CALORYFRIO os desea Feliz Navidad 2018

La pobreza energética, un problema de 50 millones de europeos

Semana Europea Pobreza Energética 2018Entre los días 17 al 22 de febrero se celebra la Semana Europea de la Pobreza Energética. Con este motivo, desde Caloryfrio.com queremos sumarnos a esta iniciativa cuyo principal objetivo es el de realizar un llamamiento social ante una problemática que afecta a la población europea más vulnerable y con la que se pretende fomentar la colaboración entre países, instituciones y organizaciones europeas así como también, fomentar el debate entre todos los agentes implicados y la propia ciudadanía.

Los datos así lo reflejan, puesto que, según el Banco Mundial, 1.200 millones de personas en el mundo no tienen acceso a la electricidad, mientras que 2.700 ni siquiera cuentan con condiciones adecuadas de cocina. En Europa, ya son 50 millones los hogares que tienen problemas para calentar, refrigerar o iluminar su vivienda, respetando los objetivos medioambientales comunitarios. Esto es lo que se conoce como pobreza energética, y en España, el informe Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética, de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), declara que son 5,1 millones de personas las que pasan frío en invierno.

¿Cuándo arranca todo? Este concepto empieza a sonar con fuerza en Europa a finales de los 2000, cuando la UE se encontraba sumergida en una gran crisis. Y surge por una mezcla de elementos estructurales como son los diversos modelos energéticos de los países, el precio de la energía y la eficiencia energética de los edificios. Está claro que la crisis y la reducción de la renta en las personas contribuyó, en buena medida, a incrementar la situación.

Si bien ya hay una definición de ello en 1990, de la mano de la investigadora británica Brenda Boardman que lo declaró como “la incapacidad para un hogar de obtener una cantidad adecuada de servicios de la energía por el 10% de la renta disponible”. En el Reino Unido esta definición se ha relacionado con la temperatura de la vivienda apropiada establecida en 21ºC en la sala de estar principal y en 18 ºC en el resto de habitaciones de la vivienda.

Observatorio de Pobreza Energética de la UE, ¿Un paso más?

Precisamente, para ofrecer más soluciones a esta problemática, y casi coincidiendo con el Día Internacional contra la Pobreza Energética, la Comisión Europea ha puesto en marcha, a finales del mes pasado, el Observatorio de Pobreza Energética en la Unión Europea (UE) que aspira, entre otras medidas, a impulsar decisiones a nivel local, regional y nacional para frenar la situación.

Esta herramienta política también pretende mejorar la transparencia y armonizar las fuentes de datos relativos a la pobreza energética, mientras que facilita que los Estados miembros de la UE compartan información para generar una visión panaeuropea del problema y poder aportar ayuda técnica a las administraciones.

El Observatorio es fruto de un trabajo de colaboración entre entidades de diferentes países europeos, tal como responde a Caloryfrio.com la Agencia Andaluza de la Energía, “para construir una red especializada que trabaje con el fin de a conocer la magnitud de esta problemática en Europa e impulse políticas y prácticas innovadoras para combatirla”. La Agencia ha colaborado directamente con los promotores y coordinadores de esta iniciativa antes de su lanzamiento en el marco del proyecto europeo BUILD2LC sobre rehabilitación energética (programa Interreg Europe 2014-2020), que coordina y lidera.

La Asociación de Ciencias Ambientales, ACA, también forma parte, y cree que “esta institución será clave para incentivar la difusión de comunicación académica entre los estados miembros y avanzar hacia un esfuerzo coordinado de las entidades que lo conforman y que comparten el objetivo de poner fin a esta problemática”. Ante una falta de cohesión previa entre los países, la Asociación piensa que, con el Observatorio, podrá observarse la incidencia de la pobreza energética con procedimientos homogéneos a nivel europeo, además de propiciar el intercambio de experiencias y casos de éxito entre entidades.

Educar a ciudadanos y administraciones en medidas de eficiencia energética es esencial, y el Observatorio también nace para extender información sobre buenas prácticas entre grupos de interés, públicos y privados.

Otras medidas y normas europeas

A pesar de que cada país tiene sus normas y en estos años ha sido algo complicado crear leyes globales que den una respuesta unitaria al problema, la UE ha ido aprobando medidas comunitarias, centradas, especialmente, en fomentar el aumento de la eficiencia energética.

El Comité Económico y Social Europeo presentó en 2014 el documento "Pobreza energética. Por una acción europea coordinada", en el que se recogieron propuestas para abordar la problemática de forma conjunta. El documento, además de definir la creación de un Observatorio Europeo de la Pobreza, recomendó que antes de la adopción de medidas de política energética de la UE y de los Estados miembros, éstas fueran sometidas a un análisis sobre la distribución de su impacto económico entre las distintas categorías de consumidores, sobre todo entre los más vulnerables.

Podemos citar también las Directivas Comunitarias para regular las normas comunes del mercado energético del sector de la electricidad: Directiva 2009/72/CE y del gas natural: Directiva 2009/73/CE. Ambas incluyen artículos dirigidos a la pobreza energética, donde se establece la obligación de los Estados miembros a adoptar las medidas necesarias para proteger a los consumidores vulnerables.

En 2012, se aprobó una nueva directiva en materia de eficiencia energética 2012/27/UE, que se apoyó en algunas medidas como la inversión para evitar la pobreza energética, la prioridad de medidas de eficiencia energética en hogares afectados por pobreza energética y programas de información y habilitación de los consumidores.

Paralelamente, la UE ha lanzado programas de financiación de proyectos, como el Intelligent Energy Europe, centrado en diversas actuaciones para impulsar la aplicación de las directivas vistas.

Mientras que otra directiva comunitaria, la 2010/31/UE, se basó en los requisitos mínimos de eficiencia energética de los nuevos edificios y las reformas de los edificios existentes.

Tras la aprobación de estas directivas, la UE da un paso adelante y se centra en dar respuesta a las personas más vulnerables económicamente. Entonces surge el proyecto European fuel poverty and energy efficiency, EPEE, que en 2011, abarcó normativas nacionales de diferentes países miembros.

¿Cuáles son las iniciativas de los países miembros?

En España, además de adoptar leyes europeas, se han tomado algunas medidas, como la creación del bono social y el desarrollo de leyes afines, que veremos a fondo en otro artículo. Si bien cada comunidad autónoma tiene sus propias iniciativas sociales para paliar el tema.

Otros países, como Reino Unido, pionero en la lucha contra la pobreza energética, aprobó en 2000 una iniciativa centrada en ofrecer ayudas económicas para determinados colectivos en periodos invernales y programas de descuento sobre las facturas. Y desde 2011 cuenta con ayudas en el pago de las facturas a familias en situación de vulnerabilidad.

En Francia, ya hace tiempo que destinan presupuestos para el pago de facturas en caso de que las familias no puedan hacerse cargo. Bélgica ha aprobado un plan estatal donde se fija una tarifa reducida para las familias en situación de vulnerabilidad. En los Países Bajos, hace unos seis años que se prohíbe el corte de suministro energético de octubre a abril. Portugal, Grecia e Italia también cuentan con iniciativas parecidas al bono social de España.

 

 
Modificado por última vez enMartes, 20 Febrero 2018 10:37
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes