CALORYFRIO os desea Feliz Navidad 2018

Comparativa de calderas de condensación ¿Cómo elegir la mejor caldera de condensación?

Caldera de condensación instalada en una cocina de diseñoPara poder elegir la mejor caldera de condensación o, al menos, la que mejor se adapte a nuestras necesidades y bolsillo, tendremos que comparar entre una lista de factores cuantitativos y cualitativos que podemos consultar tanto en la etiqueta energética como en la documentación técnica de la caldera. Estos factores son:

  • Potencia térmica nominal en kW
  • Eficiencia energética estacional en calefacción ηs (%)
  • Potencia sonora (dB(A))
  • Producción de ACS – Caudal específico (L/min) para ΔT=25º
  • Clase de eficiencia energética en calentamiento de agua y Perfil de demanda
  • Tipo de intercambiador primario
  • Tipo de regulación de la propia caldera
  • Control al que está conectado
  • Calidad del ACS
  • Servicios de mantenimiento de la marca

En este artículo explicaremos qué son estos factores en los que tenemos que fijarnos para poder hacer una comparativa de calderas con criterio. Aunque, antes que nada, tenemos que entender qué es una caldera de condensación, y qué la hace diferente a las calderas a gas tradicionales.

¿Qué es una caldera de condensación?

Las calderas de condensación son calderas de gas que obtienen energía condensando el vapor de agua existente en los productos de la combustión logrando la máxima eficiencia y el máximo rendimiento posible para un sistema de calefacción a gas. En comparativa con las calderas convencionales, las calderas de condensación consiguen un ahorro en torno al 25-30% en el consumo de energía y se reducen hasta en un 70%, las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de carbono (CO2).

Las calderas de condensación optimizan al máximo su funcionamiento y por lo tanto, consumen menos gas, con el ahorro que conlleva en la factura y además, contaminan menos.

¿Cómo elegir caldera de condensación? Factores para comparar entre las calderas del mercado

Existen una serie de parámetros de comparación de tipo cuantitativo (a nivel numérico) y otros a nivel cualitativo pero que pueden tener más importancia incluso que los anteriores.

La mayoría de esta información la encontraremos en la etiqueta energética de la caldera de condensación, que aparece a la vista siempre en cualquier establecimiento o almacén o en las hojas de datos técnicos de cada aparato.

Los parámetros numéricos a comparar son:

Potencia térmica nominal en kW

Este valor que podemos ver en la etiqueta energética es para sólo para calefacción. Existen muchos modelos de calderas mixtas en que la potencia en generación de agua caliente sanitaria es mayor y es la que nos va a indicar la cantidad de ACS que es capaz de generar la caldera. Es decir, hay que comparar la potencia térmica nominal (kW) y la potencia en ACS (kW). 

Etiqueta energética de calderas de condensación

Este valor de potencia nominal del ACS hay que mirarlo en la hoja de datos técnicos de información de producto según las Normas de la UE 811/2013 y 813/2013.

Eficiencia energética estacional en calefacción ηs (%)

Este valor debe ser siempre menor a 100%. No confundirlo con rendimiento sobre el PCI.

Este valor al igual que otros muy interesantes aparecen en la hoja de datos técnicos de información de producto según las Normas de la UE 811/2013 y 813/2013. Lo que nos indica es una estimación de la eficiencia de la caldera teniendo en cuenta que trabaja a distintas temperatura y en diferentes condiciones. Se asemeja más a la realidad que el dato de rendimiento (por ej. a potencia nominal).

Potencia sonora (dB(A))

Esta información medida en decibelios, está presente en la etiqueta energética de la caldera y hace referencia al ruido que emite la caldera durante su funcionamiento.

Producción de ACS – Caudal específico (L/min) para un salto térmico (ΔT)=25º

Esta información aparece en la ficha técnica de cada caldera de condensación y se refiere a la cantidad de litros de agua caliente por minuto que la caldera es capaz de generar. 

En España se considera para un salto térmico de 25 grados o lo que es lo mismo, la cantidad de agua que es capaz de calentar, incrementando su temperatura en 25º (por ej. con temperatura de entrada de agua fría a 15º y suministrando agua caliente a 40º)
 
¿Qué caudal de agua caliente necesito?

Dependiendo de cuántos puntos de salida de agua tenga tu vivienda, necesitarás una caldera con mayor caudal de agua caliente (L/min). A continuación indicamos una tabla aproximada de caudales:

CAUDAL NECESIDAD Salto térmico (ΔT)
5 L/min Un fregadero o lavabo   
6 L/min Un fregadero o lavabo o ducha Menos de 25ºC
10-12 L/min Un fregadero o lavabo y una ducha Más de 25ºC
14-15 L/min Un fregadero o lavabo y una ducha o dos duchas a la vez o llenar una bañera Menos de 25ºC
17-20 L/min Un fregadero o lavabo y una ducha o dos duchas a la vez o llenar una bañera Más de 25ºC


Para un uso doméstico el rango de caudal recomendado más usual, sería de entre 14 y 18 litros/min

Otro punto importante a tener en cuenta está en la capacidad de la caldera: para viviendas con dos o más baños, hay que fijarse en que la caldera permita el uso de dos puntos de agua caliente a la vez. Esto es posible con caudales de más de 14 litros por minuto.

Para conseguir agua caliente en dos duchas al mismo tiempo, es conveniente elegir una caldera de condensación con depósito acumulador integrado en su interior.

Clase de eficiencia energética en calentamiento de agua (A) y Perfil de demanda. (XL)

Es muy importante fijarnos en la clase de eficiencia que muestra la etiqueta energética (A es la más eficiente) pero también es importante fijarnos en el perfil de demanda que indica la etiqueta, ya que la clase variará según éste dato. 
El perfil de demanda indicado junto con el icono de agua (un grifo) en la etiqueta declara con una letra la cantidad de agua que es capaz de producir la caldera. S, M, L, XL, XXL, etc. 

No existe una tabla clara que identifique el perfil con la demanda de agua necesaria. Para una utilización normal en una vivienda con uno o dos baños se necesitará un perfil L o XL.

Existen otro tipo de parámetros no específicamente numéricos pero que también tienen relevancia a la hora de elegir la mejor caldera de condensación:

Tipo de intercambiador primario (Aluminio Silicio, Inox…)

Esta es una de las piezas más importantes de la caldera y de las más caras en caso de necesitar reposición, por lo que conviene comprar una caldera de condensación con un buen intercambiador primario para que la caldera funcione correctamente durante muchos años. 

Tipo de regulación de la caldera y del control exterior

La regulación administra el funcionamiento de la calderas con arreglo a las informaciones transmitidas por las diferentes sondas: sondas exteriores, sondas de ambiente, sondas de la caldera, sondas de salida, sonda ACS … Su papel es adaptar lo mejor posible el funcionamiento del quemador a las necesidades de los circuitos de calefacción y de agua caliente sanitaria. 

Las calderas modulantes son las más eficientes del mercado, ya que auto regulan su potencia desde un módulo de control interno, registrando y gestionando en tiempo real los datos de temperatura de impulsión y retorno del circuito de calefacción. (La casi totalidad de las calderas murales del mercado son modulantes aunque con diferentes modulaciones y “calidad” en la modulación).

En cuanto a los termostatos modulantes, permiten a la caldera realizar la modulación automática y ajustarse mucho más a las necesidades permitiendo mayor confort y ahorro que con los termostatos “on/off”. Normalmente son específicos para cada marca. Al gestionar mejor el funcionamiento de la caldera, el rendimiento de la instalación es mucho mayor y el consumo, por tanto, es menor. 

La regulación modulante permite un ahorro en calefacción de hasta un 10% adicional.

La utilización de termostatos modulantes junto a calderas de condensación debería ser obligatoria ya que es un factor determinante en el ahorro con las mismas
El RITE establece que en obra nueva es obligatoria la instalación de una caldera de condensación con un termostato modulante o una regulación con sonda exterior.

Calidad del ACS

Existe una norma EN13203 que indica con estrellas (de 1 a 3) la calidad de ACS pero la mayoría de las calderas de condensación están en las 3 estrellas. Una forma de saber la calidad de ACS es si tiene producción ACS instantánea, con microacumulación o con acumulación que disminuye el tiempo de espera ante la demanda de agua caliente.

Servicios de mantenimiento de la marca

A la hora de elegir una caldera de condensación también conviene fijarnos que la marca disponga de su propio servicio técnico oficial que nos asegure el correcto mantenimiento de la misma a lo largo de los años. Algunas marcas ofrecen packs de caldera con contratos de mantenimiento en el que incluye la revisión anual obligatoria, recambio de piezas, atención los fines de semana, etc. Es importante fijarnos no sólo en la compra de la mejor caldera sino también en su servicio de mantenimiento posterior. 

¿Qué caldera de condensación es mejor?

La mejor caldera de condensación es, a grandes rasgos, la que destaca entre este listado de criterios técnicos. La que ofrezca un mejor rendimiento, la que ofrezca una mayor eficiencia energética estacional, la que tenga una potencia sonora más baja y la que mejor producción de agua caliente garantice según el caudal específico en litros por minuto. También debemos fijarnos en su clase de eficiencia energética en calentamiento de agua para nuestro perfil de demanda. 

En definitiva, la mejor caldera de condensación será la que reúna las mejores condiciones técnicas para nuestra necesidad de calefacción y agua caliente.

 
Artículo patrocinado por:
Saunier Duval


www.saunierduval.es

 

 
Modificado por última vez enJueves, 19 Abril 2018 15:45
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes