Grupo Bosch espera una mejora de los resultados para 2013

Bosch sedeEl Grupo Bosch espera una ligera mejoría del crecimiento económico, tal y como comunicó a los medios en conferencia de prensa. En este contexto, se prevé que la empresa de tecnología y servicios logre en el actual ejercicio un incremento de las ventas del dos al cuatro por ciento. Así lo dio a conocer Volkmar Denner, presidente de la Alta Gerencia de Bosch, en la conferencia de prensa sobre el balance del Grupo Bosch. "Hemos adoptado muchas medidas para aumentar las ventas en este ejercicio. Al mismo tiempo, estamos buscando oportunidades de crecimiento, tanto en áreas de trabajo establecidas, como en la creación de nuevos campos de negocio", dijo Denner.

La compañía sigue observando riesgos económicos considerables como consecuencia de los altos niveles de deuda pública en los EE.UU. y en Europa. Respecto a la economía europea, Bosch espera el final de la recesión, pero cree que el estancamiento se mantendrá. En este sentido, el desarrollo de las ventas del Grupo Bosch fue débil en el primer trimestre de 2013.

El enfoque se centra en la mejora de los resultados

En 2013, Bosch continuará con las medidas introducidas el pasado año para mejorar los resultados. Estas incluyen el estricto control de las áreas de crecimiento y la limitación de los costes fijos, inversiones y adquisiciones corporativas. A finales de 2012, se alcanzó un acuerdo con los emplazamientos alemanes para lograr una adaptación más flexible de los gastos de personal a las fluctuaciones económicas. Bosch espera que el crecimiento en las ventas provenga de los productos innovadores y beneficiosos, de los modelos de negocios basados en Internet y de la continua ampliación de su presencia internacional.

Ventas en 2012: aumento del 1,9 por ciento
En el ejercicio 2012, las ventas de Bosch aumentaron en un 1,9 por ciento, logrando un importe de 52 500 millones de euros. Descontadas las fluctuaciones en los tipos de cambio en el mercado de divisas, las ventas bajaron un 0,8 por ciento en comparación con el ejercicio anterior. Con respecto al resultado antes de intereses e impuestos, Bosch obtuvo un beneficio de las ventas del 2,5 por ciento. Los beneficios antes de impuestos alcanzaron 2800 millones de euros (el 5,3 por ciento de las ventas), debido en parte al beneficio contable de 1100 millones de euros logrado por Bosch con la venta de una participación financiera. Los beneficios se vieron afectados negativamente, sobre todo, por las pérdidas sustanciales de la división Solar Energy, inversiones importantes para proyectos futuros, así como por el débil crecimiento y los efectos retardados de las medidas adoptadas para reducir los costes.


El número de empleados a nivel mundial aumenta ligeramente
En 2012, Bosch adaptó la estructura de personal al desarrollo de las ventas. A nivel mundial, la plantilla creció en 3400 empleados, alcanzando un total de      305 900. En las actuales áreas de negocio se contrataron cerca de 1500 empleados adicionales. El resto de nuevas contrataciones, alrededor de 1900 empleados, se produjeron como consecuencia de los efectos de consolidación. El mayor incremento se produjo en la zona Asia – Pacífico, mientras que en Europa el número de empleados disminuyó ligeramente. En Alemania se mantuvo casi sin cambios. Lo mismo pasó en Norteamérica y en Sudamérica. Para 2013, Bosch espera, sobre todo, en la zona de crecimiento Asia - Pacífico unas necesidades más elevadas de personal. El número de nuevos estudiantes de formación profesional se mantendrá en Alemania en unos 1500, igual que en el ejercicio anterior.

En cuanto a los resultados de las diferentes áreas, el responsable de finanzas, Stefan Asenkerschbaumer, dijo "El desarrollo de las ventas y de los beneficios, que en suma no fueron satisfactorios, enmascaran el hecho de que una serie de áreas se desarrollaron de forma positiva." El área empresarial más grande, Tecnología para la Automoción, incrementó en 2012 sus ventas en un 2,1 por ciento, logrando una facturación de 31 100 millones de euros. El EBIT de 1400 millones de euros y los beneficios de ventas del 4,5 por ciento se situaron ambos por debajo del ejercicio anterior. Los principales factores fueron las elevadas inversiones de futuro en el campo de la movilidad eléctrica, el aumento de los precios de las materias primas y la separación del negocio de los frenos de ruedas (foundation brakes).

Conducción automatizada y eficiente a través de la interconexión

"Los principales objetivos de desarrollo continúan siendo el conseguir que los automóviles sean más seguros y respetuosos con el medio ambiente," dijo Bernd Bohr, presidente de la división Tecnología para la Automoción. Bosch contempla grandes posibilidades de crecimiento a través de los sistemas de seguridad y de asistencia al conductor, en cuyo desarrollo trabajan más de 5000 ingenieros. Actualmente, la empresa ingresa con estos sistemas unos 5000 millones de euros. En los próximos años se espera que las ventas en este área crezcan a un ritmo del diez por ciento anual. Este crecimiento vendrá de la mano de un nuevo sistema de evaluación de la seguridad del vehículo. A partir de 2014, los nuevos modelos obtendrán la puntuación más alta solo si equipan, al menos, un sensor de ayuda al conductor. Desde el año 2000, Bosch ha producido ya un millón de sensores de rádar. Para el 2016 serán diez millones. Bosch prevé un gran potencial de crecimiento en la integración segura de las nuevas funciones de asistencia mediante sensores, unidades de control y actuadores, considerando el automóvil como un sistema global.

Un requisito previo importante para las funciones altamente automatizadas, como el asistente en cruces, es el  intercambio de datos entre los vehículos. "La conducción automática será una conducción interconectada", continuó Bohr. Con la interconexión de los sistemas, Bosch quiere incrementar, además, los potenciales de eficiencia y de la protección del medio ambiente. El sistema Start/Stop, que ha supuesto un éxito mundial, aumentará sus funciones gracias al desarrollo de la navegación inteligente, convirtiéndolo en un “asistente de conducción a vela”. A través de la interacción entre la tecnología en red y el modo de conducir se puede lograr un ahorro del consumo de hasta un 15 por ciento.

En el área de los sistemas de propulsión, Bosch trabaja también en la reducción del consumo y de las emisiones de CO2. Con el desarrollo y la mejora de los sistemas de inyección directa de gasolina y Diesel, el consumo se podrá reducir hasta en un 20 por ciento. En 2012, Bosch vendió más de cinco millones de sistemas de inyección directa de gasolina, lo que supone un incremento de un 50 por ciento. 

Bosch se encuentra bien preparada para hacer frente a una creciente demanda de propulsores de gas natural, especialmente en EE.UU. La empresa ofrece el inyector de gas más pequeño del mundo. Además, Bosch fabrica módulos de control flexibles que sirven tanto para la inyección de gasolina como de gas. La implicación de Bosch en el desarrollo de la movilidad eléctrica se mantiene. Unos 1000 ingenieros trabajan en la electrificación de la propulsión. Hasta finales de 2014, la empresa trabaja en unos 30 proyectos para su fabricación en serie. Bosch estima que será a partir de 2020 cuando se genere un mercado importante para los accionamientos eléctricos. 


Estancamiento en Técnica Industrial – Éxito con maquinaria de embalaje  
Las ventas del área empresarial Técnica Industrial se estancaron en 2012 con unos 8000 millones de euros de facturación. La división Drive and Control Technology fue la principal afectada por el enfriamiento de la coyuntura económica. El gran aumento en Norteamérica no pudo compensar la caída en China y el estancamiento en Europa. La división Packaging Technology tuvo un comportamiento positivo. En las industrias alimentaria y farmacéutica, que no tienen tantas fluctuaciones coyunturales, los productos y servicios de esta división tuvieron una gran demanda. 

El desarrollo negativo del mercado y la fuerte caída de los precios en un 40 por ciento, así como las amortizaciones especiales, produjeron en la división Solar Energy unas pérdidas de 1000 millones de euros. Bosch ha anunciado a finales de marzo que va a cesar sus actividades en la fotovoltaica cristalina por las perspectivas de riesgo que atraviesa el sector. Debido a estas pérdidas, esta área empresarial finalizó con un EBIT negativo de 713 millones de euros. Las cifras positivas de las divisiones Drive and Control Technology y Packaging Technology no pudieron compensar las pérdidas del área Solar Energy.

Herramientas Eléctricas y Termotecnia tuvieron éxito en Europa del Este

El área empresarial Bienes de Consumo, Seguridad y Comunicación logró en 2012 un aumento de las ventas del 2,5 por ciento; es decir, un importe de 13 400 millones de euros. Debido a las fuertes caídas en algunos mercados europeos importantes, el EBIT descendió hasta los 620 millones de euros, tras haber logrado el ejercicio anterior 730 millones. La división Herramientas Eléctricas atrajo a los clientes de Europa del Este, Asia y Norteamérica con sus innovadoras herramientas eléctricas. La división Termotecnia tuvo un desarrollo muy positivo en Rusia. Sin embargo, los importantes mercados del Sur de Europa se quedaron por debajo de las expectativas. De ello se vio afectada también la división Security Systems, si bien logró un crecimiento considerable en Asia, Sudamérica, Turquía y Rusia.  

La internacionalización se mantiene – diferencias entre las regiones en el desarrollo de las ventas
Bosch ha vuelto a ampliar su presencia internacional en el pasado ejercicio. En Bangladesh, Kampuchea, Laos y Myanmar se han creado nuevas organizaciones locales durante este pasado ejercicio. Hasta 2014, se crearán nuevas organizaciones locales en Oriente Medio y en África. En estas dos regiones la empresa logró en 2012 unas ventas cercanas a los 600 millones de euros. Para el año 2015 se espera una facturación de 1000 millones de euros. 

Las ventas de Bosch en Europa sufrieron en 2012 un ligero retroceso. Se redujeron un 1,9 por ciento con un importe de 29 800 millones de euros. Las causas principales fueron la falta de crecimiento económico y la recesión en algunos países del Sur. Incluso en Alemania, el crecimiento de las ventas fue mínimo, con tan solo el 0,9 por ciento. Bosch invirtió en 2012, en Europa, unos 2000 millones de euros, de los cuales 1100 millones de euros corresponden a inversiones en Alemania. Bosch quiere aprovechar aún más las oportunidades de crecimiento en Rusia. Por ese motivo, la empresa ampliará sus capacidades de fabricación en ese país hasta 2015. En el emplazamiento existente de Engels, la división Termotecnia está construyendo una nueva planta para la fabricación de calderas industriales y calefacciones murales a gas. En Amara se está construyendo actualmente un segundo emplazamiento para el área Tecnología para la Automoción. En Alemania, Bosch construirá, hasta 2015, su nuevo centro de investigación y desarrollo en Renningen, Baden-Wurttemberg, donde la empresa tiene previstas inversiones por más de 300 millones de euros.   

El desarrollo de las ventas en 2012 en América fue muy desigual. Debido al fuerte incremento de la fabricación de automóviles, el crecimiento de las ventas en Norteamérica fue especialmente elevado. Bosch aumentó aquí sus ventas en un 17 por ciento, con un importe total de 8200 millones de euros. Sin embargo, en los mercados sudamericanos las ventas retrocedieron un 15 por ciento, con un importe total de 1900 millones de euros. Para los próximos años, la empresa espera buenas posibilidades de crecimiento tanto en Norteamérica como en Sudamérica. Por eso, Bosch ha invertido en 2012 en este continente unos 380 millones de euros, lo que supone un incremento de un 9 por ciento. Por ejemplo, la división Drive and Control Technology ampliará considerablemente su emplazamiento Fountain Inn, en Carolina del Sur, para fabricar allí componentes hidráulicos móviles para el mercado americano. Otras inversiones importantes se realizaron en la ampliación de la producción de tecnologías de inyección para vehículos industriales y sistemas de inyección directa de gasolina para turismos.

En la zona Asia – Pacífico, Bosch logró un aumento de las ventas del 5,6 por ciento, consiguiendo un total de 12 600 millones de euros. En China y la India la economía no se desarrolló en 2012 de forma tan dinámica como en los años anteriores, lo que se reflejó en las ventas. Sin embargo, la empresa logró en el Sureste de Asia unos porcentajes de crecimiento de dos dígitos. Para lograr a largo plazo en un porcentaje de ventas del 30 por ciento en esta zona, la empresa invirtió el año pasado unos 780 millones de euros, manteniendo así el elevado nivel de inversiones del ejercicio anterior. En China se están construyendo actualmente dos emplazamientos de fabricación para el área Tecnología para la Automoción, uno de ellos en Chengdu, en el oeste de China. La división Chassis Systems Control fabricará aquí, a partir del verano, sistemas de regulación de frenos. La división Drive and Control Technology está construyendo, en el emplazamiento de fabricación de Wujin, inaugurado en 2012, un nuevo centro de investigación y desarrollo.

8000 millones de euros de ventas en Tecnología para la Energía y la Edificación para el año 2020

Desde el 1 de enero de 2013, el Grupo Bosch se divide en cuatro áreas empresariales. Las divisiones Security Systems, Termotecnia y, actualmente todavía, Solar Energy, así como la filial Bosch Energy and Building Solutions GmbH forman el área empresarial Tecnología para la Energía y la Edificación. Bosch prevé en la modernización energética de edificios unos grandes potenciales de eficiencia energética y oportunidades de ventas. Aproximadamente, el 40 por ciento del consumo energético mundial recae sobre los edificios. “Por ejemplo, en los edificios comerciales se podría ahorrar hasta un 20 por ciento de los costes energéticos mediante la interconexión inteligente y el control de la corriente eléctrica y el calor”, dijo Stefan Hartung, presidente de la nueva área empresarial de Bosch.

Bosch no solo ofrece a los propietarios de edificios residenciales y de negocios  distintas tecnologías como calderas de condensación con regulación lambda  o instalaciones modernas de cogeneración, sino también servicios. Entre éstos se encuentran, por ejemplo, el asesoramiento energético y el control de las instalaciones de calefacción y de seguridad y servicios para la gestión energética. “Las redes energéticas descentralizadas son el paso previo para el éxito de un cambio energético”, dijo Hartung. Después de lograr en el ejercicio 2012 unas ventas de 5000 millones de euros, Bosch espera alcanzar en esta nueva área un crecimiento anual del 8 por ciento y unas ventas de 8000 millones de euros para el año 2020.

Grandes inversiones en el futuro de la empresa
En 2012, Bosch invirtió unos 4800 millones de euros en I+D. El 45 por ciento de estas inversiones se realizaron en productos ecológicos y, aproximadamente, un 20 por ciento, en productos para la seguridad y la protección de la salud. El número de empleados en el área de I+D aumentó en todo el mundo alcanzando un total de 42 800 empleados. Solo en la zona Asia – Pacífico trabajan unos 13 800 colaboradores de Bosch en I+D. A partir de mediados de 2013, la plataforma intraempresarial  de redes sociales “Bosch Connect” interconectará a todos los empleados de Bosch a nivel internacional. “Esta nueva forma de colaboración nos ayudará a reducir el tiempo de los procesos, a generar ideas de forma más ágil y a implementar las innovaciones de forma más eficiente”, dijo Denner.     

Bosch invirtió en 2012 unos 3200 millones de euros en activos materiales. En total, el Grupo Bosch invirtió casi 8000 millones de euros en su futuro. En adquisiciones y ampliaciones de participaciones, Bosch dedicó alrededor de                   1500 millones de euros, 1100 millones más que el ejercicio anterior. Las actividades de adquisición se centraron en las áreas de Automotive Aftermarket y Packaging Technology.

Amplia orientación como base para nuevos modelos de negocio

Bosch seguirá persiguiendo de forma rigurosa sus principales líneas estratégicas con sistemas para la protección del medio ambiente, la eficiencia energética y la seguridad. La empresa quiere reforzar sus actividades en los campos de negocios del llamado Internet de las cosas y de los servicios. Denner dijo que Bosch estaba predestinada para ello, debido a su know how técnico en el hardware y el software, así como por los sistemas de sensores y su diversidad. De la interconexión entre estas competencias deberían de generarse nuevas soluciones que mejoren la calidad de vida. “La amplia huella de Bosch nunca había sido tan valiosa como en la era de la vida interconectada”, dijo Denner.

Observación acerca de la eliminación de la consolidación de cuotas

A causa del cambio en la normativa contable, Bosch renunciará a partir de ahora a la consolidación de empresas conjuntas con una participación del 50 por ciento. En las cifras de los resultados del Grupo Bosch se incluirán ahora los resultados porcentuales después de impuestos de las empresas conjuntas. La eliminación de la consolidación de cuotas tendrá efectos sobre las cifras de balance y de los empleados. Si aplicásemos este nuevo método en el balance 2012, la cifra de ventas hubiera sido de 45 600 millones de euros.
Modificado por última vez enLunes, 22 Abril 2013 13:27
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes