de la construcción en Panamá ha tenido un rápido crecimiento en los últimos años. Durante el segundo semestre del 2016, se han registrado en Panamá y San Miguelito, 1253 nuevas edificaciones, lo que corresponde a un aumento de un 6% en comparación con el año anterior. Por lo tanto, se espera que la resolución pudiera tener un impacto importante para promover la sostenibilidad en el sector de la construcción.

“En suma, los recientes anuncios normativos y el consecuente apoyo explícito del Gobierno Nacional a la construcción sostenible nos garantiza que los mercados verdes llegaron para quedarse , según declaraciones de Urrutia.

Fuente: Secretaría Nacional de Energía de Panamá
 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes