Logotipo Caloryfrio
Menu
Rhonatherm® estrena nueva web con más información y recursos de interés para técnicos y arquitectos

Rhonatherm® estrena nueva web con más información y recursos…

Rhonatherm® renueva parte de su imagen c...

Digitalización e innovación en el sector de la ventilación: la construcción 4.0 llega a Siber

Digitalización e innovación en el sector de la ventilación: …

Las tecnologías desarrolladas en los últ...

¿Cómo funciona un deshumidificador y para qué sirve?

¿Cómo funciona un deshumidificador y para qué sirve?

La humedad es uno de los aspectos que ta...

El hogar del futuro: viviendas más electrificadas y digitales

El hogar del futuro: viviendas más electrificadas y digitale…

Jesús Requena, Director de Marketing y D...

Prev Next

Aislamiento térmico por el interior

Aislamiento por el interiorUno de los mayores problemas de nuestras viviendas es el aislamiento deficiente y su consecuente incremento en la demanda de calefacción o aire acondicionado, ya que se genera una energía excesiva que el edificio no es capaz de optimizar. Esto repercute directamente en la factura energética y en el confort que sentimos en la vivienda. Por ello, en algún momento de la vida útil de una vivienda es necesario acometer algún tipo de obra para reforzar el aislamiento, sobre todo si el inmueble tiene más de 20 años.

Las actuaciones pueden realizarse bien por el exterior, realizando una rehabilitación energética de fachada o cubierta, o bien reforzando el aislamiento térmico por el interior. En este artículo nos centraremos en el aislamiento térmico por el interior, ya que este tipo de obra es muy habitual en familias que quieren mejorar el aislamiento, pero que no pueden o quieren esperar a que su comunidad de vecinos se decida a acometer una rehabilitación energética en el edificio. Recordad que cualquier modificación en la fachada por el exterior, repercute a todos los vecinos del inmueble al tratarse de un elemento común.

A continuación te contamos cómo un sistema de aislamiento por el interior reduce la demanda de los sistemas de climatización (calefacción /aire acondicionado), cómo se amortiza y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué es el aislamiento térmico de fachada por el interior?

El aislamiento térmico de fachada por el interior es una obra que consiste en la instalación de un material aislante, normalmente mediante instalación de paneles aislantes o la inyección de un material aislante en la fachada a través del interior de la vivienda. Al ser una instalación que se realiza desde el interior, no requiere de una gran obra de rehabilitación energética de fachada, con el coste y tiempo que conlleva, haciendo que su instalación sea más cómoda y ágil.

Cómo aislar la vivienda por el interior

Existen bastantes métodos para aislar térmicamente las paredes, techos o suelos de una vivienda. Tendremos que analizar y escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades y a las características técnicas de la vivienda.

Antes de realizar la instalación de aislamiento, es importante informarse y dejarse asesorar por un instalador sobre los métodos de aislamiento disponibles en el mercado. También es recomendable realizar un estudio que determine si las paredes cuentan con cámara de aire, y en caso de que sea así, de cuál es su espesor, ya que esto influye en la cantidad de insuflado que se realiza y por tanto, en el nivel de aislamiento. Asimismo, puede realizarse un estudio termográfico para ver si existen puentes térmicos, es decir, zonas en la fachada por las que se escapa el calor y que también pueden ser fuente de apariciones de humedad. Todos estos datos ayudarán a determinar la solución de aislamiento más idónea para cada vivienda en función de su antigüedad, tipo de construcción, orientación o zona geográfica.

Cámaras de aire

Una vez realizada la primera inspección en la que el técnico determina el estado de aislamiento del que dispone la vivienda, propondrá una serie de actuaciones para reforzarlo.

En muchos casos, para rellenar las cámaras de aire se opta por el insuflado de diferentes tipos de aislantes. Los más habituales son la celulosa, el corcho o el poliestireno extruído, que pueden inyectarse en techos y suelos.

En otros casos, si no existen cámaras de aire a las que poder insuflar el aislamiento, se suelen instalar paneles aislantes de diferentes tipos de materiales, con el objetivo de crear una capa que revista el interior de las paredes de la vivienda confiriéndoles un mayor aislamiento.

Tipos de aislamiento térmico de fachadas por el interior

Como decimos, existen diferentes formas de aislar la fachada por el interior de la vivienda. A continuación te hablaremos de algunos de ellos:

Aislamiento de poliestireno expandido con yeso laminado: Se fijan a la pared unos paneles aislantes mediante adhesivo o fijación mecánica y posteriormente se coloca un revestimiento de yeso o placas de yeso laminado.

Trasdosado autoportante: Se fijan placas de yeso laminado sobre perfiles metálicos independientes del muro portante (estructura pared interior) y ese espacio intermedio entre pared y panel se rellena con lana mineral o de vidrio.

Espuma de poluretano proyectada por el interior o sistemas de placas aislantes acabadas con revocos: un sistema que consiste en fijar placas aislantes, planchas de poliestireno extruido sobre el muro y recubrirlas de revoco de yeso o yeso laminado. Puede verse reducida la superficie útil de la vivienda entre 2 y 5 centímetros y puede requerir varios días de obra en la vivienda.

Aislamiento térmico de fachadas por el interior mediante relleno de cámaras de aire: un sistema para rellenar los huecos de aire en el que puede usarse diferentes tipos de materiales como corcho, celulosa, lana o roca de vidrio.

Instalación de aislamiento de paredes

Tipos de aislantes térmicos

Los materiales aislantes, tal y como su nombre indica, son los que cuentan con una composición de mateirales con dicha propiedad. Podemos diferenciar entre materiales aislantes de origen natural y los sintéticos.

Materiales aislantes de origen natural

Los materiales aislantes de origen natural pueden provenir de origen animal (lana de oveja), de origen vegetal (corcho, cañamo o lino), o de origen mineral (vermiculita, la arlita o perlita). Este tipo de materiales son naturales y contienen propiedades aislantes en su composición como pueden ser la impermeabilidad, porosidad, conservantes del calor, aislantes térmicos y acústicos o resistencia, lo que les permite conferir el grado de aislamiento que se necesita con la garantía de que son materiales aislantes, que si su proceso de producción se realiza de manera sostenible, pueden también considerarse materiales aislantes eclolgógicos y respetuosos con el medio ambiente.

Material aislante ecológico

Materiales aislantes de origen sintético

Los materiales aislantes sintéticos también son muy usados en aislamiento, los más habituales son los poliuretanos, de uso muy extendido en diferentes industrias como la del envasado. Por citar dos de los más conocidos referentes al aislamiento citamos el poliestireno extruído (XPS) y el poliuretano (PUR), que también podemos encontrar en diferentes formas de aplicación: mediante paneles o espuma en el caso del poliuretano.

Ventajas e inconvenientes del aislamiento térmico por el interior

Inconvenientes

  • No es una solución completa de aislamiento, ya que el aislamiento se realiza en la parte que ocupa la vivienda pero no se realiza en toda la fachada. También puede ser conveniente realizar algun tipo de aislamiento en techos o suelos, ya que de otra manera seguirrá habiendo filtraciones de energía.
  • Se pierde espacio dentro de la vivienda. La instalación de placas de poliestireno, corcho, pladur u otros materiales que se utilizan para aislar los techos o paredes, reducen el espacio interior en varios centímetros, derivados de la instalacion y el trasdosado. Una condición a tener en cuenta si se quieren aislar habitaciones o viviendas de reducidas dimensiones.

Ventajas

  • Reforzar el aislamiento repercute en el ahorro en climatización, que puede llegar a incrementarse en un 50% respecto a no contar con un buen aislamiento.
  • También se refuerza el aislamiento acústico de la vivienda y pro tanto, disfrutamos de mayor silencio y aislamiento de los ruidos exteriores a la vienda.
  • Permite sanear los muros y deficiencias que se puedan encontrar en ellos.

Evita la aparición de humedades.

Es una obra rápida y fácil de instalar: no requiere de permisos de obras ni de la instalacion de andamiajes. Además, su instalación requiere de poco tiempo, en muchas ocasiones no es necesario abandonar la vivienda durante unos días, puesto que los técnicos la realizan en una o dos jornadas de trabajo.

Confort en la vivienda: con ventajas positivas para la salud, la calidad de vida y mejorar la habitabilidad de las personas en sus viviendas.

Otros aspectos a tener en cuenta

Las ventanas son un tipo de cerramiento que influye mucho en el aislamiento ya que gran parte de la ganancia, pérdida de calor en una vivienda se produce a través de ellas, por lo que si vas a realizar este tipo de actuación en tu vivienda ten en cuenta el tipo de ventanas y si son antiguas y hay que renovarlas, cámbialas por unas ventanas eficientes, de esta manera el nivel de aislamiento mejorará y se reducirá la demanda en climatización.

 
Modificado por última vez enLunes, 28 Noviembre 2022 17:28

¿Te ha resultado útil? Compártelo

volver arriba

¿Cómo es el hogar del futuro? Mesa redonda con 5 profesionales de la construcción y la arquitectura

El mercado de la ventana y los cerramientos - VETECO 2022

Evolución de los materiales, procesos e instalaciones | Mesa Redonda Rebuild 2022

Hacia la demanda cero y el consumo nulo en edificios | Mesa Redonda Rebuild 2022

Solución integral para depuración y regeneración de aguas residuales: TECNOLOGÍA SYSTEM O))

El mercado de la construcción | Situación actual y retos 2023

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes