Instalación de suelo radiante: Todo lo que debes saber (infografía)

Instalación de suelo radianteA la hora de enfrentarnos a una instalación de calefacción por suelo radiante, es importante conocer todas las peculiaridades de este sistema ya que no tiene nada que ver con la clásica instalación caldera-radiador. En este artículo con infografía, explicaremos todo lo que debes saber antes de llevar a cabo una instalación de suelo radiante por agua.

Infografía sobre el suelo radiante y su instalación

 

Una instalación de suelo radiante se basa en la colocación bajo el pavimento de una red de tubería plástica que hace circular agua caliente –o fría- por toda la superficie, lo que provoca que el calor o el frío se irradie desde el suelo. El agua que circula por las tuberías del suelo radiante obtiene su temperatura de un generador de calor: calderas a baja temperatura o bombas de calor son los más comunes.

También existen instalaciones de suelo radiante eléctrico en las que se coloca una malla eléctrica bajo el pavimento que obtiene la energía directamente de la red eléctrica, pero en este artículo nos centraremos en el suelo radiante y refrescante por agua. 

Particularidades del suelo radiante

Su elevada inercia térmica: el suelo radiante tiene que calentar (o enfriar) toda la masa de suelo que lo recubre, por lo que tiene una elevada inercia térmica. Esto significa que tarda mucho en calentarse, pero de la misma forma, sigue emitiendo calor (o frío) un largo tiempo después de apagarse el sistema. Por esto, su instalación es conveniente en aquellos espacios en los que su utilización se haga de forma continuada. 

Sistema de baja temperatura: el agua que circula por el circuito del suelo radiante lo hace a baja temperatura (30-45ºC) por lo que requerirá de aparatos de generación de calor específicos como una bomba de calor aerotérmica o geotérmica o bien calderas de baja temperatura o condensación (a gas o mediante un sistema híbrido de energía solar). 

Estos generadores además de utilizar fuentes renovables de energía (aerotermia, geotermia o energía solar) son altamente eficientes (emiten el 100% de la energía que captan) y al no tener que calentar tanto el agua como, por ejemplo, un circuito de radiadores tradicional, consiguen grandes ahorros en su consumo. 

Confort invisible: al tratarse de un sistema de tuberías instalado bajo suelo, puede decirse que se trata de un sistema “invisible”, sin emisores térmicos a la vista. Tan sólo se deberá tener en cuenta la colocación de un armario para los colectores hidráulicos (similar a un armario de luces) en la pared.

Calor desde los pies: La temperatura del aire cercano al suelo será ligeramente superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza. El calor se reparte de forma uniforme por toda la casa, sin acumularse en zonas puntuales como en los radiadores o en el techo en el caso de sistemas por aire. No produce corrientes de aire, por lo que no mueve el polvo y no produce sequedad.

¿Dónde es recomendable instalar suelo radiante?


Debido a su alta inercia térmica, instalar suelo radiante no resulta una buena opción para viviendas o locales de baja ocupación en los que se enciende la calefacción sólo unas pocas horas al día.

Sin embargo, sí que es una buena opción para:

  • Viviendas individuales y colectivas con un uso continuado de calefacción.
  • Centros de enseñanza, guarderías, residencias de ancianos.
  • Piscinas cubiertas, para caldear las zonas de estancia y tránsito.
  • Salas y pasillos de hospitales.
  • Centros de trabajo y oficinas en general.
  • Locales de altura elevada: iglesias, naves, industrias, etc. En estos locales los sistemas de calentamiento de aire provocan enormes consumos de energía.

Si quieres más información sobre dónde instalar suelo radiante, pincha aquí.


 

Precio instalación suelo radiante


La instalación de un sistema de suelo radiante suele requerir una inversión económica superior a la que requieren otros sistemas, aunque como hemos comentado con anterioridad, su consumo energético será menor por lo que el objetivo debe ser el de amortizar dicha inversión en un plazo razonable.

El precio medio del suelo radiante por m2 puede estar en los 50 euros/m2, sin incluir el precio del mortero. En la instalación de suelo radiante en una vivienda de unos 100 metros cuadrados el precio puede quedar entorno a 6.000 y 7.000 €.

Pide presupuesto en un minuto

¿Cómo se instala un suelo radiante?


Preparación del suelo

Se limpia y se nivela el terreno. Se debe intentar que la superficie del forjado sea lo más lisa posible, para la adecuada colocación del panel aislante, ya que estos pueden quebrarse si se colocan sobre superficies irregulares.
Se coloca un film aislante si es preciso para aislar de humedades en plantas bajas.

Se coloca la banda perimetral de plástico. Al instalar suelos radiantes en zonas húmedas, como baños y cocinas, se debe tener la precaución de rodear los tubos de desagüe con una banda perimetral, para evitar la formación de puentes térmicos y posibles problemas de absorción de dilataciones.

Equipo de distribución

Se colocan a una altura media para que los tubos Por lo general, se colocan siempre ocultos en armarios empotrados, en el interior de los armarios de la cocina, sala de calderas, debajo de escaleras, etc.

Colocación del panel aislante

Se colocan las placas que servirán para colocar la tubería por toda la superficie de la vivienda o local. 

La unión entre paneles suele realizarse por machihembrado.

Es importante tener en cuenta que la instalación de suelo radiante requiere un espacio extra entre el forjado y el solado (aproximadamente 8 cms de altura adicional), por lo que se debe prever desde el inicio del proyecto.

Colocación del tubo

La unión de los extremos del tubo al equipo de distribución se realiza mediante los accesorios de unión al tubo.

Entre dos personas se realiza la instalación del tubo: uno sostiene y desenrolla la bobina del tubo y la segunda va insertando el tubo en las placas.

Es necesario prever juntas de dilatación para áreas superiores a los 40 m2 o cuando la longitud de la habitación sea igual o mayor a dos veces la anchura.

Llenado de la instalación y prueba de presión

El llenado de la instalación debe realizarse lentamente, circuito por circuito, para reducir al máximo la entrada de aire. 

La norma exige para las instalaciones de suelo radiante que los tubos sean probados a una presión de prueba de 6 bares durante 24 horas antes de ser cubierta.

Vertido del mortero y solado


La temperatura del mortero y del suelo de la habitación no debe caer por debajo de 5ºC y debe mantenerse así 3 días.

La colocación del solado se realizará transcurridos 28 días del vertido del hormigón.

Equilibrado hidráulico de la instalación

Con la calefacción por suelo radiante, se logra una temperatura uniforme en toda el área a calentar. La normativa impone la condición de que la temperatura resultante en los locales medida en su centro y a 1,50m del Suelo, esté comprendida entre 18ºC y 22ºC. Por razones de confort no deben rebasar una temperatura máxima de 29ºC.

El equilibrado hidráulico permite mantener constantemente la temperatura del agua en todos los puntos de consumo.

Se consigue un equilibrado correcto cuando la temperatura de retorno sea la misma en todos los circuitos y que el salto térmico entre ida y retorno no sea superior a 10ºC.

Apunte sobre la humedad en suelos refrescantes

Todos los Suelos Radiantes, cuando funcionan en modo frío (refrescantes) deben operar por encima del punto de rocio del aire. La capacidad queda definida por el salto térmico entre la temperatura ambiente y la temperatura media superficial de la construcción del suelo (Driving Temperature Difference DTD). En ambientes de reposo, como apartamentos u oficinas, la capacidad de frío del suelo viene limitada por razones de confort, de 30 a 40 W/m2.
 

Modificado por última vez enMartes, 23 Octubre 2018 12:34
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes

¿Quieres recibir nuestro boletín de actualidad y contenido exclusivo para tí?

Suscríbete a nuestros boletines

Y recibe en tu email toda la actualidad del sector.

Por favor, indica tu nombre

Entrada no válida

Entrada no válida

Por favor, selecciona un país

Entrada no válida

Especifica un email válido

Debes aceptar la política de privacidad

Entrada no válida

¿Quieres recibir nuestro boletín de actualidad y contenido exclusivo para tí?