Obama afirma que, “Somos la primera generación que siente el impacto del cambio climático y la última generación que puede hacer algo al respecto."

Obama en la conferencia de prensa

El pasado lunes, 3 de agosto, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama convocó a los medios a una rueda de prensa con la finalidad de anunciar su plan para luchar contra las consecuencias del cambio climático calificando este fenómeno como “la mayor amenaza para nuestro futuro”.
 
En su presentación, el presidente norteamericano estuvo acompañado de la directora de la Agencia de Protección del Medioambiente (EPA), Gina McCarthy, a quien agradeció al comienzo de su discurso la labor realizada en su ámbito de actuación “asegurándose de que tenemos aire limpio, agua limpia y un futuro para nuestros hijos.” 
 
“Somos la primera generación que siente las consecuencias del cambio climático y la última que tiene la oportunidad de hacer algo para detenerlo” declaró Obama en su intervención, añadiendo que “Por el bien de nuestros hijos y la salud y seguridad de todos los estadounidenses, eso tiene que cambiar. Por el bien del planeta, eso tiene que cambiar.”
 
Así, el plan de Obama contra el cambio climático, definido por el propio mandatario como “el paso más importante que Estados Unidos haya dado en su lucha contra el cambio climático”, supone el compromiso de recorte en un 32% -dos puntos más de lo previsto-  de las emisiones de sus plantas energéticas con respecto a los niveles de 2005, y aumentará hasta un 28% la dependencia de las energías renovables.
 
La iniciativa, conocida como ‘Plan de la Energía Limpia’ establecerá los niveles de emisiones que deben cumplir los Estados y les permitirá participar en un mercado en el que intercambien recortes a cambio de beneficios fiscales o adquieran licencias para contaminar por encima de los límites impuestos. 
El Plan también prevé premiar a través de créditos a aquellos estados que eleven los porcentajes de generación de energía renovable, entre 2020 y 2012, antes de que venza la fecha límite.
 
Además de combatir el cambio climático, la administración de Obama argumenta que su nueva norma para reducir la dependencia del carbón repercutirá en facturas eléctricas más bajas para los consumidores en 2030 (un ahorro calculado en unos 85$ por familia) y en mejoras en la salud pública, afirmando incluso que se reducirán las muertes prematuras por las emisiones de plantas de energía en casi un 90 por ciento - y gracias a este plan, habrá 90.000 menos ataques de asma entre nuestros niños cada año.
 
Obama aludió a las críticas recibidas por parte de la oposición republicana y sus argumentos de advertencia acerca de la cantidad de puestos de trabajo que serán destruidos y de los millones de dólares que costará este plan, afirmando que cada vez que Estados Unidos quiere progresar se escuchan “los mismos argumentos rancios” y la historia del país norteamericano ha demostrado en diversas ocasiones que, decisiones y planes puestos en marcha en el pasado por alguno de sus antecesores, las previsiones catastrofistas nunca se cumplieron y el  país fue evolucionando, desmintiendo así, viejas formas de pensar.
 
A lo largo de todo su discurso, el presidente Obama se mostró firme en relación al hecho de que “hacer frente al cambio climático va a ser difícil”. Ninguna acción única, ningún país va a cambiar el calentamiento del planeta por su cuenta. Pero hoy en día, con los Estados Unidos a la cabeza, países que representan el 70 por ciento de la contaminación de carbono del sector de la energía del mundo han anunciado planes para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.
 
En la próxima Cumbre de París, prevista para el próximo mes de diciembre, con Estados Unidos a la cabeza, se tendrá la oportunidad de poner en marcha uno de los acuerdos internacionales sobre el clima, más ambiciosos de la historia humana. 
 
Para Obama “Solo tenemos un planeta y no hay plan ‘B’. No quiero que mis nietos no sean capaces de nadar en Hawai, o no ser capaz de escalar una montaña y ver un glaciar porque no hacemos algo al respecto.” 
 
Fuente: Gabinete Prensa Casa Blanca
 
Modificado por última vez enMiércoles, 05 Agosto 2015 12:14
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes