Tribuna de opinión: Enrique del Castillo, Dtor. Técnico Honeywell: “La instalación de repartidores de costes supone la evolución lógica del sector hacia la eficiencia energética”

Enrique del Castillo HoneywellEn España existe la idea generalizada de que la calefacción central proporciona más calor que la individual y a un menor coste. Pero aquellos que realmente son usuarios de este tipo de sistemas no tienen esa imagen tan positiva, ya que la asocian con un consumo excesivo de energía, falta de confort en las viviendas, poca eficiencia, horarios de funcionamiento escasos, etc. Sin embargo, debemos destacar que a pesar de estos factores, la calefacción centralizada es una de las instalaciones con mayor potencial de mejora y ahorro.

Uno de los grandes inconvenientes a la hora de aumentar la eficiencia de las instalaciones centrales ha sido que ninguna comunidad de vecinos estaba interesada en cambiar el sistema de pago por coeficiente, ya que la percepción era que se “beneficiaba el vecino”. No obstante, aunque todavía está pendiente de aprobarse en España la directiva europea 2012/27/EU sobre la obligatoriedad de la instalación de repartidores de costes, el ejemplo de su implantación en otros países europeos y las múltiples comunidades que ya han dado el paso en España ha demostrado que es una solución más que óptima para lograr el objetivo de obtener el mayor ahorro y eficiencia energética en los hogares. El hecho de que cada uno pague por lo que consume permitirá cambiar la mentalidad con respecto a las inversiones y mejoras en la instalación de calefacción central y los usuarios se verán beneficiados de las ventajas derivadas de combinar ambos sistemas de calefacción (individual y central).

Pero, ¿qué beneficios directos conllevaría la instalación de repartidores de costes en la calefacción central a los usuarios españoles? Por un lado, ahorro económico y eficiencia energética, ya que los sistemas de regulación son mucho más eficientes y pueden medir el consumo diario y el gasto energético real, lo que evitará pagar más de lo que se consume así como derroches innecesarios. De hecho, los resultados obtenidos por AERCCA confirman un ahorro medio del 25%, un ahorro más que notable si tenemos en cuenta que el gasto de calefacción supone el 47% de la factura mensual de energía en el hogar. Por otra parte, se contribuiría a la sostenibilidad medioambiental al reducirse la emisión de CO2 generada en los hogares.

Ahora bien, el hecho de que la directiva europea 2012/27/EU aún no haya entrado en vigor y sigamos sin tener una fecha concreta de cuando se implantará en España, está provocando que se limiten las posibilidades de poder cumplir con su verdadero objetivo, que no es otro que alcanzar un ahorro del 20% en el consumo de energía primaria marcado por la Unión Europea para el 2020.

Desde luego el tiempo no juega a nuestro favor y no va a ser fácil adaptar todas las instalaciones a este tipo de sistemas cuando llevamos más de medio año de retraso. Así mismo, esto está generando que los mismos usuarios estén posponiendo la decisión de instalar repartidores de costes hasta el último momento. Aunque hemos tomado medidas preventivas, en cuanto la directiva se apruebe, va a resultar complicado que los fabricantes podamos producir y poner en el mercado español un volumen tan alto de equipos de medición y regulación, pero aquellos que hayan apostado previamente por el desarrollo de repartidores de costes saldrán claramente beneficiados, ya que ofrecerán productos con las suficientes garantías de calidad y fiabilidad.

Por otro lado, no podemos olvidar que el objetivo de la directiva es el ahorro de energía, por lo que cuanto más se tarde en instalar estos equipos de medida y regulación, más se va a tardar en empezar a ahorrar y a amortizar dichos sistemas. Por tanto, se está perdiendo una buena oportunidad de ser más eficientes y ahorrar en nuestra factura energética.

El instalador juega un papel clave en el proceso de adaptación

Un papel fundamental en este cambio normativo lo va a tener el instalador profesional, la persona encargada de asesorar e instalar los equipos. Sin duda, va a ser una excelente oportunidad para dinamizar un sector que, con la crisis, se ha visto muy afectado al estar centrado en el ámbito de la construcción.

Los principales fabricantes llevamos tiempo resaltando la importancia de que los instaladores estén bien formados en todos los aspectos que afectan a la contabilización de consumos energéticos. No solo en lo que se refiere al uso e instalación de los equipos de medición y regulación, sino en lo que es casi más importante, y para muchos también una nueva área de negocio: la recogida de datos de consumo, elaboración de las liquidaciones para los consumidores y la toma de decisiones para mejorar la eficiencia de las instalaciones. Por este motivo, en Honeywell llevamos años formando una red de Expertos de Ahorro Energético a nivel nacional para poder dar respuesta a todas estas nuevas necesidades del mercado con la total garantía de satisfacción para el usuario final.

Otro aspecto a tener en cuenta es el uso de equipos de medición y control con los correspondientes certificados que permitan al instalador y al usuario tener la tranquilidad de que se le instala un producto con garantía. Contadores con certificado MID, repartidores con certificado UNE EN 834:2014, válvulas con cabezal termostático con certificados UNE EN 215 y TELL A y cabezales electrónicos con certificación de eficiencia eu.bac suponen la garantía de que podemos ofrecer al cliente un producto que cumple con las normas más estrictas de calidad que hay en el mercado europeo.

El cumplimiento y desarrollo de estos factores son esenciales para el próspero crecimiento de esta área de negocio en los próximos años, ya que así se evitará que la aparición de productos y servicios sin la calidad y cualificaciones adecuados generen en el usuario descontento y desconfianza, como ya ha ocurrido en algún otro país europeo.

Honeywell aporta a sus clientes una gama completa de soluciones, con la última tecnología para dar soluciones desde la vivienda a la sala de calderas. Contadores, repartidores, válvulas con cabezal termostático, válvulas electrónicas o sistemas inteligentes por zonas como Evohome permiten a cada usuario elegir la solución más conveniente para su vivienda. Más de 100 años de historia avalan nuestra propuesta. Además nuestra red de Expertos de Ahorro Energético (http://www.expertosahorroenergetico.es/) asesorará y ayudará a gestionar cada edificio de la manera más inteligente.
 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes