Logotipo Caloryfrio
Menu

El Reglamento F-Gas y la transición energética a refrigerantes alternativos, a debate en la IV edición de Tecnofrío’19

Sesión plenaria en el Congreso Tecnofrío 2019El Salón de Actos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid, ha acogido los días 16 y 17 de octubre la IV edición del Congreso sobre Tecnologías de Refrigeración –Tecnofrío 2019-, organizado conjuntamente por Fenercom, Atecyr y la Comunidad de Madrid, al que se han inscrito más de 450 personas y cuenta con el patrocinio de 14 empresas. Tras el acto inaugural, tuvo lugar la primera Sesión Plenaria en la que Ernesto Revello, Sales & Business Development Manager Iberia en Chemours Spain, hizo una brillante exposición sobre el Reglamento F-Gas en otros Estados miembros.

El ponente señaló que la demanda de refrigeración “se prevé en constante aumento” y aunque las emisiones relativas a los refrigerantes contribuyen en una parte mucho menor sobre el total de emisiones, “deberían ser abordadas para reducir las emisiones globales”. Revello apuntó que el 76% de las emisiones de gases de efecto invernadero “es la suma de CO2 proveniente de combustibles fósiles y procesos industriales” y se refirió a la eficiencia energética “como el factor más crítico para reducir el impacto ambiental”. En este sentido, enumeró como principales medidas para reducir dicho impacto, considerando los refrigerantes: “no utilizar refrigerantes con alto PCA; acelerar la transición a refrigerantes con bajo PCA; reducir las cargas de refrigerantes y diseñar sistemas para limitar las fugas; reducir las fugas de los sistemas actuales; recuperar, reciclar y regenerar; y preparar al mercado para la llegada de los gases inflamables”.

Medidas para reducir el impacto ambiental considerando los refrigerantes

El representante de Chemours Spain afirmó que la función fundamental de los Gobiernos en todo este marco es ofrecer “seguridad regulatoria” especialmente enfocada en siete pilares: datos fiables, prevención, flexibilidad, imparcialidad tecnológica, comunicación, cooperación y ejecución. En esta línea, Revello recordó que, desde mediados de los años 70, “se han ido sucediendo una serie de cambios regulatorios para proteger el medio ambiente”, entre los que se encuentran el Protocolo de Montreal en 1987, el Protocolo de Kioto en 1997, la primera Directiva europea para introducir controles sobre las emisiones de los gases HFCs en 2006 y la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal en 2016 que introduce un phase-down (reducción gradual) de los HFCs en todo el mundo, “que empezó en enero de 2019 para llegar en 2040 a tener una reducción de entre un 15%-20% de las emisiones de estos gases”. 

"El objetivo europeo en 2030 es alcanzar hasta un 79% de reducción en toneladas equivalentes de CO2"

Según dicha enmienda, añadió Ernesto Revello, la fase de phase-down con reducción de PCA de los HFCs “viene controlada por cada país, es decir, cada uno tiene la potestad de crear su propia estructura regulatoria, pudiendo decidir las cuotas y prohibiciones”. Entrando más en detalle en la reglamentación F-Gas europea, Revello señaló que con la introducción del sistema de cuotas para reducir las importaciones y producción de los HFCs, el objetivo europeo en 2030 es alcanzar hasta un 79% de reducción en toneladas equivalentes de CO2, es decir, “se prevé una reducción estimada de 71 millones de toneladas de CO2”. El dato de 2018 es de 115 millones de toneladas. El ponente quiso dejar claro que el phase-down “no es específico para un solo sector”; de hecho, explicó, “no prohíbe refrigerantes específicos pero impacta especialmente sobre los que tienen un alto PCA”.

Respecto al progreso de la normativa F-Gas, Revello recordó que en 2014 hubo un aprovisionamiento masivo de HFCs, “lo que ha llevado a una falsa sensación de seguridad para los años 2015 y 2016”. A partir de entonces, dijo, “se han respetado las cuotas pero aún falta por conocer el dato de 2018”. En el caso de los precios y su evolución considerando algunos refrigerantes HFCs, el ponente comentó que a partir del primer trimestre de 2017 hubo una subida repentina de los precios debido, principalmente, “al aprovisionamiento masivo de 2014, a una falta de comprensión de cómo funciona la fase de phase-down, a una falta de previsión y a las reacciones de pánico por parte del mercado”.

En 2018, la evolución de los precios se puede dividir en dos partes: por un lado una fuerte subida a principios de año y una fuerte bajada en el último semestre. Entre los factores de este vaivén en los precios, Revello apuntó “al comercio ilegal de los HFCs, las cantidades residuales en el último trimestre del año, el aprovisionamiento masivo de años anteriores, una mayor precaución en la manipulación de refrigerantes y la transición a refrigerantes alternativos con PCA más bajo”.

Tendencias europeas y perspectivas de futuro

Respecto a las tendencias europeas de los nuevos sistemas, el representante de Chemours Spain señaló que en los sistemas de aire acondicionado con splits pequeños de menos de 3 kg y en los sistemas medianos de entre 3 y 12 kg “utilizan mayoritariamente el R-32”, mientras que para los chillers empleados por agua “hay muchas soluciones disponibles para HFO”. 

En el caso de sistemas nuevos en supermercados, Revello apuntó que la mayoría de los sistemas grandes se están moviendo a CO2, los sistemas pequeños plug-in lo están haciendo hacia los hidrocarburos, mientras que los de dimensión media se están moviendo a CO2, hidrocarburos y refrigerantes A2L ligeramente inflamables. 

"Las grandes compañías de supermercados se están convirtiendo en casi autosuficientes a través de la recuperación y recarga con el R404A"

Para los sistemas que ya están en uso en supermercados, apuntó, la mayoría han invertido en la reducción de fugas y muchos han empezado programas de retrofit con refrigerantes con bajo PCA. Las grandes compañías, además, se están convirtiendo en casi autosuficientes a través de la recuperación y recarga con el R404A. 

Respecto a las medidas de recuperación, reciclado y regeneración, dijo que se está produciendo una rápida expansión de las infraestructuras dedicadas a este tipo de actividades y aclaró que el alto precio del refrigerante R404A ha impulsado este tipo de medidas.

Respecto al perfil de emisiones de HFC en Europa (UE28), el ponente hizo referencia a un estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente que señala que los países que más emiten siguen siendo Francia, Alemania, Italia y Reino Unido. Por otro lado, señaló que en España existe una tasa para los HFCs y se está intentando adaptar el marco legislativo para la introducción de los refrigerantes inflamables y ligeramente inflamables. En Grecia la F-Gas no ha sido transpuesta a nivel nacional, todo lo contrario que en Dinamarca, donde incluso tienen algunas reglamentaciones más restrictivas que la propia F-Gas. En el caso de Polonia, este país ya cuenta con medidas para intentar reducir el comercio ilegal de refrigerantes con la puesta en marcha de sesiones de formación para los agentes de aduanas y seminarios para las autoridades. 

Ernesto Revello también centró su intervención en explicar la evolución de los gases fluorados en Europa. En este sentido señaló que en 2015 -que es cuando comienza la reglamentación F-Gas-, “las grandes cantidades se repartían entre el R410, R404 y el R134 con un PCA medio establecido en alrededor de 2.000”. En 2018, para el mismo PCA, “la situación empieza a cambiar porque los HCOs, los gases recuperados y los otros gases industriales empiezan a tener más volumen dentro del mercado”. Para 2030, “se prevé un PCA medio de 400 (reducción del 80%) con un peso relevante de los HCOs, los gases recuperados y los otros gases industriales”.

Revello quiso dejar claro que el planteamiento de la UE “es una de las numerosas vías para alcanzar los pasos de reducción de consumo de los HFC, ya que no existe una solución universal y, por tanto, las reglas deben ser adaptadas a las particularidades de cada país y mercado”. Hay que tener en cuenta, indicó, que los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo “tienen diferentes características y necesitan acciones a medida teniendo en cuenta factores como la dimensión del mercado, la base productiva o la dependencia de las importaciones”.

Para 2030, “se prevé un PCA medio de 400 (reducción del 80%) con un peso relevante de los HCOs, los gases recuperados y los otros gases industriales”

El final de la ponencia se centró en explicar todo lo que el sector ha aprendido hasta el día de hoy con la reglamentación F-Gas. A este respecto mencionó, en primer lugar, que la contención y la competencia deben ser la base de todas las medidas que se adopten para reducir las emisiones de gases fluorados. En segundo lugar que el principio de phase-down funciona pero requiere una gestión excelente. También comentó que los códigos y las normas de construcción de cada país deben estar preparados para la legislación nacional y ser coherentes con ella. Afirmó que la recuperación, reciclado, regeneración y reutilización de los gases son clave para conseguir la reducción del consumo y emisiones de los HFC y que las normas relativas a los gases fluorados no deben repercutir negativamente en la eficiencia energética, la cual debe ser abordada por una legislación específica.

Respecto a las perspectivas de futuro, Ernesto Revello comentó que los refrigerantes A2L tienen un perfil de seguridad y medioambiental muy favorable y son fundamentales para cumplir con los futuros límites de reducción de cuota de gases fluorados. Indicó que hay muchos estándares pero que el más importante a nivel europeo es el EN 378, que incluye la clase de seguridad A2L para fluidos ligeramente inflamables. Los proyectos con refrigerantes A2L están de camino –afirmó- y que las aprobaciones de los fabricantes OEM de compresores están casi terminadas, a la vez que señaló que el principal obstáculo ante el éxito de la introducción del A2L es la disponibilidad de componentes aprobados.

Mesa redonda: ¿cómo atajar el mercado negro?

Tras la intervención de Ernesto Revello tuvo lugar una mesa redonda moderada por Fernando del Valle, Jefe del Área de Hidrocarburos e Instalaciones Térmicas de la Comunidad de Madrid, en la que los invitados contestaron diversas preguntas por parte del moderador y del público asistente. 

José Pedro García Espinosa, Director Comercial para Europa, Oriente Medio, Asia y África de Frost-Trol, hizo hincapié en el papel tan importante que juega el instalador en el control de fugas y en mantener la seguridad en las instalaciones y, por tanto, “tiene que reciclarse y adaptarse a las nuevas tecnologías para trabajar con ellas”. 

Guillermo Martínez López, Consejero Técnico de la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio de Transición Ecológica y Medio Ambiente, señaló que la transición hacia refrigerantes de bajo potencial “tiene que ir acompañada de una mejora de la eficiencia de los sistemas de aire acondicionado y refrigeración según vaya bajando el potencial de estos gases”. A nivel nacional, el Consejero recordó que el futuro Plan Nacional Integral de Energía y Clima (PNIEC) recoge medidas para dar continuidad a las ya existentes de reducción de fugas y fomento de gases de bajo potencial y otras medidas de eficiencia en el sector de la refrigeración. 

Ramón Cabello López, Catedrático de la Universidad Jaume I de Castellón, explicó que el grupo de investigación de la universidad “está trabajando en encontrar nuevas mezclas, en evaluar el comportamiento en las instalaciones de compresión de vapor de nuevos refrigerantes que salen al mercado y en mejorar el rendimiento de las instalaciones” y señaló la importancia de eventos como Tecnofrío para dar una “mayor visibilidad a un sector, el de la refrigeración, que hasta la fecha ha pasado muy desapercibido”.

"Todos estos esfuerzos de las empresas por adaptarse a la F-Gas están llegando solo para el 60% del mercado debido al mercado negro”

Uno de los temas que más preguntas generó fue cómo atajar el comercio ilegal de refrigerantes. Lluís Giralt López, Gerente de Gas Servei, comentó que en los 5 años que llevamos de F-Gas, “la mayoría de las empresas han adaptado sus recursos y productos invirtiendo mucho dinero para adaptarse a este reglamento”. A pesar de ello, indicó, “todos estos esfuerzos están llegando solo para el 60% del mercado debido al mercado negro”, al que definió como “un cáncer que se está extendiendo y que nos afecta a todos”. “Nosotros no podemos hacer más”, dijo. “Necesitamos el respaldo de las administraciones, de los gobiernos, de aduanas para encontrar soluciones y una coordinación a nivel europeo para frenar esto”, afirmó. A este respecto señaló que el mercado negro afecta a los precios y por eso han bajado “no porque se estén utilizando soluciones de menor PCA sino porque no se está comercializando todo el producto que se debería de forma legal”, a la vez que añadió que también se debería hacer “un control a los clientes finales para saber dónde están comprando los refrigerantes”.

Las importaciones ilegales son una amenaza para los F-Gas

A este respecto, el representante de la Oficina Española de Cambio Climático señaló que la Comisión Europea “está evaluando este problema y sacará un estudio con las principales conclusiones a finales de este año o principios del que viene” y dio a conocer la creación de un grupo de trabajo de buenas prácticas para asesorar a las aduanas sobre cómo tienen que actuar. Señaló que este tipo de práctica se está produciendo sobre todo en los países fronterizos con la antigua Unión Soviética y anunció la intención de introducir una ventanilla única europea, consistente en un sistema automático para que salten las alarmas en las aduanas. A nivel nacional, remató, se está trabajando con la Agencia tributaria para enseñarles buenas prácticas a la hora de evitar este tipo de importaciones y con el Seprona para incautar el tráfico ilegal de HFCs.
 

Modificado por última vez enMartes, 05 Noviembre 2019 11:05
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes