Logotipo Caloryfrio
Menu

COP24 Katowice: la lucha contra el cambio climático sigue

cop24 katowiceEl planeta está viviendo sus horas bajas en cuanto a lo que a lucha contra el calentamiento global se refiere. Tras el importante Acuerdo de París, que tuvo lugar entre el año 2015 y el año 2016, parecía que la gran mayoría de países iban a remar juntos hacia un futuro sostenible.

 

Pero tres años más tarde nos encontramos un paso por detrás. Países como EEUU o Brasil se desmarcan de las políticas medioambientales con sus líderes negacionistas, desoyendo a los especialistas y obviando las evidencias. Al mismo tiempo, las emisiones de CO2 han crecido este 2018 un 2,7% con respecto al 2017, según redactan los informes de la ONU, así como la temperatura global del planeta.

Por ello, la cumbre de Katowice (Polonia), o el COP24 de la ONU, quiere acelerar las medidas y decidir qué acciones se han de llevar a cabo para poder cumplir los objetivos del Acuerdo de París antes de que sea demasiado tarde.

El Acuerdo de París

Para entender el contexto en el que se desarrolla la conferencia de Katowice, es necesario recordar en qué consistió el Acuerdo de París. El objetivo de la cumbre fue que el aumento de la temperatura de la Tierra no superara los 2ºC, e intentar limitarlo a 1,5ºC. Para ello se llegó a un acuerdo en el que participaron 195 países, y en el que se pactó la reducción de emisiones, la transparencia, la recuperación de daños o el apoyo a los países en vías de desarrollo para que pudieran crecer de forma sostenible.

Este acuerdo parecía el paso internacional definitivo para comenzar una transición global hacia la sostenibilidad, pero la salida de países como EEUU tras la era Trump, o los amagos de Bolsonaro de sacar a Brasil, están haciendo que pierda parte de la credibilidad inicial.

Sobre la cumbre

La comunidad internacional se ha reunido en Katowice para sentar las bases de los protocolos de actuación para cumplir los objetivos propuestos en el Acuerdo de París. Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, o Emmanuel Macron, presidente de Francia, han catalogado de exitosa la cumbre. En cambio, desde muchas otras entidades, incluida la Ministra Teresa Ribera del Ministerio de Transición Ecológica, señalan la cumbre como poco ambiciosa.

Urgencia

El IPCC, o Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, había presentado antes de la cumbre diferentes informes que apuntaban a las tendencias sobre el incesante aumento de las temperaturas globales. Este mismo grupo señalaba también la necesidad de adoptar medidas de urgencia para ser capaces de mantener el aumento de temperatura global por debajo de 1,5 ºC. Un contexto que exigía un compromiso y una ambición mayores a los que se estaban presentando.

Decisiones finales

Las negociaciones en Katowice han sido intensas y difíciles. Algunos países como EEUU, Rusia o Arabia Saudí han negado las evidencias mostradas por los expertos. Curiosamente, estos países tienen gran control sobre grandes fuentes de energía no renovable, como pueden ser el petróleo o el gas. Por ello, y como ocurre siempre en estos casos, estos países han seguido sobreponiendo sus intereses económicos al bien común.

Pero a pesar de estas trabas se ha conseguido sacar adelante un “libro de reglas” de 156 páginas que actuará como manual u hoja de ruta. En él se especifican los criterios para que cada país informe de los compromisos de recorte delas emisiones de los gases de efecto invernadero. Y este es, de hecho, el logro más importante de la cumbre. Gracias a este texto se consiguen mayores niveles de transparencia entre los gobiernos, pudiendo ver las medidas que toman y si cumplen o no los objetivos acordados

Según ha señalado la Ministra Ribera, el texto también aclara asuntos relativos a la financiación, las obligaciones de los países en materia de adaptación o cómo reflejar en las contribuciones nacionales los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, la cumbre ha sido positiva porque hay consenso, casi a nivel global, de seguir avanzando hacia un futuro sostenible.

¿Es suficiente?

No. O al menos eso es de lo que se han quejado numerosas personalidades y entidades. A pesar de haber dado un paso más hacia la sostenibilidad global, ese paso se ha quedado algo corto. Los objetivos no han sido tan ambiciosos como la situación lo requería, no habiendo un consenso sobre el avance en los mecanismos de los mercados de carbono, y tampoco sobre la implicación de los países más desarrollados con los países más vulnerables. Finalmente, las organizaciones ecologistas también han lamentado que, una vez más, las conclusiones de la cumbre vuelven a quedar en meras recomendaciones que no aseguran un avance real en un momento tan delicado.

La siguiente cumbre sobre el clima se celebrará en el año 2019, en Chile. Veremos qué ocurre hasta entonces y cómo se empiezan a aplicar las hojas de ruta hacia los objetivos del acuerdo de París.

   

Modificado por última vez enLunes, 25 Febrero 2019 09:37
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes