Reforma del sistema eléctrico: Objetivos y posibles consecuencias

reforma del sistema eléctricoEl pasado viernes 12 de julio, el Consejo de Ministros dió luz verde a la Reforma del Sistema Eléctrico, una serie de medidas que tras haber sufrido múltiples retrasos tienen como objetivo reducir las grandes pérdidas anuales que sufre el sistema eléctrico español. El día anterior a la aprobación de estas medidas, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, convocó a los responsables de las principales compañías eléctricas para darles a conocer las diversas medidas en las que, a día de hoy, consiste la Reforma Eléctrica.

 

El principal objetivo de la reforma es la reducción del déficit de unos 4.000 millones de euros anuales que genera este séctor y que ya acumula  26.000 millones de euros, lo que podría provocar que el sector de desborde en unos años. Para intentar poner fin al gran problema que supon el  déficit de tarifa, el desfase que se produce porque los ingresos (recaudados vía tarifa) no son suficientes para cubrir todos los costes del sistema, el Ejecutivo ha desarrollado una batería de medidas que incluyen un Real Decreto Ley de estabilidad financiera, un anteproyecto de Ley del sector eléctrico y varios reales decretos.

Partes implicadas

Las medidas implican ajustes por un valor de uno 4500 millones de euros lo que pretende cubrir la diferencia entre costes del sistema e ingresos. Los principales afectados por la reforma son las compañías eléctricas tradicionales, los grupos de energías renovables y los consumidores finales.

La medida que afectará a estos últimos y de caracter más inmediato, es una subida en la factura de la luz de un 3,2% con lo que los consumidores aportarán 900 millones de euros para la reducción del citado déficit.  

Las compañias eléctricas tradicionales verán reducida la cantidad de dinero que reciben debido a su labor de distribución de la electricidad, lo que les supondrá unos 1.350 millones. Por su parte, los grupos de energías renovables verán eliminado su sistema de subvenciones, medida que supone un recorte de otros 1.350 millones. El Gobierno a través de los Presupuestos Generales del Estado asume 900 millones de euros. 

Posibles consecuencias

La Reforma, al margen de su objetivo de reducción del déficit, tendrá consecuencias a varios niveles. Recortar la parte que cobran las compañias eléctricas por la distribución de la electricidad puede que desemboque en una bajada considerable de las inversiones en este séctor y como consecuencia un deterioro del servicio que estas compañias ofrecen, lo que puede incluir fallos en el suministro o importantes reducciones de empleo en las empresas. 


Presentación de la Reforma del Sistema Eléctrico (pdf)


 
Modificado por última vez enViernes, 13 Noviembre 2015 11:25
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes