Suelos Radiantes: calefacción y refrigeración en un mismo sistema radiante

Suelo-radiante-calefacciónLa asociación Atecyr nos presenta este extracto sobre suelo radiante dentro de la colección de Documentos Técnicos de Instalaciones en la Edificación (DTIE). Este contenido pertenece al DTIE 16.01 sobre Criterios de calidad en el montaje de las instalaciones de climatización y ACS.
Toda instalación térmica ha de realizarse a través de los instaladores y su buen funcionamiento dependerá de un buen diseño del sistema, de sus materiales y de una óptima ejecución de la  instalación. 
A continuación les detallamos el contenido del DTIE 16.01 en relación a la instalación de suelos radiantes.
 

Suelos Radiantes

 
Las superficies radiantes, basan su funcionamiento en la trasmisión del calor por radiación del forjado que calientan o enfrían. Pueden ser por tanto de calefacción (suelo radiante) o de refrigeración (suelo refrescante). La diferencia entre uno y otro es de cálculo y diseño, el montaje tiene las mismas consideraciones en uno como en el otro.
 
La calefacción en el suelo radiante se puede generar de dos maneras, por efecto Joule y tendríamos Suelo Radiante Eléctrico o por circulación de agua caliente denominado simplemente Suelo Radiante.
 
El Suelo Radiante Eléctrico se basa en la colocación de un conductor empotrado en el falso suelo que genera calor por efecto Joule, aunque en este documento solo contemplaremos el suelo radiante por tuberías de agua, reflejaremos que la instalación de cable radiante deberá cumplir las especificaciones del REBT en su ITC BT 19, así como las normas UNE 21155/1 y la UNE 21123.
 
La instalación de suelo radiante, se compone de varios elementos:
 
  • Película de polietileno
  • Placa de aislamiento
  • Tubo 
  • Banda perimetral
 
 
Todos los elementos de la instalación cumplirán con la norma UNE-EN 1264
 
Suelo-radiante-calefacción-141
   
                                                                                                                                                                                                                Figura 14.1 DTIE 9.04  Suelos Radiantes
 
Antes de comenzar la instalación del suelo radiante, el local debe tener las paredes exteriores terminadas, las ventanas colocadas o al menos cerradas por elementos resistentes al agua, las paredes interiores deberán estar levantadas, en caso contrario se deberán colocar al menos dos hileras de ladrillo delimitando los espacios a calefactar.
 
El forjado sobre el que se colocara el suelo radiante deberá estar terminado y raseado, en el caso de que haya instalaciones por el suelo, (eléctricas, fontanería etc), estarán embebidas en el forjado, si no pueden empotrarse, se realizara una planificación de sus recorridos para evitar interferencias posteriores con el suelo radiante.
 
Sobre el forjado enrasado se colocara una película de polietileno para evitar la migración de la humedad en sentido ascendente desde el forjado, algunas placas de aislamiento traen la protección antihumedad incorporada en la cara inferior de la placa.
 
La película de polietileno se colocara en toda la superficie a calefactar, en las uniones de diferentes capas se solaparan un mínimo de 80 mm; la capa debe ascender por la pared hasta quedar por encima de la banda perimetral para asegurar la protección a todo el conjunto.
 
Una vez colocada la capa protectora si fuera necesaria, se coloca primero la banda perimetral, se trata de una banda de polietileno de unos 10-15 cm de altura por 0,8-1 cm de espesor que se colocara en todo el perímetro de los locales a calefactar, y en todos los encuentros con paramentos verticales, pilares etc, la finalidad de esta banda es la de aislar el suelo radiante de los elementos que lo rodean, y la de facilitar las dilataciones, la banda puede tener la película de protección en la cara interior, en caso contrario como se ha comentado el film protector deberá evitar el contacto de la banda con el paramento. La banda suele tener la superficie interior autoadhesiva para facilitar su instalación.
 
Suelo-radiante-calefacción-2b
 
    
A continuación se coloca la plancha aislante, esta puede tener tetones o ser lisa, se aconseja la plancha con tetones, puesto que estos son la guía y el soporte para la colocación de los tubos, cada fabricante tiene una o varias planchas especificas dependiendo del diámetro de los tubos a instalar.
Los tetones sirven para soportar los tubos y dejar los espacios para su paso, la fijación de los mismos se realiza con grapas de plástico que clavadas en los tetones sujetan el tubo evitando su movimiento. Si se utilizan planchas lisas, los tubos se fijaran mediante grapas de plástico a la placa para evitar su movimiento.
 
Generalmente las placas tienen un sistema de acoplamiento machihembrado, o de lazos de unión entre ellas, en caso contrario hay que poner cuidado en que la colocación a testa de las mismas no deje huecos entre ellas, y por lo tanto puentes térmicos con el forjado; en caso de necesitar mecanizado, este respetara el machihembrado hasta llegar a la banda perimetral. En las juntas de dilatación del edificio, se colocara una banda perimetral vertical sobre la junta de dilatación y se continuara con la placa a ambos lados de la banda
 
 
 
Suelo-radiante-calefacción-fig3
 
 
El proyecto definirá el tipo de placa a colocar y lo más importante en función de las cargas térmicas, el diámetro del tubo a instalar, la placa  será diferente en función del tubo a instalar. La tubería a utilizar será PE-x; Polibutileno (PB) o Polipropileno (PP), las cuales deberán cumplir las normas UNE-CEN ISO/TS 15875; UNE-CEN ISO/TS 15876 y UNE-CEN ISO/TS 15874 dependiendo del tubo utilizado.
 
La tubería deberá ser clase 4, según las normas antes mencionadas, es decir, soportaran una presión de servicio igual o mayor de 4 bares al menos durante 50 años. Estará identificada con el diámetro, espesor y norma UNE que le afecte, casi como del sello CE
 
Deberá tener barrera antidifusión con una permeabilidad al oxigeno menor de 0,1 gr/m3 día; para evitar oxidaciones en los elementos metálicos auxiliares de la instalación Los tubos se suministran en rollos de 100 o 120 m, aunque también se sirven en rollos de 500 m para mejor aprovechamiento.
Debido a las longitudes limitadas y a que grandes tiradas del mismo hacen bajar la temperatura del agua provocando zonas sin calentamiento, en el proyecto se definirán el numero de circuitos por local, así como la figura que trazaran los tubos.
 
Se calculara la longitud del circuito antes de colocarlo, no se permite el empalme de tubos que vayan a ser tapados por el mortero final, en caso de que un circuito se quede corto, se desmontara entero y se colocara un nuevo tubo de la longitud adecuada. Se dejara una distancia mínima de 50 mm a paramentos verticales y de 200 mm a conductos de humos, chimeneas etc.
 
La tubería se colocara siguiendo los trazados marcados en el plano, la más eficaz es en forma de doble espiral, alternando la ida con el retorno, esa configuración es la que permite una mejor uniformidad de la temperatura.
 
 
Suelo-radainte-calefacción-fig4
   
 
Las distancias entre tuberías (paso) estarán marcadas en el proyecto, esta distancia no es uniforme, en los climas fríos las tuberías tendrán el paso más pequeño en las proximidades de los paramentos exteriores, donde las cargas térmicas son mayores, y el paso será mayor en las zonas interiores donde las cargas térmicas son inferiores.
 
Las curvas de los tubos no deben ser mayores que las especificadas en las normas UNE antes comentadas o en las instrucciones del fabricante, en los cambio de paramento de horizontal a vertical se usaran curvas guía de plástico para evitar que el tubo se deforme y se obstruya. En las juntas de dilatación, el tubo se colocara dentro de un macarrón de plástico, para que no se trasmitan las dilataciones al tubo radiante.
 
 
 
Suelo-radiante-calefacción-fig5
    
 
Una vez los tubos colocados sobre las placas aislantes, se coloca sobre los mismos un mallazo ligero, metálico o de plástico, cuya misión es no permitir que se cuartee el mortero y por lo tanto se mueva el revestimiento final.
 
En el caso de que el suelo radiante se instale en zonas como baños, cocinas etc, la superficie ocupada por elementos como bañeras, duchas, armarios etc no llevara instalación de suelo radiante, estas zonas quedaran reflejadas en el suelo antes de comenzar la instalación.
 
Si es necesario hacer taladros pasantes en el forjado, estos se deberán hacer antes de colocar las placas aislantes, y se deberá dejar el paso necesario en la placa y no colocar tubos que atraviesen los taladros.
 
Finamente se cubrirán todos los tubos con un mortero o capa niveladora, este tendrá un espesor no menor de 3 cm ni mayor de 5 cm, un espesor menor puede producir agrietamientos, y movimientos en el revestimiento, un espesor mayor necesita más tiempo para calentarse y aumenta la inercia térmica del conjunto.
 
Este mortero se mezclara con un aditivo del fabricante que facilite la inercia térmica y evite las bolsas de aire en el interior de la capa final de obra. Si el revestimiento final fuera de madera (parquet o similar, lo cual no es muy aconsejable debido a la baja conductividad de la madera), los rastreles irán embebidos en la capa final del mortero.
 
En este caso se marcara sobre la pared los ejes de los tubos y los de los rastreles para evitar que al clavar el suelo se agujeree el tubo. Finalmente se dejara al menos 21 días de secado antes de la puesta en marcha del suelo.
 
Antes de colocar el mortero final, los tubos se someterán a presión y se mantendrán con esta hasta las pruebas finales, con el fin de que cualquier taladro o incisión que se haga en el tubo se descubra inmediatamente para su reparación antes de colocar el pavimento definitivo.
 
Los circuitos del suelo radiante parten de un colector situado lo más cerca posible de la zona a tratar, el colector se divide en dos, uno de impulsión y otro de retorno, a los que se conectan los tubos radiantes, estas conexiones se realizan mediante racores locos y anillos cónicos.
 
   Suelo-radiante-calefacción-fig6
 
 
Las tomas del colector se alimentan desde el circuito principal de calefacción, se instalaran válvulas de corte en ellas; una válvula de corte y otra de equilibrado, en cada circuito; cada colector dispondrá de un termómetro que nos indique la temperatura del agua dentro del colector y de un manómetro para la perdida de carga.
 
El armario del colector debe ser fácilmente registrable, se colocaran preferentemente en los pasillos y zonas de paso. El control se inicia con la recepción del material, los rollos de tubo se mantendrán en espacios secos, y alejados de la luz del sol; se comprobara Marca, diámetro y espesor y su coincidencia con lo especificado en el proyecto y los planos.
 
Se hará seguimiento de la instalación del film protector, de la placa de aislamiento y del tubo; especialmente en lo referente a las uniones y los puentes térmicos, los tubos no presentaran defectos ni aplastamientos, no se permite la unión de tubos que van a ser enterrados. Se comprobara el desarrollo de los circuitos y las figuras con el proyecto, así como las juntas de dilatación.
 
Más información:
 
Esta recopilación de documentos ha sido editada por ATECYR (Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración) y se encuentra a la venta en su página web:
 
Atecyr
 
 
 
 
Modificado por última vez enLunes, 13 Julio 2015 11:18
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes