Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción para el hogar y cocción con leña

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción …

Calefacción y cocina tradicional junt...

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de estufas de pellets

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de e…

Bronpi presenta un nuevo sistema de c...

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Domusa presentó su nueva ...

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

La estufa de leña Hebar de Rocal comb...

Prev Next

Universidad de Lleida: a la vanguardia en el autoconsumo fotovoltaico

placas-solares-universidad-lleida

En Cataluña, la Universidad de Lleida (UdL) será pionera a la hora de instalar placas solares de autoconsumo. En apenas unas semanas, la firma Sofos Energy iniciará el montaje en la cubierta de los edificios que acogen las Facultades de Medicina y de Enfermería y Fisioterapia, ubicadas en el campus de Ciencias de la Salud. Las aproximadamente 300 placas fotovoltaicas, dotadas de una potencia de 70 kilovatios nominales (kWn), posibilitarán cubrir una quinta parte del consumo eléctrico de estas infraestructuras docentes y, por tanto, supondrán, debido a sus proporciones, pasar a ser la mayor instalación de autoconsumo entre el colectivo universitario en España.

La apuesta de esta universidad por la sostenibilidad y la promoción de actuaciones respetuosas con el medio ambiente en ámbitos como la eficiencia energética o la gestión de residuos en los diferentes campus tienen que ver con una clara apuesta del centro por, en palabras de su representante y tal y como explicita su Plan Estratégico, “desarrollar acciones de protección del medioambiente. Una de estas acciones se concreta en el uso de energías renovables tales como la solar y la geotérmica.

Colocar placas solares de autoconsumo también tiene una razón económica, puesto que esperamos que se traduzca en un ahorro en la factura energética, recuperando la inversión en un periodo de tiempo razonable”. Y, para ello, han confiado de nuevo en Sofos Energy, con quien ya habían trabajado anteriormente en otros proyectos con fotovoltaicas. Los expertos de esta empresa destacan el hecho de que “después de abordar dos grandes instalaciones fotovoltaicas para la UdL, abanderar la primera gran actuación en materia de autoconsumo fotovoltaico supone afianzar una relación muy satisfactoria y que viene de largo”. Del mismo modo, señalan que la apuesta llega “tras pocos meses desde la aprobación de la regulación en materia de autoconsumo, con lo cual este centro académico será pionero en el ámbito universitario, demostrando su compromiso en materia de sostenibilidad y eficiencia”.

Ahorro y disminución de la dependencia

Durante el primer año y en base a lo expuesto en el proyecto, se prevé que la instalación llegue a producir unos 115.000 kilovatios-hora (kWh): unos 110.000 servirán para cubrir un 18% del consumo energético de las facultades de Ciencias de la Salud implicadas y el resto, alrededor de 4.000 kWh, está previsto que se puedan vender como excedentes. El punto de partida de todo este proceso se originó en el momento en que la UdL, en el marco de una licitación pública, se planteó mejorar sus recursos por lo que “decidió – como explican desde Sofos Energy - que la utilización de los tejados de las Facultades de Medicina y Enfermería, que hasta ahora habían sido espacios sin uso alguno, pudieran ser productivos, en beneficio del ahorro eléctrico y la disminución de la dependencia de las compañías eléctricas”.

De esta manera, se plantea un autoconsumo fotovoltaico adaptado al RD 900/2015. Y, de nuevo, desde esta empresa, se especifica que “para cumplir con esta normativa no puede instalarse más potencia que la contratada, lo cual no es un problema ya que el espacio disponible no alcanza para ello. Además se venderán los excedentes que no se consuman en el edificio, de manera que se optimiza la instalación aprovechando la producción eléctrica en los momentos en los que no hay consumo en la facultad, como los fines de semana o el período estival”.

Un modelo de gestión diferente

La apuesta de esta universidad por las energías renovables, “fundamentalmente por la energía solar, empezó hace 6 años – relatan desde la institución académica - cuando se ejecutó un proyecto de instalación de placas solares fotovoltaicas en las cubiertas de los edificios de dos campus: Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria (ETSEA) y Cappont”. Sofos Energy colocó esas primeras placas solares, debido a lo cual el centro se convirtió en el primero de Cataluña y el segundo de España en producir energía eléctrica solar. Esos equipamientos, sin embargo – recuerdan - son a prima, es decir, sólo para vender esta producción en la red.

Durante el año 2105, la producción del parque fotovoltaico de la UdL, formado por 5 instalaciones ubicadas en cubierta, con una superficie de 3.029 m2 i 390 kW de potencia totales, ha ascendido a 533.027 kWh y ha evitado la emisión a la atmósfera de 317.684 kg de CO2. Con estas cifras “aquel primer proyecto se adaptó al modelo de gestión energética de aquel momento y la energía producida era retribuida y vertida a la red” mientras que con esta nueva intervención “se otorga continuidad al proyecto iniciado en 2010, pero ahora el modelo de gestión es diferente, de acuerdo con la normativa actual, y la energía producida es consumida en los edificios que la generan. En este caso, la instalación se ha llevado a cabo en los edificios del campus de Ciencias de la Salud pero, próximamente, se pondrá en marcha un edificio de 4.000 m2, en el que se utilizará energía geotérmica”.

En cuanto a cómo se integra esta iniciativa en el marco de la actual normativa en materia de eficiencia energética, manifiestan que “en el caso de la fotovoltaica, estos últimos años el Gobierno ha dejado de subvencionar el modelo inicial basado en el sistema de primas a la producción y ha mantenido la incógnita sobre las modalidades para autoconsumo hasta el pasado mes de octubre, en que finalmente marcó las condiciones administrativas, técnicas y económicas de este sistema. Es en este momento en que la UdL reinicia la apuesta por este modelo energético después de realizar un estudio de viabilidad, pero ya en el modelo de autoconsumo”.

Un referente de gran alcance

La firma Sofos, que está “encantada de efectuar un proyecto de esta envergadura en “nuestra casa””, es perfectamente consciente de que siendo artífices de esta instalación, ambas instituciones “nos ponemos a la vanguardia en el autoconsumo fotovoltaico para una entidad académica”. Consideran que “el sistema fotovoltaico en la UdL supondrá un referente de gran alcance, no sólo en el ámbito universitario, sino que sin duda servirá para concienciar a las administraciones públicas en general de que tienen una gran oportunidad para el ahorro energético. De esta manera se estará lanzando un mensaje de sensibilización a la sociedad en materia de sostenibilidad, diciéndole que es posible ahorrar mediante el autoconsumo fotovoltaico”.
 

Modificado por última vez enMartes, 27 Septiembre 2016 11:54
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes