El reto de la COP21 (Parte I): Establecer un marco global de lucha contra el cambio climático de todos los países

COP21-conferencia-cambio-climatico

La semana pasada se celebró en Madrid un encuentro con los responsables de la  Secretaría de Estado de Medio Ambiente, y más concretamente, con la nueva directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, y con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, con el fin de informar sobre las actividades y agenda de la delegación española de cara a la Cumbre del Cambio Climático COP21.
La vigésimo primera sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) así como la undécima sesión de la Conferencia de las Partes en calidad de Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (COP-MOP11) comienzan hoy en  París (Francia)  y se desarrollarán hasta el próximo 11 de diciembre de 2015.
 
De forma paralela, tendrá lugar la cuadragésimo tercera reunión de los órganos subsidiarios, tanto del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA, por sus siglas en inglés) y del Órgano Subsidiario de Implementación (SBI, por sus siglas en inglés). Asimismo, se celebrará la duodécima parte de la segunda sesión del Grupo de la Plataforma de Durban (ADP).
 
A través de este reportaje, ofrecido en dos partes, queremos facilitar a todos nuestros lectores, el estado de la negociación de todos estos procesos, como  parte de una problemática global que espera una respuesta común de todos los países.
 

Situación de la negociación internacional de cambio climático de cara a la Cumbre de Paris

La negociación internacional sobre cambio climático en el ámbito de Naciones Unidas se enfrenta al reto de acordar este año, en París, un nuevo tratado internacional jurídicamente vinculante que establezca el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020 en el que participen todos los países, en función de sus capacidades y circunstancias nacionales. Este marco deberá sentar las bases de una acción global ambiciosa de lucha contra el cambio climático, que permita que el incremento de la temperatura media global no supere los 2ºC respecto a los niveles preindustriales.
 
Tras cuatro años de negociación, que comenzaron en 2011 con la creación del Grupo ad Hoc de la Plataforma de Durban (ADP, por sus siglas en inglés) donde se están llevando a cabo estas negociaciones, los países de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) deberán trabajar para encontrar áreas de consenso que permitan alcanzar un acuerdo. En este contexto, la próxima Cumbre del Clima de París es una cita internacional clave para movilizar los esfuerzos globales de lucha contra el cambio climático y sentar las bases de una respuesta internacional ambiciosa capaz de hacer frente a este reto. Durante dos semanas, la comunidad internacional se reunirá en una sesión que será crítica para diseñar el contenido y la forma del acuerdo climático de París.
 
Este año además, está prevista una importante agenda paralela para la movilización de agentes además de los gobiernos nacionales a través de la Agenda de Acción Lima París. Esta Agenda busca reunir a actores estatales y no estatales para promover acciones cooperativas de lucha contra el cambio climático y apoyar así las decisiones que se tomen en el contexto del Acuerdo de París.
 
El trabajo, a lo largo de este año, ha estado muy marcado por los resultados de la Cumbre de Lima celebrada en diciembre de 2014, que supuso importantes avances en el proceso de la negociación del Acuerdo y reconocimiento del trabajo llevado a cabo hasta la fecha en distintos ámbitos de la lucha contra el cambio climático como la movilización de financiación. Desde entonces, han tenido lugar cuatro sesiones de negociación, tres centradas en avanzar en el trabajo del Grupo de la Plataforma de Durban en febrero, agosto/septiembre y octubre, y la tradicional sesión del mes de junio en la que se han reunido en paralelo tanto el Grupo de la Plataforma de Durban como los Órganos Subsidiarios, el de Implementación, y el de Asesoramiento Científico y Tecnológico. 
 

Expectativas de cara a Paris

En la Cumbre de París, se espera la adopción de:
  • Un instrumento legal, jurídicamente vinculante en el contexto de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Acuerdo de París) en forma de un protocolo. Este acuerdo debe reflejar los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de todos los países, en especial de las grandes economías.
  • Un conjunto de decisiones que hagan posible la implementación del Acuerdo de París y lancen una serie de programas de trabajo necesarios para desarrollar los detalles para la aplicación del Acuerdo antes de su entrada en vigor.
  • Una decisión sobre el proceso para aumentar la ambición en materia de mitigación pre-2020.
En paralelo a todo lo anterior, es necesario conseguir progresos en la agenda de implementación técnica con la que continuar desarrollando la arquitectura de lucha contra el cambio climático, en áreas fundamentales como son el sistema de información y transparencia, cuestiones metodológicas, o aspectos relativos a la adaptación a los impactos del cambio climático, entre otras cuestiones.
 
La Unión Europea adoptó su posición de negociación para París en las conclusiones del Consejo de Medio Ambiente del 18 de septiembre de este año.
 

Cuestiones más relevantes del grupo Ad Hoc de la Plataforma de Durban

El Grupo de la Plataforma de Durban (ADP) culmina este año su mandato iniciado en 2011, en la COP 17 de Durban.
 
Desde su creación, el ADP ha trabajado en sus dos ejes de trabajo; uno centrado en la negociación del nuevo acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático, y, el segundo, centrado en la identificación de opciones para incrementar el nivel de ambición en materia de reducción de emisiones de aquí a 2020, con el fin de cerrar la brecha existente y mantener el objetivo ambiental de los 2ºC.
 
Además, durante 2015, en respuesta al Llamamiento de Lima para la Acción Climática adoptado en la COP20 se ha producido una movilización sin precedentes de un gran número de países que han presentado sus contribuciones al Acuerdo de París. Hasta la fecha, más de 170 países miembros de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, de todas las regiones del mundo, han presentado sus planes de acción climática a partir de 2020. Estas contribuciones cubren alrededor del 90% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, e incluyen objetivos de reducción de emisiones de todas las economías del G20. La Unión Europea fue la primera gran economía en presentar su contribución al Acuerdo de París, en virtud de la cual se compromete a reducir en 2030 sus emisiones domésticas en, al menos, un 40% respecto a los niveles de 1990.
 
Tras la Cumbre del Clima de Lima en 2014, el trabajo se ha centrado en la preparación de los textos de negociación, tanto del Acuerdo de París y de las decisiones que lo deberán acompañar, como de la decisión sobre el eje de trabajo en el que se están analizando opciones con elevado potencial de mitigación de aquí a 2020.
 
Continuará...
 
Modificado por última vez enMartes, 05 Enero 2016 11:16
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes