Logotipo Caloryfrio
Menu
Soluciones de eficiencia energética de Orkli

Soluciones de eficiencia energética de Orkli

Si preguntáramos a un ni&ntild...

Nueva tarifa de Mitsubishi Heavy Industries 2020

Nueva tarifa de Mitsubishi Heavy Industries 2020

Mitsubishi Heavy Industries, marca ja...

Paneles para aislamiento térmico y acústico de cubiertas ventiladas ISOVENT® de Isosystem

Paneles para aislamiento térmico y acústico de cubiertas ven…

Isosystem, líder italiano en aislamiento...

Prev Next

Calidad del aire interior en oficinas: ¿por qué es fundamental para la salud laboral? - Infografía

Infagrafía calidad del aire interior en oficinas Las personas pasan generalmente más del 80% de su tiempo en espacios interiores y de ese tiempo, gran parte de la población activa desarrolla su jornada laboral de 8 horas diarias en una oficina. La salud de las personas depende en gran medida del ambiente interior donde trabajamos, habitamos o realizamos cualquier tipo de actividad durante un tiempo prolongado. Y así lo constata la OMS (Organización Mundial de la Salud) cuando hace referencia al Síndrome del Edificio Enfermo (SEE).

Asegurar una buena calidad del aire en el interior de una oficina es esencial para garantizar la salud de los trabajadores, lo que se convierte además en un mejor rendimiento laboral. En este artículo con infografía repasaremos cuáles son los principales focos de contaminación que causan una mala calidad el aire interior en las oficinas, qué consecuencias tienen para el trabajador y qué podemos hacer para mejorarlo.

 

Infagrafía calidad del aire interior en oficinas

Los causantes de la mala calidad del aire en las oficinas

Sobre la calidad del aire interior pueden influir varios factores, principalmente de origen químico (como compuestos orgánicos e inorgánicos presentes en el aire como el polvo en suspensión) o biológicos (mohos, esporas, bacterias o ácaros).

El factor físico del ambiente térmico (temperatura, humedad, velocidad del aire) también influye en la calidad del aire (por ejemplo, un aumento de la temperatura puede favorecer la volatilidad de ciertos compuestos químicos o la proliferación de determinados mohos y bacterias). La gran complejidad para valorar los problemas derivados de una mala calidad del aire surge de la dificultad de identificar las fuentes del problema, la inespecificidad de los síntomas y la frecuente multicausalidad.

Los compuestos químicos presentes en el aire interior se clasifican en:

  • MUY VOLÁTILES (COMV): como el formaldehído, el ozono, el cloro, el monóxido de carbono (CO), el dióxido de nitrógeno (NO2) y otros gases de combustión
  • VOLÁTILES – compuestos orgánicos volátiles (COVs): disolventes como aldehídos, alifatos, alcoholes, compuestos aromáticos, glicoles, cetonas, terpenos, etc, partículas en suspensión y fibras
  • SEMI VOLÁTILES (COSV): compuestos orgánicos poco volátiles y persistentes como biocidas, fungicidas, pesticidas o retardantes de la llama, así como metales pesados. Estos componentes pueden ser detectados suspendidos en el aire, pero mayoritariamente en el polvo, tanto en suspensión como sobre superficies de los espacios interiores.

Principales contaminantes del aire interior en oficinas

Alérgenos como el polen: pueden agravar problemas respiratorios y provocar tos

Monóxido de carbono CO y dióxido de nitrógeno NO2

Humedad: ciertas bacterias y hongos pueden crecer en espacios sin suficiente ventilación. Pueden provocar problemas respiratorios

Sustancias químicas: productos de limpieza, pinturas... pueden provocar dolores de cabeza incluso náuseas.

Radon: la inhalación de este gas radiactivo es muy perjudicial para los pulmones

¿Cuáles son las condiciones ambientales interiores óptimas?

El Real Decreto 486/1997 sobre Lugares de Trabajo establece en su Anexo III una serie de criterios para los parámetros Temperatura, Humedad Relativa y Velocidad del aire (ver tabla 1). Los valores proporcionados por el Real Decreto se acotan más en el desarrollo de la Guía Técnica del INSHT de Lugares de Trabajo.

Este real decreto establece también en su Anexo III unos valores de renovación mínima del aire de los locales de trabajo.

¿Qué consecuencias tiene para el trabajador una mala calidad del aire?

Cuando la CAI de un local de trabajo presenta deficiencias, esto repercute de manera notable en el confort de los trabajadores, dando lugar a molestias, sensaciones de malestar e incomodidad (deslumbramientos, falta de concentración, mareos, tos, etc.).

Las alteraciones de salud más importantes debidas a una mala calidad del ambiente interior se engloban dentro del nombre genérico de Enfermedades Relacionadas con el 17 Calidad del Ambiente Interior Edificio (ERE), en las cuales el origen de la enfermedad es perfectamente conocido. Por otro lado, la aparición de determinados síntomas sin conocimiento de causa, que desaparecen una vez los trabajadores abandonan el edificio, ha dado lugar a la denominación de un síndrome, el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE).

Cómo garantizar una buena calidad del aire interior en las oficinas

Para garantizar una buena calidad del aire interior en el entorno laboral, es fundamental garantizar una buena ventilación, ya sea natural o mecánica.

La ventilación natural es la que tiene lugar a través de las ventanas, puertas e incluso las rendijas y grietas del edificio, y ocurre gracias a las diferencias de presión o de temperatura entre el interior y el exterior de los edificios.

La ventilación mecánica o forzada requiere un sistema de conductos que transporte el aire de ventilación hasta los recintos a ventilar y ventiladores que lo impulsen a través de los mismos.

Tanto la ventilación natural como la mecánica, además de proporcionar oxígeno y diluir los contaminantes, pueden ayudar a regular las condiciones de temperatura y humedad un local.

En el caso de la ventilación mecánica, para suministrar aire tratado, limpio y con una temperatura y humedad determinadas, normalmente se utiliza el sistema de ventilación-climatización. Otras veces el sistema de climatización o de aire acondicionado es independiente del de ventilación.

En el caso de disponer de un sistema de climatización independiente, es fundamental instalar filtros al aire acondicionado adecuados. La selección de los filtros de aire depende del entorno de aplicación y debe ser evaluada cuidadosamente. Si bien los filtros de aire retienen partículas y aerosoles transportados por el aire.

Se recomienda también elegir materiales saludables de acabado como pinturas, barnicaes, maderas, cerámica, textiles, mobiliario u otros elementos de decoración, con un bajo o nulo contenido de sustancias nocivas.

Fuente: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo

Office Vectors by Vecteezy
 
Modificado por última vez enJueves, 04 Junio 2020 08:44
volver arriba

Ventilación forzada de doble flujo EVO de Siber

La ventilación forzada para combatir la polución en las ciudades

Rehabilitación energética: conceptos clave - Entrevista a Oscar Del Rio (Knauf Insulation)

Consejos para aislamiento de fachada ventilada, SATE o morteros - Tabiraterm

Jaga Climate Designers: filosofía sostenible, climatización renovable y ventilación eficiente

Morteros autonivelantes de anhidrita para suelo radiante ANHIVEL

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes