Caldera con acumulador

La caldera con acumulador es una caldera con una capacidad de almacenamiento de agua caliente sanitaria.

El acumulador de ACS se integra en la estructura de la caldera, se sitúa el acumulador en posición baja o lateral. Una caldera con acumulador da una comodidad de agua caliente sanitaria superior a una caldera con intercambiador ACS instantáneo.

El agua caliente sanitaria es el segundo consumidor de energía de nuestros hogares. Hay varios sistemas para reducir la demanda de energía para producir agua caliente. Estos sistemas varían según la zona climática solar donde se encuentra el edificio, los habitantes de la casa y los hábitos de uso respecto al agua.

Los sistemas más comunes son de agua caliente instantánea o por acumulación.  Aunque se necesite mucha potencia para generar agua caliente instantáneamente, hay que tener en cuenta que el consumo de combustible puede ser mayor con un sistema de acumulación, ya que debe mantener el agua a cierta temperatura dentro de los depósitos. Dicho acumulador está aislado pero puede presentar pérdidas. Estas pérdidas de calor aumentan los gastos energéticos. Sin embargo, gracias a la capacidad de suministrar mayores cantidades de agua caliente, los sistemas con acumulación proporcionan un mayor confort al usuario.

Los sistemas de acumulación se pueden dividir en dos: los que se componen por un equipo que calienta el agua más un termo-acumulador, y los termoacumuladores de resistencia eléctrica. Las primeras son las más comunes. Una vez calentada el agua se almacena en un depósito para su posterior uso. 

Gracias a éste sistema se evitan los continuos encendidos y apagados de la caldera, y aparte de eso se permite el uso del agua caliente en dos puntos distintos a la vez. Se pueden combinar fácilmente con los sistemas de captación solar de ACS, y que reduce la tarifa de los combustibles. Los expertos recomiendan este sistema cuando se sabe que el consumo de agua caliente es continuo.

Los termoacumuladores no son muy recomendables por asuntos energéticos y de costes. Cuando el agua baja de una determinada temperatura se activa una resistencia auxiliar. De ahí la importancia de un buen aislamiento y programar la caldera para que funcione solo cuando es necesario.

Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes, elegir entre una u otra dependerá del uso y de las costumbres de cada usuario.

 

Located in: Glosario Técnico

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes