SUSREG: formación con criterios de sostenibilidad en la rehabilitación y planificación urbana

Proyecto Susreg rehabilitación urbana

Los profesionales del urbanismo cuentan con la posibilidad de incrementar sus habilidades y conocimientos en el campo de la energía y la sostenibilidad gracias al proyecto europeo SUSREG, un proyecto de formación basado en criterios de sostenibilidad en la planificación y rehabilitaciónde zonas urbanas, en el que hasta el momento han participado 17 organizaciones pertenecientes a 6 países: España, Holanda, República Checa, Dinamarca, Italia y Chipre.

 
Vinculado al Programa Energía Inteligente para Europa tiene como eje principal formar a urbanistas con el fin de fomentar la introducción de criterios de sostenibilidad en el desarrollo de nuevas zonas urbanas o bien en la rehabilitación de áreas existentes, favoreciendo la integración del concepto de energía sostenible en la realidad.
 
El proyecto se ha estructurado a partir de una serie de "Casos de Estudio" localizados en cada uno de los países participantes y, a partir de ellos, se ha trabajado para obtener las mejores prácticas y analizar las posibles mejoras. Asimismo, cada una de las naciones ha seleccionado dos tipos de socios – tecnológicos y regionales – para lograr los objetivos generales. En el caso de España, para el apartado tecnológico o de conocimiento se ha contado con Tecnalia, quien ha contribuido con conocimientos técnicos para la formación y ha llevado a cabo el análisis energético de las opciones planteadas. En el ámbito regional, los socios han sido la Diputación de Ávila y el Ayuntamiento de Burgos, que han ofrecido su experiencia en la gestión de planeamiento urbano sostenible en sus zonas de influencia.
 
Consultados por Caloryfrío.com, los profesionales de la Demarcación Este del Colegio de Arquitectos de Castilla y León, con sede en Burgos, consideran que la formación les ha hecho tomar en consideración numerosos aspectos relevantes. A modo de ejemplo, destacan que “el caso estudiado hizo que nos detuviésemos en todas las fases para poder incorporar criterios energéticos adecuados. Consiguió que tuviésemos una visión más amplia de la que normalmente se suele tener”. Desde la Diputación de Ávila, Alberto López señala que la experiencia le ha permitido, por un lado, “ser consciente del problema del diseño urbano con criterios de eficiencia más allá del nivel que se suele tratar” y, por otro, “incorporar nuevos conceptos y elementos para la toma de decisiones como la influencia de distintos edificios en el soleamiento de otros; diseño de traza para reducir  problemas por vientos o para beneficiarse del efecto refrigerante de los mismos; estudiar de forma previa la mejor solución para el suministro energético a una zona, con alternativas centralizadas de distrito, etc.”
 

Las “mejores prácticas” 

 
La iniciativa ha posibilitado formar a 84 urbanistas en total, 20 de ellos a nivel nacional. El proceso ha consistido en reunir a trabajadores relacionados con la planificación urbana en el ámbito geográfico de los socios regionales y, a continuación, impartir seis jornadas de contenido teórico, en las que se han tratado aspectos relacionados con la sostenibilidad, poniendo especial atención a cuestiones energéticas, aspectos normativos, de vinculación de los actores implicados, tanto sobre el proceso de planificación como en relación a aspectos de comunicación. En cuanto a la parte práctica, se ha materializado en un análisis detallado de los casos de estudio de cada país para, de ese modo, poder extraer las "mejores prácticas" de cada uno de ellos y, en consecuencia, estudiar la forma en que podría optimizarse - desde la perspectiva del consumo sostenible de energía - la zona urbana considerada.
 
Para los integrantes de Castilla y León, la iniciativa les ha aportado a su bagaje profesional “herramientas referidas a la planificación y el suministro energético”, aunque argumentan que “otras medidas pasivas tratadas también fueron muy interesantes”. De hecho, reflexionan, el hecho de “estudiar un caso concreto hizo que hubiese que trabajar varios profesionales a la vez - expertos en distintas materias - y ello enriqueció enormemente la discusión”. Asimismo, desde Ávila, Alberto López agradece haber podido “conocer las herramientas existentes para evaluar el impacto de una determinada planificación urbana en fase de proyecto y las alternativas de suministro energético de forma centralizada a nivel de barrio, distrito o municipio”, ya que “puede ser aplicado en mi trabajo diario como técnico de la Agencia de Energía de Ávila cuando algún municipio se plantee la urbanización de una nueva zona”. 
 

Útil e interesante 

 
SUSREG es una más de las numerosas actividades fomentadas desde la Unión Europea para sensibilizar a la ciudadanía en relación a la necesidad de integrar estrategias de eficiencia energética y sostenibilidad en su entorno inmediato. En este caso los destinatarios han sido una serie de profesionales que dicen apreciar el esfuerzo de la Comisión Europea “porque – como exponen desde Castilla y León - abre los ojos a nuevas metodologías, y de aplicación al trabajo diario. También suponen un buen momento para reflexionar entre compañeros, porque no sólo se habla de metodología o normativa, si no que muchas veces se abordan temas burocráticos, problemas, etc., y es muy útil e interesante escuchar las opiniones o experiencias de otros compañeros”. Del mismo modo, Alberto López incide en que estas prácticas “aportan visiones en las que el día a día te impide pensar y tener en cuenta”.
 
A modo de actividad final en el marco del proyecto se han impartido talleres de sostenibilidad en la planificación urbana en los que han participado aproximadamente 100 profesionales del sector. Celebrados en Madrid, San Sebastián o Castellón, han ofrecido a los asistentes una visión general de la necesidad de incorporar cuestiones energéticas al planeamiento urbano y aspectos concretos para ello. 
 
Modificado por última vez enViernes, 18 Septiembre 2015 13:17
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes