Europa propone una nueva Directiva de eficiencia energética para alcanzar el objetivo 20/2020

Plan de Ahorro energético

La Comisión Europea ha aprobado un proyecto de Directiva que impondrá nuevas medidas de eficiencia energética, como el fomento de sistemas cogeneración más eficientes a los sistemas de calefacción y refrigeración.

El objetivo es conseguir reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, obtener el 20% de la energía de fuentes renovables y recortar el consumo de energía en un 20% para el año 2020.

Este proyecto se sumaría a la reciente ampliación de la Directiva Europea sobre Ecodiseño aprobada recientemente, cuyo objetivo era mejorar el rendimiento medioambiental de los productos que utilizan energía y que establece unos fuertes requerimientos ecológicos para los aires acondicionados y ventiladores para mejorar su eficiencia energética y reducir su impacto en el medio ambiente.

Bruselas calcula que, al ritmo actual, al final de la década solo se habrá conseguido una mejoría del 9 %. Por eso, la nueva directiva exige que cada Estado se marque un objetivo de eficiencia. 

Cada hogar europeo se ahorrará 1.000 euros al año en su factura energética si se aplican todas las medidas de eficiencia previstas en el plan, según los cálculos de la CE. El plan también reduciría en 368 millones de toneladas las emisiones de C02 previstas hasta 2020.

Proveedores de energía

No sólo el Gobierno tendrá que colaborar en el fomento del ahorro energético. Las empresas proveedoras de energía tendrían, según la propuesta,  que instar a sus clientes a mejorar su eficiencia energética, con el objetivo de obtener una reducción del volumen de ventas del 1,5% anual.

La norma también estipula mejoras en los contadores de gas y luz para permitir al cliente ajustar de manera más precisa su propio consumo.

Reducir el consumo en las empresas

Las grandes empresas tendrán que someterse a auditorías energéticas para conseguir una reducción de su consumo. Las pequeñas y medianas empresas, por su parte, recibirían incentivos si realizaran estas auditorías voluntariamente.

Entorno público

Las Administraciones deberán renovar cada año el 3 % de sus propiedades inmobiliarias, para lograr un consumo menor (en la actualidad se renueva el 1,5 por ciento) y establecer un requisito de eficiencia energética en las adquisiciones de bienes y servicios. Asimismo, los consumidores deberán tener “un acceso amplio y gratuito a la información sobre el propio consumo de energía, con el fin de mejorar su gestión”.

Los gobiernos también estarían obligados a supervisar la eficiencia de las nuevas centrales eléctricas y a fomentar la recuperación del calor residual, mientras que los reguladores nacionales deberán tener en cuenta la eficiencia energética, en particular a la hora de aprobar las tarifas de acceso a las redes.

Antes de 2014, además, cada país deberá aprobar un plan para incorporar modelos de cogeneración más eficientes a los sistema de calefacción y refrigeración. La aprobación del proyecto de directiva por parte de la Comisión pondrá en marcha hoy su tramitación legislativa. Antes de entrar en vigor, necesita el visto bueno del Parlamento Europeo y del Consejo de Ministros de Energía de la UE.

VER LA PROPUESTA NUEVA DIRECTIVA EUROPEA PARA LA EFICIENCIA ENERGÉTICA (inglés)


Modificado por última vez enMiércoles, 24 Agosto 2011 13:53
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes