Logotipo Caloryfrio
Menu

El gas natural y los gases renovables, claves para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050

plantas biogásLa Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía de Madrid, acogió los días 26 y 27 de junio el II Congreso Internacional de Ingeniería Energética (iENER’19), organizado por la AEE Spain Chapter, que se ha convertido en todo un referente a nivel nacional. El evento contó con la participación de diferentes expertos que, a lo largo de dos días, compartieron sus conocimientos y experiencia en áreas tan diversas como la integración de las renovables, los edificios de consumo de energía casi nulo, movilidad sostenible, smart cities, empresas de servicios energéticos, etc. 

El Director General de Infraestructuras de Enagás, Claudio Rodríguez, ofreció una conferencia magistral bajo el título “el futuro sostenible del gas natural”. Comenzó su intervención recordando a los asistentes que, en febrero de este año, se ha cumplido el 50 aniversario de la llegada de este combustible a España. En estos años, explicó el ponente, “el sector ha sabido adaptarse a los diferentes cambios que se han producido, con una crisis económica que bajó radicalmente la utilización del gas natural en España”. Actualmente, nuestro país gestiona el 40% de la capacidad de regasificación y almacenamiento de gas natural licuado (GNL) de la Unión Europea.

El representante de Enagás afirmó que el gas natural es una solución “real, disponible, económica y ecológica a día de hoy, que permite una amplia variedad de usos”, a pesar de que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) plantea un escenario muy claro a favor de la electrificación y de las renovables, “limitando el rol del gas natural y sus infraestructuras”. De hecho, señaló Rodríguez, este combustible es “insustituible” en procesos industriales con elevadas necesidades de potencia térmica, es “necesario” para mantener la potencia actual de los ciclos combinados y “debería tenerse en cuenta” en la cogeneración de alta eficiencia. En el caso de la movilidad, añadió, su uso “crecerá en la próxima década, sobre todo en el transporte pesado, donde la movilidad eléctrica no es competitiva ni sostenible en el corto y medio plazo”.

Gases renovables

Si avanzamos en el tiempo, señaló el ponente, en el escenario de neutralidad de carbono a 2050, las tecnologías renovables no eléctricas, como el biometano y el hidrógeno, están llamadas a cubrir “más de un 30% del consumo de energía final”, de ahí que los gases renovables, afirmó el Director General de Infraestructuras de Enagás, se conviertan en una “solución viable” para la descarbonización y el fomento de la economía circular. 

Según el organismo ‘Gas for Climate’, del que forma parte Enagás, “el desarrollo de hasta 270 bcm de gases renovables en 2050 permitirá alcanzar un sistema energético descarbonizado y basado en renovables al menor coste”. Claudio Rodríguez apostó por la necesidad de focalizar los recursos de investigación para favorecer aquellos sistemas de producción que sean más competitivos. En este sentido, el representante de Enagás, señaló la conveniencia de que España cuente con un “Plan Nacional para el biometano y el hidrógeno”, con objetivos claros de penetración, plazos de cumplimiento y una hoja de ruta para su incorporación en la red gasista, así como crear un “sistema de garantías de origen, que dará liquidez de mercado y ayudará al desarrollo del hub europeo de gases renovables de carácter transfronterizo”.

Respecto al biogás/biometano, se estima que su producción cubrirá el 8% de la demanda de gas natural en Europa en 2030. El biometano, además, podrá suministrar hasta 1.010 TWh a un precio de entre 47 y 57 €MWh en 2050 y evitaría las emisiones de metano en sectores como la agricultura y los residuos. Asimismo, las infraestructuras gasistas continuarán asegurando la seguridad y flexibilidad del sistema energético, transportando y distribuyendo gases renovables. 

El ponente recordó que, a pesar de su potencial, España solo cuenta con una planta que esté inyectando biometano a la red de gas. Hablamos de Valdemingómez, una de las plantas de producción más grandes de biometano de toda Europa, con una capacidad total de 4.000 m3/h de biogás con un contenido en metano del 98%,.en la que se tratan más de 1,2 millones de toneladas de los residuos urbanos que se generan en Madrid.

El hidrógeno, por su parte, se ha convertido en una energía cada vez más competitiva a medida que la descarbonización avanza. En el medio y largo plazo, se sitúa como alternativa limpia y renovable a otros combustibles, jugando un papel de “carrier” energético, ligando la interconexión del sistema gasista y el eléctrico como mecanismo de almacenamiento, pudiendo suministrar hasta 1.710 TWh a los sectores doméstico-comercial, industrial, transporte y generación eléctrica. Actualmente, existen diferentes proyectos de I+D para el despliegue de infraestructuras de hidrógeno y se espera que, en 2050, sus costes se reduzcan hasta los 52 €/MWh.

Movilidad en el transporte

El gas natural se ha convertido en una de las alternativas más económicas y sostenibles a los combustibles tradicionales para su uso en el transporte. Según los estudios realizados en los últimos años, el gas licuado es la solución más competitiva en el corto plazo. En esta línea, el representante de Enagás mencionó algunos de los proyectos en los que su compañía participa.

En el caso del transporte marítimo, además de impulsar las medidas necesarias para la promoción y desarrollo de las infraestructuras para el uso del GNL como combustible, destaca la participación de Enagás en proyectos como el CORE LNGas Hive -donde actúa como coordinador-, integrado por 42 socios y un presupuesto de 33,3 millones de euros, cuyo objetivo es el desarrollo de una cadena logística integrada, segura y eficiente para el suministro y uso del gas licuado en la Península Ibérica, no solo para el suministro a barcos sino también para el equipamiento industrial en zonas portuarias. Entre las últimas mejoras registradas, destacan la adaptación de las plantas de regasificación para servicios de bunkering de GNL a buques y el estudio de nuevas soluciones logísticas de gas licuado a pequeña escala.

En el caso del transporte por carretera, el ponente destacó Eco-Gate. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos en el mercado vehicular de gas natural convencional y renovable, con despliegue de infraestructura a lo largo del Corredor Atlántico y el Corredor Mediterráneo a través de nuevas tecnologías y soluciones innovadoras, cuyo objetivo es la implantación de 23 gasineras en Alemania, Francia, Portugal y España.

Por lo que se refiere al transporte ferroviario, Enagás ha participado en el proyecto del primer tren de viajeros a gas natural licuado del mundo. La primera prueba piloto de este combustible se realizó en enero de 2018 con un tren de cercanías entre Mieres y Figaredo. Asimismo, la compañía va a desarrollar un segundo proyecto, en colaboración con Renfe, para la conversión a GNL de la tracción ferroviaria de una locomotora diésel de mercancías (proyecto raiLNG) y está participando en el desarrollo del transporte intermodal de isocontenedores de GNL para el transporte combinado por carretera, ferrocarril y mar. En 2019, está encima de la mesa un tercer proyecto para la transformación de una locomotora de mercancías en la línea ferroviaria Huelva-Majarabique (Sevilla).

 
Modificado por última vez enMiércoles, 16 Octubre 2019 10:05
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes